Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 25 5 2006 ABC Nacional Policía y Guardia Civil avisan de que si no cambia la ley aumentará el crimen organizado Los asaltos a viviendas en Cataluña son obra en su mayoría de bandas rumanas, kosovares y búlgaras b Los expertos en la lucha contra este tipo de delincuencia recuerdan que robos a chalés y casas ha habido siempre: La diferencia es que ahora son muy violentos CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha colocado el crimen organizado en la primera página de su agenda política. Ayer, en el Senado por la mañana, y ya por la tarde en el Congreso, anunció medidas para combatir este fenómeno delincuencial, el segundo que más le preocupa después del terrorismo. Sabe el jefe del Ejecutivo que la inseguridad ciudadana es uno de los aspectos más sensibles de cualquier acción de gobierno y precisamente por ello, tras la última oleada de asaltos a chálés en Cataluña, precedida de episodios similares en otras zonas de España en los que incluso hubo víctimas mortales- -Canals (Valencia) -decidió ayer tomar la iniciativa. El otro punto para la inquietud es que la incidencia de este tipo de criminalidad en las estadísticas delincuenciales es demoledora. El presidente primero reiteró la puesta en marcha de un Centro Nacional contra el Crimen Organizado y luego anunció el envío de más de 350 guardias civiles a las localidades catalanas donde se han producido los últimos episodios violentos. Sólo nos faltan delincuentes de Oceanía El mando policial, con muchos años de experiencia, lo tiene claro: Aquí hay delincuentes de todo el mundo, menos de Oceanía y porque está muy lejos. Vienen porque la ley es muy benigna, no porque el clima sea estupendo como dicen algunos políticos. Ignorarlo es absurdo Están aquí para delinquir, y también para vivir Hay una prueba evidente: el Grupo de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial casi no detiene a españoles, está desbordado atendiendo a las peticiones que llegan del extranjero. El resto, los nacionales queda para las plantillas. Concentración de vecinos en Les Boregs del Camp (Tarragona) tras el último asalto tán bandas del Este, mayoritariamente y también de suramericanos. Sobre las primeras precisan que están integradas por rumanos, albanokosovares y búlgaros y que no son primera fila aunque si tienen que recurrir a métodos violentos no dudan. Se ha detectado, asimismo, por las denuncias presentadas en los últimos meses el intenso trabajo de los llamados murciélagos o silenciosos Son grupos que actúan de noche sin despertar a los moradores y sin tirar de armas o amenazas. Fuentes de la lucha contra el crimen organizado admiten que la situación es muy delicada; que España ya es una de las principales bases de este tipo de delincuencia; que existe un efecto llamada según el cual organizaciones delictivas ya asentadas animan a otras de sus países de origen a trabajar aquí y que incluso exportamos chorizos a otros países, como Japón. No obstante, precisan que Francia, Italia y en menor medida Portugal están sufriendo una oleada similar. Sin embargo, recuerdan que asal- Murciélagos ladrones silenciosos que no despiertan a las víctimas, están a la cabeza de la estadística Sensación de inseguridad El Gobierno está particularmente preocupado con el aumento de los asaltos a chalés y así se lo ha hecho saber a los mandos de la Guardia Civil y la Policía. Se trata de una prioridad absoluta y, por tanto, presiona para poder presentar cuanto antes ante la opinión pública resultados contundentes. Hasta tal punto hay prisas que se han dado órdenes tácitas en el sentido de que si hay que abandonar otros temas se abandonen porque lo primero es lo primero Al margen de los datos, en Interior se es consciente de que la sensación de inseguridad ciudadana es cada vez mayor. En el caso concreto de Cataluña, los investigadores tienen claro por el modo de actuar, los horarios, y los botines que detrás de los chalés, pisos, naves industriales y bares desvalijados es- La oleada de robos a viviendas y los secuestros exprés agravan el clima de inseguridad en Madrid C. HIDALGO MADRID. Los municipios limítrofes de la región de Madrid son los que se están llevando en la actualidad la peor parte del azote de los asaltadores de chalés en esta Comunidad. Las últimas cifras estadísticas así lo constatan. En la demarcación de la Guardia Civil, durante el primer trimestre de este 2006, los robos en viviendas han crecido un 5,49 si bien hay que tener en cuenta que dentro de este porcentaje están incluidos los robos en locales comerciales. De cualquier manera, la tendencia dice que, frente al decrecimiento en el se concentra buena parte de las segundas residencias: aquellas que están deshabitadas excepto los fines de semana y las temporadas vacacionales. Secuestros exprés En la capital se han dado en las últimas dos semanas cinco secuestros exprés hay una banda de suramericanos que se dedica a asaltar, a punta de pistola, a vecinos de una urbanización del barrio de Moratalaz. Lo hacen en los garajes comunitarios, propinan a sus víctimas una brutal paliza y las retienen en el maletero de sus coches durante varias horas. Les quitan todo lo que llevan de valor encima y les limpian sus cuentas corrientes. Además de los robos, el otro delito que más miedo produce en la sociedad madrileña son los homicidios: en lo que va de año se han cometido 30. ámbito controlado por la Jefatura Superior de Policía- -es decir, Madrid capital y los otros catorce mayores municipios de la región- de un 6,36 con respecto a los tres primeros meses de 2005, las zonas rurales- -bajo la tutela de la Benemérita- -están siendo objetivo de estas mafias. Las autoridades lo achacan a la presión policial en las grandes ciudades, pero no hay que olvidar la falta de efectivos en la Guardia Civil, que tiene que cubrir un territorio mucho más extenso desde el punto de vista geográfico. Es, además, en estos pueblos donde Más información en sección Madrid