Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 5 2006 29 Mahmud Abbas propone a Hamás que se una a la OLP y asuma el plan árabe de Beirut que reconoce a Israel Tarek Aziz, el ex viceministro de Sadam Husein, aparece por primera vez en público desde su captura FÚTBOL Y NEONAZIS JOSÉ MANUEL COSTA Sectores del Gobierno serbio apoyan una restauración de la Monarquía El Príncipe Karadjordjevic aboga por una refundación del Estado b Su principal apoyo es el minis- ue no vean a los nazis! Esta es la consigna que recorre los servicios de seguridad y comunicación del Gobierno alemán. Los miles de periodistas y de cámaras que llegarán a Alemania a partir de la próxima semana para el Mundial de fútbol estarán encantados de mostrar algún dönner kebab turco incendiado o alguna manifestación de skins amenazantes. Pero, con independencia de la dinámica informativa, ¿qué hay de cierto en titulares como que en el Este hay zonas prohibidas para extranjeros Veamos. En las últimas elecciones federales, la extrema derecha del NPD DVU sacó un 1,6 por ciento de los votos. Cifra preocupante, pero que políticamente no hace temblar los cimientos de la República. Ahora bien, socialmente hay un problema. Ese 1,6 por ciento representa un millón de personas, con varios miles de militantes violentos, sobre todo de la antigua Alemania Oriental. No es de ahora, es una situación que se ha permitido desde hace más de quince años. Como Alemania no es un país turístico y los incidentes son locales, nunca pareció urgente solucionarlo. Ahora, a dos semanas de la cita, muchos han caído en la cuenta de que unas imágenes de jóvenes extremistas portando signos neonazis y atemorizando y agrediendo a la gente, de preferencia extranjera, no serían buena publicidad. Si esas imágenes recorren el mundo, habremos de recordar que hay pocos países más antitotalitarios que la Alemania de hoy. Y los alemanes, exigir responsabilidades a unos políticos que permiten subsistir a la Bestia. ¡Q tro de Exteriores, Vuk Draskovic, quien piensa que es la última oportunidad para un nuevo comienzo desde la tradición SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL BELGRADO. Conocidos los resultados del referéndum del domingo en Montenegro a favor de la independencia, llegó la hora de que también Serbia recomponga su Estado según su propia medida como declaró ayer en Belgrado, durante una conferencia de prensa, el Príncipe heredero de la Corona Serbia, Alexander Karadjordjevic. Medida que en su opinión debiera ser la restauración de la Monarquía abolida por el líder de la resistencia antinazi y de la ex Federación Socialista de Yugoslavia, Josip Broz Tito, en 1945. En el Palacio Blanco de Belgrado, antigua residencia de la Monarquía Serbia (yugoslava) donde vive desde el 2001 con su esposa y sus tres hijos, Alexander Karadjordjevic declaró que con la independencia de Montenegro es el momento oportuno para establecer una Monarquía constitucional en Serbia que edifique un Estado digno, fuerte, para vivir en paz consigo mismo y con los vecinos. Nosotros fuimos un país orgulloso, dichoso y con prestigio en tiempos de mi bisabuelo, el Rey Pedro I. Esto significa que podemos conseguirlo estableciendo una forma de gobierno apropiada al espíritu serbio: el reino de Serbia gica y España, que es un excelente ejemplo y un país que tras décadas de dificultades, bajo la Monarquía del Rey Don Juan Carlos I, ha conseguido ir por la vía del éxito y del prestigio destacó el Príncipe, que aún no ha logrado despertar el entusiasmo por la Monarquía en la población serbia. Resurgir nacional Se ha derramado demasiada sangre, se han derrochado fuerzas, se ha perdido el prestigio en el siglo XX y en el XXI a cambio de escasoso resultados positivos. Por ello no debemos perder tiempo dijo. Manifestó también su disposición a conversar con todos los políticos serbios porque deben trabajar juntos y ser amigos en nombre del futuro de Serbia, para que renazca como un país moderno, que se respeta a sí mismo... En su opinión, la Monarquía constitucional aceleraría la marcha hacia la integración de Serbia en la Unión Europea, permitiría atraer capital extranjero, ayudaría al crecimiento económico y reforzaría la democracia. Karadjordjevic cuenta por ahora con el apoyo del Movimiento de Renovación Serbio (SPO) que dirige el hasta ahora ministro de Exteriores de Serbia y Montenegro, Vuk Draskovic, para quien la independencia de Montenegro es la gran y última oportunidad para restaurar la monarquía en Serbia y significaría un nuevo comienzo sobre las antiguas bases de nuestro Estado y de nuestro pueblo, cuando hubo progreso y teníamos amigos en el mundo La situación política y social en Serbia toca fondo y el actual Gobierno parece no querer ceder a las exigencias de la comunidad internacional que exige la entrega los los criminales de guerra en el reciente conflicto de los Balcanes. Alexander Karadjordjevic AP Londres, terrritorio yugoslavo S. T. El pretendiente al trono de Serbia, Alexander Karadjordjevic, nació en el exilio, en Londres, el 17 de julio de 1945. La tradición exige que el heredero nazca en territorio serbio, por lo que la habitación en la que vino al mundo Alexander fue declarada territorio yugoslavo. Su padre, Pedro II, después de reinar en Yugoslavia entre las dos grandes guerras, huyó en 1941 de Belgrado, cuando las tropas nazis ocuparon el país. En 1945 y terminada la guerra, Tito no le dejó volver a su país. El Príncipe visitó su tierra por primera vez en los años noventa, durante el Gobierno de Slobodan Milósevic, al que criticó de forma ambigua. Reside en Belgrado desde 2001 con su mujer y sus tres hijos. Monarquías modélicas A continuación mentó como ejemplo de gobiernos eficaces a varias monarquías europeas. Las experiencias de Gran Bretaña, Suecia, Holanda, Bél-