Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 25 5 2006 ABC Powell asegura que la CIA contó con el apoyo de otros países en los vuelos secretos El ex secretario de Estado mantuvo una reunión con columnistas de ABC de la Administración Bush reconoció que le gustaría que se cerrara lo antes posible el centro de detención de la base de Guantánamo ABC MADRID. El ex secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, mantuvo ayer una reunión con varios de los columnistas de ABC a los que explicó que después de la política todavía hay vida y cómo sus esfuerzos se centran ahora en respaldar los esfuerzos de los jóvenes empresarios. El ex miembro b El ex miembro de la Administración Bush viajó a Madrid para asistir a Expomanagement 2006 considerado el mayor congreso de ejecutivos del mundo. Además de exponer sus ideas sobre liderazgo y formas de alcanzar el éxito en el mundo económico, Powell también realizó declaraciones en las que se refirió a la política exterior de su país. El que fuera jefe de la diplomacia estadounidense consideró que Estados Unidos no trabajó aisladamente en sus operaciones de detención y traslado de presuntos terroristas y que contó para ello con la colaboración de otros países por lo que calificó de un poco exagerada la condena pú- blica a Washington por los llamados llamados vuelos de la CIA Las cosas que hemos tenido que hacer para protegernos a nosotros mismos y a nuestros socios europeos requieren niveles de Inteligencia entre países que normalmente permanecen ocultos, pero de repente se convierten en algo público y la gente se sorprende precisó Powell en declaraciones a Antena 3. Respecto al centro de detención de la base estadounidense de Guantánamo, en Cuba, Powell reconoció que le gustaría que se cerrara lo antes posible El presidente (George W. Bush ha dicho que está esperando una decisión del Tribunal Supremo y que también le gustaría que se cerrara lo antes posible aseguró. Me temo que ahora mismo Guantánamo es un gran problema para la percepción que existe en todo el mundo acerca de Estados Unidos añadió. Habría que encontrar la forma de devolver a estas personas a sus lugares de origen, si es que no hay ningún peligro, y si hay algún peligro, si siguen siendo peligrosos, encontraremos la forma de tratarlo, pero no necesitamos Guantánamo, realmente precisó. Respecto a la situación de Irak, Colin Powell subrayó que el error de Estados Unidos fue no enviar más soldados a Irak justo después de la caída de Bagdad Podíamos haber sido más firmes a la hora de impedir la aparición de la insurgencia, los actos de vandalismo También en tono autocrítico, el ex secretario de Estado consideró que la política antiterrorista desplegada por Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 ha contribuido a aislar a su país del resto del mundo. Colin Powell, flanqueado (a su izquierda) por Rafael Bardají, Valentí Puig, Alfonso Rojo y (a su derecha) por Ramón Pérez- Maura, Alberto Sotillo y Miguel Salvatierra CHEMA BARROSO WASHINGTON. El doctor Mark Osterloh lo ha visto claro. Este oftalmólogo, y activista político en sus horas libres, cree haber encontrado el tratamiento perfecto para estimular la participación en la democracia americana, empezando por Arizona. Su propuesta consiste en sortear un millón de dólares entre los votantes que pasen por las urnas, dinero que para no suponer una carga a nadie debería salir de los premios no reclamados de la lotería. Para hacer realidad su muy, muy, muy peculiar proyecto de regeneración democrática, el doctor Osterloh ha logrado reunir 185.903 firmas. Cifra que supera con creces las 122.612 rúbricas exigidos en Arizona para que una iniciativa de este tipo sea sometida a la voluntad popular aprovechando los comicios legislativos previstos para noviembre próximo en Estados Unidos. Para maximizar las probabilidades de premio, la propuesta del doctor otorgaría a cada votante cumplidor el equi- Arizona, para fomentar la participación electoral, se plantea un sorteo entre los votantes, el afortunado ganará un millón con cargo a los premios no reclamados de la lotería Un millón de dólares por tu voto PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL valente, por así decirlo, a dos décimos: uno por participar en las elecciones primarias y otro por las generales. Con un sorteo aleatorio al final de cada ciclo electoral de dos años. Según el argumento de Osterloh: Queremos asegurarnos de que todo el mundo vota para que realmente obtengamos gobiernos representativos La retadora cuestión ha pillado fue- ra de juego tanto al Partido Republicano como al Demócrata, cuyos portavoces en Arizona han optado de momento por no manifestarse sobre la receta del doctor Osterloh. Mientras que la máxima autoridad estatal en materia de comicios, el secretario de Estado Jan Brewer, ha declinado también pronunciarse por el conflicto de intereses que supone la responsabilidad de dicta- minar la validez de las firmas reunidas para el proyecto del millón de dólares (unos 783.000 euros) Desde un punto de vista de probabilidad estadística, este incentivo electoral con carácter retroactivo a la campaña en curso no tendría mucho que envidiar a las tradicionales loterías y apuestas mutuas. En estos momentos, Arizona cuenta 2,6 millones de residentes registrados para votar, con un 77 por ciento de participación efectiva durante las últimas elecciones presidenciales del 2004. Ante los reproches de que su iniciativa no hace más que abaratar y trivializar el derecho al voto, el doctor Osterloh se defiende con cuestiones retóricas como ¿Usted conoce a alguien que no quiera convertirse en millonario? ¿Qué es lo peor que podría ocurrir? A su juicio, no existen votantes malos, mi idea es solo incentivo, un incentivo capitalista, que es con lo que funciona todo en nuestro país