Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 5 2006 Nacional 19 LOS NUEVOS ESTATUTOS EL PROYECTO ANDALUZ EN EL CONGRESO EL MÉTODO DE ZP L Rajoy saluda a los diputados andaluces del PP Antonio Sanz (en el centro) y Manuel Gracia JAIME GARCÍA La dura crítica del líder del PP forzó a Zapatero a entrar en el cara a cara El líder socialista dice que la cintura es la esencia de la democracia J. L. L. MADRID. No estaba previsto, pero Zapatero, entró ayer finalmente en el enfrentamiento directo con Rajoy. La dura crítica lanzada por el presidente del PP consiguió que el jefe del Ejecutivo rompiese su costumbre de evitar la réplica en los debates sobre las reformas estatutarias. No lo hizo durante la tramitación del Estatuto valenciano. Tampoco en el catalán. Pero ayer sí aceptó el cuerpo a cuerpo con Rajoy. El líder de la oposición intentó en todo momento retar al jefe del Ejecutivo esgrimiendo sus mejores dotes parlamentarias. Usted es el primer presidente del Gobierno que no ha subido a esta tribuna de oradores a explicar su idea de España le reprochó el líder del PP. Después de su primera intervención inicial y tras oír el discurso de Rajoy, Zapatero abandonó el hemiciclo durante tres horas. Volvió al Congreso cuando intervenían los diputados del Grupo Mixto. Antes de la votación, pidió la palabra con el objetivo de cerrar el debate. Y lo hizo para apelar al consenso entre los dos grupo mayoritarios. Rajoy vio el camino abierto para provocar el cara a cara Pidió un turno de dúplica en el que afirmó que la reforma del Estatuto andaluz se ha hecho con voluntad deliberada de no llegar a un acuerdo con el PP y pidió a Zapatero que exponga su idea de España y no haga declaraciones florales Consciente de que la suya iba a ser la última intervención de la tarde noche, el presidente del Gobierno se despachó con las críticas más duras al líder de la oposición. En primer lugar, le reprochó que refute y niegue cualquier reforma estatutaria salvo las que vienen de autonomías del PP. En este punto, sostuvo que Rajoy aceptó el Estatuto valenciano por no llevar la contraria a Camps. Por último dijo una frase que provocó risas en el PP y la cara de sorpresa de Rajoy. Su estrategia es no tener cintura y la cintura es la esencia de la democracia Preocupación de los obispos andaluces por una reforma que relativiza la unidad de España JESÚS BASTANTE MADRID. Los obispos de Andalucía emitieron ayer un durísimo comunicado contra el Estatuto que ayer fue tramitado en el Congreso de los Diputados y que, en su opinión, relativiza la unidad de España como nación al tiempo que advierten de su carácter fuertemente intervencionista En la nota, de once puntos, los obispos expresan su preocupación por las consecuencias que pudiera tener para la vida y para el futuro de las personas y las familias andaluzas la reforma del Estatuto de Autonomía en los términos en que dicha reforma está planteada Para la Iglesia andaluza, se trata de reformar la norma emanada de la Constitución por lo que hubiera sido necesario que su reforma respondiera tanto a un deseo colectivo de los andaluces como a un amplio consenso político para llevarla a cabo Tras incidir en el carácter fuertemente intervencionista el Episcopado andaluz advierte que el texto puede servir para dar protección jurídica a atentados muy graves contra la vida humana desde su concepción a su acabamiento natural A su vez, tampoco protege de modo adecuado a la familia, y desvirtúa la realidad natural y genuina del matrimonio, al equiparar con él otro tipo de uniones Respecto a la educación, estiman que el protagonismo que el Estatuto concede a la Administración, y a la escuela de titularidad estatal, puede resultar excluyente de cualquier otra iniciativa En este sentido, alertan que la definición de la enseñanza pública como una enseñanza laica puede conducir de hecho a no respetar de modo adecuado los derechos que asisten a los ciudadanos, no sólo a tener creencias y convicciones, sino a la práctica de la religión de forma pública tanto como privada por lo que la educación escolar podría convertirse en un instrumento contra la libertad de pensamiento y de expresión Sin querer realizar una interpretación partidista los prelados se sienten legitimados para intervenir en el debate social y recuerdan a los católicos que deben oponerse a única virtud que tiene la tortuosa política de Zapatero es que permite la clarificación de los demás. Por ejemplo, gracias al Estatuto catalán ya sabemos todos que en el PSOE no había ninguna reserva patriótica Entre España y el partido, Ibarra, Guerra, Leguina, Bono... se quedaron con este. Gracias también a los asaltos de Zapatero al Estado de Derecho y a un bastión de este como es la AVT hemos podido conocer a fondo la disponibilidad ética de personalidades como Peces Barba o Conde Pumpido y tantos y tantos ciudadanos, periodistas en muchos casos, partiCÉSAR darios de destruir las ALONSO DE defensas morales de LOS RÍOS la sociedad como la Asociación de Víctimas del Terrorismo o simplemente el cumplimiento del Estado de Derecho... Es triste comprobarlo, pero a la hora de la verdad es necesario saber con qué se cuenta. Los campos claros. Zapatero escribe torcido para legalizar a ETA y quiere que los suyos se comprometan claramente en este punto. Es su método. Lo veremos pronto. Ya conocemos el argumento: dejas de matar, vuelves a la política y de este modo se les puede conceder lo que no habían conseguido con el tiro en la nuca. Éste va a ser el camino. El diálogo. Las ventajas de la ambigüedad de Zapatero alcanzan también a la izquierda. Por ejemplo, clarifican la personalidad de Rajoy. Tanto que hacen necesarias las intervenciones de Acebes para mantener con dignidad el pabellón del PP. Gracias a Zapatero, entre otras cosas, aparecen nítidas las diferencias de Rajoy Ruiz Gallardón y Aguirre Mayor Oreja. Quizá era necesario que sucediera algo parecido para que en las sedes del PP se manifiesten claras las voluntades de los militantes. La batalla en la que estamos y, sobre todo, la que nos espera, va a exigir nitidez en las posiciones. El efecto mejor de la tortuosa política de Zapatero es que fortalece las razones morales de la oposición. Mientras Zapatero arrastre tras de sí las huestes totalitarias que lideran Otegi, Carod Rovira, Maragall e Ibarretxe, va quedando como la reserva democrática de la sociedad española el Partido Popular. Con la emigración ya se está dando esa clarificación democrática. El buenismo socialista terminará creando bastiones lepenistas en los núcleos urbanos próximos a la izquierda. Y cuando llegue el momento de la autodeterminación del País Vasco (que se llamará, con toda seguridad, de otra manera) estarán por ella, junto a los socialistas, los etnicistas y los criminales reconvertidos y un buen amigo mío que sigue creyendo en la labor depuradora de las pistolas y en una futura Euskadi Montenegro. O sea, la miseria real.