Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 JUEVES 25 5 2006 ABC Sociedad La Junta de Andalucía ordena retirar los crucifijos y demás imágenes cristianas de un colegio de Jaén El Obispado denuncia que la medida incumple los Acuerdos Iglesia- Estado b Los símbolos religiosos sólo podrán mostrarse durante las clases de Religión y mientras ésta todavía exista según reza la circular emitida por el centro ANTONIO AGUDO JESÚS BASTANTE JAÉN MADRID. Estupor. Sorpresa. Es lo que mejor resume la decisión de la Junta de Andalucía que ordenaba retirar los crucifijos de las paredes del colegio de Infantil y Primaria San Juan de la Cruz de Baeza. Una orden que daba la delegación provincial de la Consejería de Educación a raíz de las quejas recibidas desde la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, quien se hacía eco de la denuncia de un padre del centro escolar que se negaba a que sus hijos asistieran a unas aulas en las que se exhiben símbolos cristianos. Así que los crucifijos fueron retirados el pasado martes y sólo podrán salir a la luz durante la clase de Religión mientras ésta todavía exista como reza la circular emitida por el centro; y en el aula específica en la que los alumnos acudan a recibir la enseñanza religiosa. Un aula del colegio San Juan de la Cruz, de Baeza, en una imagen de archivo Humanidad por su enorme riqueza monumental y de la que forman parte en su mayoría edificios religiosos como la Catedral, el convento de La Encarnación, la fuente de Santa María o la iglesia de San Andrés. Piden que se retiren las cruces de la escuela y no exigen que se le cambie el nombre al colegio apuntaban ayer desde el Obispado de Jaén. No en vano el centro escolar lleva el nombre del gran poeta místico. Todo resulta cuando menos paradójico en una ciudad que posee una de las mejores Semanas Santas de Andalucía, un Miserere compuesto ex profeso para Baeza por Hilarión Eslava y que la retirada de los símbolos católicos se base en un informe realizado por Chamizo, que es sacerdote en la diócesis de Cádiz y compañero de estudios en Roma del delegado episcopal de enseñanza. En el seno del colegio, tanto padres como profesores son bastante reacios a dar más repercusión a la retirada de los crucifijos de las aulas y señalan que a unos les ha sentado mal y a otros todo lo contrario La cautela también ha sido adoptada por la autoridad educativa, que se ha limitado a señalar que ha actuado ante la petición formal de la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz y ordenar la retirada de esos símbolos. ABC trató de hablar ayer, en vano, con Chamizo. DIARIODE JAÉN Ni Belén por Navidad En la citada circular, además, se advierte a los maestros que, en caso de incumplimiento de la normativa, se incoará el correspondiente expediente disciplinario. No sólo eso: además de la retirada de los crucifijos y demás símbolos religiosos, la Junta de Andalucía ha prohibido la celebración de cualquier tipo de actividad extraescolar relacionada con la Religión. Lo que en la práctica, como explica el delegado episcopal de enseñanza de Jaén, Antonio Aranda, impedirá que se den charlas sobre universidades católicas o, poniéndonos en lo peor, que se monte un Belén por Navidad Ha llamado mucho la atención este asunto en Baeza, ciudad declarada Patrimonio de la Sofocar la vivencia religiosa Sin embargo desde el Obispado de Jaén, Antonio Aranda manifestaba su contrariedad por este asunto y también su extrañeza por que la decisión de las autoridades educativas se base en una legislación que no existe, dicen que se han basado en unas recomendaciones del Defensor del Pueblo, pero nadie las encuentra y que la circular se base en una ley inexistente me parece un fraude Aranda confirmó que un grupo de padres del colegio baezano ya han ex- presado su indignación ante la sede del Obispado y que la citada orden incumple los Acuerdos Iglesia- Estado La retirada de los crucifijos coincide con las críticas del Episcopado andaluz al proyecto de Estatuto para esta comunidad autónoma. En un comunicado hecho público el martes, los obispos del sur alertaban de algunos aspectos de dicho texto, especialmente en lo referente a la educación, materia en la que apuntaban que el protagonismo que el Estatuto concede a la Administración, y a la escuela de titularidad estatal, puede resultar excluyente de cualquier otra iniciativa En este sentido, advertían que la educación escolar podría convertirse en un instrumento contra la libertad de pensamiento y de expresión, y en definitiva contra la libertad religiosa, al sofocar la vivencia y la expresión religiosa de los escolares El caso de Baeza bien podría suponer un ejemplo de este temor.