Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional MIÉRCOLES 24 5 2006 ABC Ahmadineyad y Chávez acuerdan su apoyo mutuo en foros mundiales b El presidente de Venezuela acaba de confirmar su distanciamiento con gobiernos de la región al anunciar la salida del G- 3, que formaba con México y Colombia ABC TEHERÁN CARACAS. Mientras Hugo Chávez distancia a Venezuela en sus relaciones con otros países de la región, acuerda con su homólogo de Irán, Mahmud Ahmadineyad, un apoyo mutuo en los foros internacionales, según informó ayer la radio estatal iraní. Ahmadineyad y Chávez mantuvieron anteanoche una conversación telefónica en la que el mandatario iraní agradeció al presidente venezolano el apoyo de Caracas en el contencioso nuclear iraní. Según la emisora, Ahmadineyad aseguró que tenemos muchos ideales y propósitos comunes que nos unen profundamente. Por otra parte, las posturas de los enemigos de nuestros dos países son cada vez más débiles El mandatario iraní reiteró la importancia de que los gobiernos independientes se unan para defender a los intereses de sus pueblos Chávez, según la emisora, reiteró el apoyo de su país a la postura de Irán en lo que se refiere sus actividades nucleares, que calificó de pacíficas Bush y Olmert posan ante los fotógrafos tras la rueda de prensa conjunta que ofrecieron en la Casa Blanca AFP Bush respalda el plan de Israel para fijar unilateralmente sus fronteras La Cámara Baja multiplica la presión sobre la Autoridad Palestina insiste al Gobierno judío de Ehud Olmert para que mantenga el diálogo con el presidente palestino Mahmud Abbas como alternativa a Hamás PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En su primera visita a la Casa Blanca como presidente del Gobierno de Israel, Ehud Olmert ha obtenido un comedido respaldo del presidente Bush a sus planes para una próxima retirada unilateral de Cisjordania, que no cuenta con el respaldo de los palestinos y que podría implicar una forzada mudanza para 60.000 colonos judíos con una factura superior a los 10.000 millones de dólares. Según el líder estadounidense, las audaces ideas esgrimidas por el premier israelí pueden ser un paso importante para la deseada paz en Oriente Medio. Con todo, Bush no ha dejado de puntualizar que cualquier acuerdo de estatus final solamente puede ser alcanzado en base a cambios mutuamente acordados recalcando que un pacto negociado servirá mejor a los israelíes y palestinos en la causa de la paz En este sentido, a Ehud Olmert se le ha sido insistido por parte de la Administración Bush- -tanto privada como públicamente- -para que mantenga serias conversaciones con el presidente palestino Mahmud Abbas, como aceptable vía de de entendimiento con una Autoridad Palestina que en estos mob La Casa Blanca mentos se encuentra dominada por el grupo radical Hamás. En su búsqueda del decisivo respaldo de Estados Unidos, Olmert se ha comprometido a agotar todas las opciones posibles de negociación. Pero también dejando claro que el futuro de su país no puede quedar a merced de la falta de interlocutores en el campo palestino que acepten el derecho de Israel a existir. Antes de su llegada a Washington, el líder israelí había avanzado a la cadena CNN que el presidente palestino Mahmud Abbas aunque es una persona respetable ahora mismo no tiene ni el poder para tomar las riendas de su propio gobierno Partidario de una segunda retirada Ehud Olmert, en el gabinete del primer ministro Ariel Sharon, ya jugó un papel importante en la retirada israelí de Gaza y partes de Cisjordania organizada el año pasado. Desde su victoria electoral en marzo la declarada intención del Gobierno presidido Olmert es una segunda retirada de parte de los territorios capturados durante la guerra de 1967 para establecer en los próxi- Ehud Olmert considera al presidente palestino, Mahmud Abbas, una persona respetable pero ahora sin poder mos tres o cuatro años unas definitivas fronteras para Israel. Lo que implica la construcción de un muro de seguridad del lado israelí que abarcará a una serie de grandes asentamientos y la eliminación de otros más pequeños y dispersos. Idea a la que el presidente Bush dio un cierto espaldarazo en abril del 2004 al calificar los grandes asentamientos judíos en Cisjordania como hechos sobre el terreno Sobre la otra gran cuestión de esta visita oficial, la amenaza planteada por Irán con su programa de enriquecimiento de uranio, el presidente de Estados Unidos volvió a insistir ayer en su determinación para que la teocracia de Teherán no consiga armas nucleares. A juicio de Bush, que se ha vuelto a declarar partidario de una solución diplomática, éste es el momento de la verdad y todavía no es demasiado tarde para evitarlo Reiteró una vez más que cualquier ofensiva militar contra Israel sería interpretada como un acto beligerante hacia los Estados Unidos. Durante su privilegiada y extensa agenda de trabajo en Washington, Olmert ha tenido acceso a todos los altos cargos de la Administración Bush y disfrutará de la oportunidad de pronunciar hoy un discurso ante una sesión conjunta del Congreso federal. Cuerpo Legislativo que, a través de la Cámara de Representantes, se declaró ayer abrumadoramente partidario de prohibir cualquier asistencia oficial o contacto con la Autoridad Palestina. Integración anti- Bush La salida de Venezuela del grupo G- 3, que integraba junto a Colombia y México, el pasado fin de semana es el último episodio de su distanciamiento en la región iberoamericana. La ex directora de Procompetencia, un organismo estatal que promueve la libre competencia, Ana Jattar, aseveró que la medida marca un distanciamiento en las relaciones con los gobiernos de la región, en un giro para estrechar lazos con sectores populares e impulsar su propio plan de integración anti- Estados Unidos. Jattar explicó en Unión Radio que Chávez en menos de año y medio, ha dejado de darle importancia a su alianza con los gobiernos y parece que su discurso va dirigido a los que llama grupos de apoyo internacional, en otras palabras, habla de los 100.000 soldados sin tierra en Brasil, de los piqueteros en Argentina, de los cuatro millones de indígenas que supuestamente le apoyan en la zona andina La misma analista subrayó que el dirigente venezolano se alía con Irán y rompe con España y Francia, ya no le importa que no le atienda Tony Blair, que José Luis Rodríguez Zapatero no sea un aliado, incluso le da una puñalada trapera a Luiz Inacio Lula da Silva con su apoyo a la nacionalización del gas boliviano