Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 24 5 2006 ABC Bush y Blair se reúnen mañana para acelerar la retirada de tropas de Irak En julio próximo comenzarán a salir del país los soldados extranjeros b Los medios británicos aseguran Irán también figura en la agenda E. J. B. LONDRES. La entrevista que el presidente de Estados Unidos, George Bush, y el primer ministro británico, Tony Blair, mantendrán mañana en Washington se ocupará, además del repliegue de Irak, de la necesidad de una mayor presión sobre el régimen iraní. Así lo indicó ayer el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, quien presentó al Reino Unido como un crucial aliado de EE. UU. ante diversos retos internacionales, como el de la carrera nuclear de Teherán. Blair aprovechará su breve estancia en EE. UU. para pronunciar una conferencia sobre política exterior, y regresará a Londres al día siguiente. Downing Street calificó la entrevista como una cita más dentro del contacto permanente que Blair mantiene con Bush desde que éste llegó a la presidencia norteamericana. Otros puntos de la agenda del encuentro serán la situación en Oriente Próximo, tras las elecciones celebradas en Israel; y en Palestina, donde se produjo el triunfo de los radicales de Hamás, el combate de la violencia en Darfur (Sudán) y la promoción del libre comercio. que los soldados de la coalición podrían entregar 16 de las 18 provincias del país árabe antes de que finalice el presente año EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. George Bush y Tony Blair ultimarán mañana, durante una entrevista que ambos mantendrán en Washington, el programa para el comienzo de la retirada de sus tropas de Irak, que será más rápida y ambiciosa de lo que en un principio se había planeado, aunque no se completará hasta dentro de cuatro años. El próximo mes de julio, tanto Estados Unidos como el Reino Unido comenzarán a traspasar al recién constituido Gobierno de Nuri al- Maliki el control de diversas provincias iraquíes. Para final de año, las tropas internacionales podrían haber abandonado sustancialmente 16 de las 18 provincias en las que se divide el país. Las últimas por entregar serían Bagdad y Al- Anbar, al este de la capital, que se encuentran bajo control norteamericano y donde la insurgencia está realizando los mayores ataques. A ellas podría sumarse el área de Basora, donde se concentra el grueso de la presenscia británica y que ha conocido en las últimas semanas un incremento de la actividad guerrillera. nal que seguirá en Irak se concentrará en las zonas más conflictivas. El traspaso del control de buena parte del país será posible gracias al rápido aumento del personal de seguridad que depende de Bagdad. En la actualidad, las Fuerzas Armadas y la Policía de Irak cuentan con 263.000 miembros, y se calcula que a final de año podrían superar los 320.000. A los insurgentes se le atribuyen unos 52.000 activistas. Horizonte: cuatro años En su visita a Irak, Blair insistió en no sujetarse a un calendario cerrado y reiteró el compromiso de EE. UU. y el Reino Unido de velar por la seguridad de Irak tanto tiempo como sea necesario. De todos modos, el primer ministro británico puso un horizonte de cuatro años- -la legislatura que ahora emprende el Gobierno de Nuri al- Maliki- -para intentar conseguir la pacificación total del país. Es probable que tras su entrevista de mañana en Washington, Bush y Blair sigan declinando un compromiso de fechas para completar la retirada de tropas. En cualquier caso, ambos necesitan un notable repliegue a lo largo de los próximos meses: Bush tiene elecciones al Congreso en noviembre y Blair podría dejar su cargo en 2007. Nuri al- Maliki A finales de año la presencia norteamericana pasará de sus 133.000 soldados actuales a unos 100.000 Los primeros serán los ingleses La retirada comenzará en julio con la marcha de los británicos de la extensa provincia de Muthanna, que no ha registrado importantes enfrentamientos desde que se produjo la invasión. A ella seguirá también en julio el repliegue norteamericano en Nayaf, la ciudad santa de los chiíes. La marcha de tropas afectará también a otros contigentes internacionales, como el italiano, cuyos 2.600 soldados se encuentran estacionados en Dhi Qar, provincia bajo administración británica, si bien el calendario será fijado por Roma. El Gobierno de Romano Prodi ha anunciado su deseo de un rápido repliegue, y no está claro si el regreso de los soldados italianos se producirá antes del mes de julio. Parte de este programa fue anunciado el lunes por Nuri al- Maliki durante la visita sorpresa que Tony Blair realizó a Bagdad. El nuevo jefe de Gobierno iraquí llegó a hablar de junio como el mes en que comenzaría la retirada, aunque después tanto Londres como Washington precisaron que el plan se pondrá en marcha en julio. Según datos publicados ayer por The Guardian, a finales de este año la presencia norteamericana habrá pasado de sus 133.000 soldados actuales a unos 100.000, mientras que el número de tropas británicas descenderá de 8.000 a unos 5.000. El grueso del perso- AP Dos coches- bomba dejan una decena de muertos en Bagdad BAGDAD. Al menos 10 personas murieron ayer en Bagdad en dos atentados con coche- bomba que sacudieron la capital. El primer atentado estaba dirigido contra una estación de Policía y allí murieron 5 civiles y 7 policías resultaron heridos. El segundo ataque se produjo en el barrio chií de Sadr City y dejó como saldo 5 muertos y 13 heridos. Entretanto, en Baquba, tres jornaleros fallecieron y 4 más resultaron heridos como consecuencia de los disparos que les propinó un miembro de la insurgencia que atacó el autobús en el que viajaban a una granja cercana a la ciudad. En la imagen, tres hombres lloran en Baquba a sus familiares muertos en el ataque.