Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 JUEVES 25 5 2006 ABC Madrid La región sufre 8.000 robos en viviendas al año por bandas cada vez más violentas Proliferan los grupos especializados de ex militares, gran parte procedentes de países del Este que los asaltantes de chalés castigan más a las zonas rurales de la Comunidad, a donde ha comenzado un éxodo desde las grandes ciudades CARLOS HIDALGO MADRID. Uno de los principales elementos que crea la inseguridad ciudadana en la sociedad es el miedo a que alguien se meta en casa a robar. Y, peor aún, si lo hace con alguien dentro. En la Comunidad de Madrid se registraron, durante el año pasado, unos 8.000 robos en el interior de viviendas, lo que supone una media de 21 al día en una región de unos seis millones de habitantes. Los 15 mayores municipios, incluidos la capital- -que comprenden, aproximadamente, un 80 de la población total- sufrieron un total de 6.882 delitos de este tipo durante el año pasado, lo que supuso una subida del 9,12 con respecto al año 2004, cuando se produjeron, dentro del mismo ámbito geográfico, 6.307. En las zonas rurales, controladas por la Guardia Civil- -que aglutina el 20 de la población, aunque la extensión geográfica y las distancias son mayores- las estadísticas del último ciclo total cerrado, el del año pasado, dan un incremento del 15,49 lo que viene a arrojar una cifra absoluta de, aproximadamente, un millar de robos en viviendas. Eso sí, el cómputo porcentual de la Benemérita es diferente al de la Policía Nacional, e incluye también los robos con fuerza en el interior de locales comerciales, que son los más numerosos. En cuanto a los datos parciales correspondientes al primer trimestre de este año, la tendencia tiende a un relativo optimismo. Mientras que en ese periodo, en la demarcación del Cuerpo Nacional de Policía, se han producido 1.753 robos de esta modalidad- -frente a los 1.872 del mismo periodo en 2005, lo que supone una bajada del 6,36 en territorio de Guardia Civil se ha producido un incremento del 5,49 con locales comerciales incluidos, indicaron las fuentes consultadas por este periódico. b La tendencia indica Principales nacionalidades Intimidación y golpes físicos a los integrantes de la vivienda Albano- kosovares Ucranianos Rumanos Colombianos Marroquíes Pasamontañas El comando Un grupo de tres a cinco personas Entre sus miembros hay: Ex- policías Ex- militares Las herramientas Ropa oscura Bridas plásticas para sujetar manos y pies Amenazas de mutilación si no revelan dónde está el dinero (Corte de un dedo) Palanquetas Cizallas y tenazas de corte Minimoladoras Coacción con armas de fuego Guantes Radial con distintos discos de corte Armas blancas Armas cortas Cinta Americana para sujetar a sus víctimas Operaciones Disco y Gato A finales de año, la Guardia Civil acometió dos operaciones, llamadas Disco y Gato que supusieron la resolución de 700 robos con fuerza en el interior de domicilios, a manos de dos grupos organizados, que tampoco dudaban en utilizar la violencia y la intimidación. Este tipo delictivo suele ser objeto de bandas organizadas, procedentes de países del Este de Europa. También las hay colombianas o marroquíes, pero son minoría con respecto a albanokosovares y rumanas. Muchos de sus integrantes han pertenecido a los ejércitos de sus países o a sus Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Son personas con alta cualificación técnica o, al menos, con gran experiencia en el uso de tecnologías desarrolladas para este tipo de delitos. Pero también los hay españoles. Y bastante más curiosos que los antes comentados. Es el caso de un hombre, que responde a las iniciales J. M. M. de 40 años, que llegó a entrar en 15 chalés de zonas residenciales de El Escorial, Villalba y Galapagar. Sin embargo, cuando estaba en su interior, además de llevarse objetos de los domici- Calzado con suela de goma Tasa de criminalidad Para homogeneizar los datos entre Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía, podemos decir que, durante 2005, la tasa de criminalidad por cada mil habitantes- -ése es el método de contabilización- -en la demarcación de la Benemérita se situó en 23,18; es decir, 43,72 ilícitos menos en relación con la media de toda la región (66,9) lios, acabar con la comida que había en los frigoríficos e, incluso, pasar tranquilamente la noche en esas casas, se dedicaba a otras lides: utilizaba los teléfonos de las viviendas para realizar llamadas eróticas. Su pasional vicio pudo salirle a los dueños de las viviendas por un total de 13.000 euros; algunas facturas alcanzaron la cifra de 4.000 euros. Menos simpáticas fueron las acciones de otra banda, conformada por tres sujetos, que realizó 14 asaltos en chalés de Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Villalba, Villamantilla, Pedrezuela y Madrid capital. Solían entrar de madrugada, aprovechando la ausencia de sus moradores. Forzaban alguno de los accesos para sustraer FERNANDO RUBIO El año pasado, la problemática de los asaltos en viviendas alcanzó su principal repunte durante el mes de septiembre. cuanto les interesara y sin dudar en agredir a quienes pudieran sorprenderles allí. Este tipo de delitos es una de las razones que ha provocado el incremento de licencia y autorizaciones de armas en nuestra región. Incluso, según algunas fuentes consultadas, hay personas que están adquiriendo sus propias armas de fuego procedentes del mercado negro del extranjero. En total, el número de licencias creció en más de 23.000 en sólo un año. En la región madrileña hay más de 237.000 personas con licencia o autorización, excluyendo a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, aunque están incluidos los agentes municipales, según los datos oficiales de la Unidad de Intervención de Armas, perteneciente a la Guardia Civil. Precisamente en su demarcación, la Policía Judicial del Instituto Armado, durante el año pasado, desarticuló 23 grupos delictivos organizados. Homicidios Otro capítulo de capital importancia dentro de la seguridad ciudadana son los asesinatos. En lo que va de año ya se han cometido en nuestra región un total de 30, seis más que el año pasado por estas fechas. De ellos, cinco se han debido a la lacra de la violencia doméstica, que se está cobrando este 2006 una víctima mortal cada mes.