Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
112 Deportes MIÉRCOLES 24 5 2006 ABC La continuidad de Clemente ha puesto al presidente del Athletic contra la pared FERNANDO GÓMEZ La polémica seguirá instalada en el Athletic. A pesar de tener en contra a la inmensa mayoría de la plantilla y a la mitad al menos de la afición rojiblanca, Clemente, otra vez en estado puro, ha ganado el pulso a un presidente, Lamikiz, incapaz de soportar su órdago Clemente se sale con la suya TEXTO LUIS ARRIETA EDICTO SECRETARIO JUDICIAL IGNACIO RIVERA FORCEN. SE HACE SABER: Que en este Juzgado y con el número 18 06, se sigue a instancia de Ricard Moyà Bassó y María Angels Moyà Bassó, expediente para la declaración de fallecimiento de Margarita Moyà Bassó, nacido a en La Cellera de Ter, el día 30 de abril de 1962, hijo a de Bartolomé Moyà García y de Montserrat Bassó Triola, no teniéndose noticias de él ella desde el invierno del año 1982 e ignorándose su paradero; si viviera en estas fechas el la desaparecido a tendría 44 de años de edad. Lo que se hace público para los que tengan noticias de su existencia puedan ponerlas en conocimiento del Juzgado y ser oídos. En Santa Coloma de Farners, a ocho de febrero de dos mil seis. El secretario judicial. BILBAO. Hace unas semanas, uno de los capitanes del Athletic, internacional en su mejor época, subió las escaleras del palacio de Ibaigane (sede del club) para transmitirle personalmente al presidente Lamikiz este contundente mensaje: No soportamos más al Rubio Con tal rotundidad quedaba reflejado el hastío de la inmensa mayoría de la plantilla rojiblanca con los métodos de Javier Clemente. La letra de la protesta era (es) muy conocida en los vestuarios de Lezama, a pesar de que desde la llegada del ex seleccionador nadie cuestionaba su eficacia para salvar a un equipo enfermo. Con todos los datos en la mano, el propio Lamikiz tenía la decisión tomada. Aquella noche de domingo, después de la victoria en Riazor, con la anhelada permanencia casi en la mano, el presidente estaba convencido de que Clemente no podía seguir. Lo tenía claro: Cumplo mi palabra entre vascos, le mantengo el contrato con un cargo en el staff y así quedo con las manos libres para sacarme la espina del fiasco Mendilíbar Fue entonces cuando surgió el Clemente en estado puro, el Clemente sabedor del papel de víctima cuando se siente derrotado, esa interpretación mediática que borda mejor que nadie por tanta experiencia acumulada. Y para ello, claro está, necesitaba lo de siempre: un medio informativo- -a ser posible el más poderoso e influyente, como ocurre en este caso- -para apedrearle. Cumplido el guión, Lamikiz dobló ayer la rodilla, rectificó en un palmo de terreno y puso el banquillo de San Mamés otra vez en manos de Clemente, desoyendo, sobre todo, a los pesos pesados de la plantilla y a la indiferencia del público en la despedida ante el Barcelona. Fuente de críticas Las críticas al técnico vizcaíno de sus jugadores más carismáticos son insistentes y todas apuntan en la misma dirección: Se ha quedado desfasado Clemente lo escucha, pero reta al acusador con datos en la mano: Conmigo hemos hecho una segunda vuelta de ir a la UEFA Y tiene razón. Entonces, si su doctrina da réditos, si es capaz de descubrir un par de valores cada vez que se pone el chándal, ¿por qué se le critica? Fundamentalmente, porque la grada le imputa dos cosas: ama la de- fensa como a sí mismo y es un foco permanente de división social. Lamikiz sabe, por ejemplo, que un significativo jugador está dispuesto a pedir la baja porque no comulga con Clemente. Pese a ello, el presidente se ha tragado el órdago del entrenador, a quien, por cierto, siempre ha admirado y en quien ya se apoyó desde la sombra en su primera aventura electoral ante Javier Uría. Ayer, en una rueda de prensa dominada por la tensión y los nervios, el mandatario rojiblanco, que no dudó en enfangar a la anterior Directiva y al mismo tiempo apelar a la unidad de la afición hoy inquietantemente dividida, decidió unir su suerte a Clemente para afrontar así juntos desde julio la temporada anterior a la convocatoria de elecciones. El Valencia pretende el fichaje de Morientes J. DOMÉNECH VALENCIA. El Valencia quiere reforzar la delantera de cara a la próxima temporada. Sólo David Villa tiene garantizada su continuidad. Uno de los puntas que cuenta con el beneplácito de entrenador, Quique Sánchez Flores, y el director deportivo, Amedeo Carboni, Fernando Morientes. El Valencia conoce de primera mano que Rafa Benítez desea prescindir del delantero español. De he- cho, el técnico estaría dispuesto a un trueque con Marco Di Vaio, que ha estado cedido por los de Mestalla al Mónaco, además de una cantidad de unos cuatro millones de euros, algo que el Valencia ve excesivo. Pero además del acuerdo entre entidades, el gran problema puede estar en la ficha del jugador. Morientes cobra en el Liverpool tres millones de euros netos por temporada, y en el Valencia el tope salarial es de 1,8 millones.