Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad MIÉRCOLES 24 5 2006 ABC Sanidad sólo admitirá bancos privados de cordón umbilical sin ánimo de lucro Permitirá enviar células fuera de la UE si no se necesitan en España b Los bancos privados tendrán que destinar sus beneficios a fines de interés social o reinvertirlos en mejoras en el propio centro, lo que dificulta aún más su instalación N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El Ministerio de Sanidad permitirá la instalación de bancos privados de sangre de cordón umbilical, pero está decidido a no ponérselo fácil a las empresas interesadas, ni a las familias que desean guardarlos para su uso exclusivo. El real decreto que regulará la donación, almacenamiento y utilización de las células madre del cordón y de cualquier tejido humano, obligará a los bancos a constituirse como una organización sin ánimo de lucro. Este requisito es una barrera añadida a la instalación de los bancos privados, que no podrán generar beneficios, y si lo hacen deberán repartirlos con fines sociales, o invertirlo en mejoras del propio centro. Un inconveniente añadido si las empresas interesadas necesitan promotores y apoyo económico para poner en marcha los depósitos privados de sangre de cordón umbilical. Madrid, a la espera de una sentencia La Comunidad de Madrid se adelantó al Gobierno con un decreto con el que Esperanza Aguirre regulaba el funcionamiento de los depósitos privados de sangre procedente de cordón umbilical. La legislación madrileña, pionera en España, apenas limitaba y regulaba la actividad de esos centros a diferencia de la legislación nacional. Para la ministra de Sanidad, Elena Salgado, se trata de un decreto inútil que vulnera cuatro leyes estatales. El Ministerio de Sanidad no perdió tiempo en presentar un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que paralizó de forma cautelar el decreto. El Gobierno autonómico y una de las empresas privadas que se han instalado en Madrid han recurrido la decisión. Falta ahora que el tribunal resuelva el fondo del recurso planteado por Sanidad que, en opinión del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, vulnera el derecho de los ciudadanos a elegir sobre sus propias células Un especialista manipula células crioconservadas de cordón umbilical preservación y almacenamiento. Con el seguro se pretende garantizar la conservación y envío de las muestras almacenadas en otro establecimiento autorizado, en el caso de que repentinamente el banco cierre o interrumpa su actividad. El Gobierno también mantiene la exigencia de poner a disposición de cualquier enfermo las células de cordón que las familias guarden para su uso personal, como ya anunció en marzo la ministra de Sanidad, Elena Salgado. Es una posibilidad remota, pero las familias que decidan guardar sus células en una instalación privada deberán renunciar a ellas si la red que pone en contacto a todos los bancos del mundo encuentra que las células guardadas son compatibles con un paciente anónimo. La nueva legislación requerirá las mismas normas de seguridad y calidad exigidas en cualquier donación de REUTERS Precios, en manos de las autonomías El texto del decreto con el que Sanidad ha iniciado el trámite de audiencia (borrador) señala que la titularidad de los establecimientos de tejidos corresponderá a entidades públicas u organizaciones sin ánimo de lucro, que sólo podrán repercutir los costes efectivos de los servicios prestados por el desarrollo de las actividades autorizadas En aplicación de ese carácter no lucrativo de las instituciones, deja en manos de las comunidades autónomas el régimen de compensación y cargo de los costes que podrá aplicarse a los tejidos y grupos celulares para poder cubrir los gastos derivados de su actividad Los bancos privados también estarán obligados a suscribir un seguro que cubra los costes de procesamiento, órganos. Cuando se apruebe la norma, se controlarán todos los procesos realizados en el territorio nacional; desde la obtención hasta el transporte, bajo la supervisión de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) La autorización para ejercer la actividad se dará por un mínimo de dos años y un máximo de cuatro. No habrá posibilidad de renovar la licencia automáticamente y deberán pasar por una auditoría para continuar con su actividad. Las autoridades sanitarias también supervisarán la información que las empresas suministren a las familias para asegurarse que no generen falsas esperanzas sobre la utilidad terapéutica real de las células de cordón. Tampoco será sencillo enviar y almacenar la sangre de cordón a bancos de países. Sólo se autorizará la exportación de tejidos y células fuera de la Unión Europea si existe disponibili- dad suficiente en España y se argumenta una razón médica que justifique la exportación La Organización Nacional de Trasplantes será quien informe y traslade las solicitudes de exportación a la Subdirección General de Sanidad Exterior. Dentro de la UE, las células podrán viajar sin esos requisitos, aunque se controlarán desde España las condiciones de los bancos donde se envían. Ahora las células de cordón umbilical que se entregan a bancos extranjeros se transportan por simples servicios de mensajería, sin la garantía de que el transporte se realice en las condiciones óptimas y la muestra de sangre no se altere en el traslado. El nuevo decreto traspone dos directivas europeas y actualiza la norma de 1996, que ha regulado las actividades de donación, almacenamiento y trasplante de cualquier célula y tejido humano.