Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 24 5 2006 ABC Nacional Francia sondea a los presos de ETA sobre si quieren ser trasladados a cárceles españolas París no desea implicarse en una negociación con la banda, pero ofrece colaboración a Zapatero fin la elaboración de un informe para que las prisiones españolas estén preparadas en el caso de tener que acoger a estos reclusos J. PAGOLA MADRID. Funcionarios del Gobierno francés están sondeando a los miembros de ETA recluidos en centros penitenciarios de ese país sobre si quieren cumplir en cárceles de España el resto de la condena impuesta por los tribunales galos. La medida se inscribe en el deseo de las autoridades de París de colaborar con España, en el caso de que el proceso de negociación que se pueda abrir le lleve a Zapatero a realizar algún gesto con los reclusos etarras. En reiteradas ocasiones, Francia ha mostrado su voluntad de no implicarse en un hipotético proceso de negociación con ETA y, mucho menos, para hablar de las tres provincias de Iparralde que reclaman los terroristas. La propia banda se lamentaba en la reciente entrevista concedida a Gara de que el primer ministro galo, Dominique de Villepin, ni tan siquiera hubiera contestado a la carta que le envió José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera hace varios meses en la que le pedía la apertura de una negociación. Más recientemente, el ministro del Interior francés, Nicolás Sarkozy, ratificó a su homólogo español, Alfredo Pérez Rubalcaba, que París no va a participar en ese supuesto proceso de paz A lo sumo, las autoridades francesas están dispuestas a dar un paso más en la actual colaboración antiterrorista y estudiar la posibilidad de trasladar a España a aquellos presos de ETA recluidos en centros penitenciarios del vecino país que lo soliciten, para cumplir aquí el resto de sus condenas. Esta vía ya la han abierto, a título personal, algunos etarras, entre ellos el pistolero Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi quien alegó para ello su deseo de estar cerca de su compañera, presa en España. Pero el Ejecutivo galo ya ha advertido que cualquier gesto que emprenda será consecuencia de sus gestiones con el Gobierno español, y nunca con los terroristas. Precisamente, el envío de los presos etarras a España le libraría ya por completo de la cuestión vasca que desde París siempre se ha visto como un problema de España con independencia de que ofrezca su colaboración. Fuentes antiterroristas consultadas por ABC explican que este sondeo que llevan a cabo funcionarios del Gobierno de Dominique de Villepin no signifib La encuesta tiene como Simpatizantes de ETA concentrados frente a una cárcel de París en presencia de gendarmes franceses ca que en breve se vaya a adoptar algún tipo de medida que afecte a los presos de ETA en Francia. Simplemente- -subrayan- se trata de hacer un documento de trabajo para, llegado el caso, poder reaccionar, ya que la acogida de medio o un centenar de presos procedentes de Francia no se puede improvisar de la noche a la mañana. Hace falta la infraestructura adecuada, que las cárceles del País Vasco o próximas estén preparadas caciones, ya que, en caso de que se consumara el traslado, para entonces muchos de esos etarras podrían haber cumplido ya su pena en Francia y, si están reclamados por la Audiencia Nacional, habrán sido extraditados por los cauces habituales a España. Aquellos que sólo tienen causas pendientes en el vecino país podrían para entonces haber quedado ya en libertad. En Francia hay en la actualidad alrededor de 150 presos de ETA, distribuidos en una treintena de cárceles. Un centenar aproximadamente son de nacionalidad española y el resto, francesa. Entre estos presos se encuentran los etarras que han sido dirigentes de la banda en los últimos años, como Ignacio Gracia Arregui, Iñaki de Rente- EPA Abierto a modificaciones Obviamente, de la lista de voluntarios que deseen cumplir la condena en España se excluyen a aquellos etarras de nacionalidad francesa. El informe siempre va a estar abierto a modifi- ría José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri Miguel Albizu Iriarte, Mikel Antza Soledad Iparragirre, Anboto José Antonio Olarra Gurido; Ainhoa Múgica; Félix Alberto López de la Calle, Mobutu Ibón Fernández Iradi, Susper Félix Esparza Luri y Francisco Javier García Gaztelu, Txapote aunque este último está ahora en España, ya que fue entregado temporalmente para hacer frente a varios juicios. Algunos de estos dirigentes formaron en su día desde la cárcel un consejo en la sombra para compensar el vacío de poder de ETA tras las sucesivas caídas. Tras lograr Josu Ternera el control de la banda, la influencia del consejo ahora es mucho menor. Batasuna reclama al PSOE que lleve al Congreso la inmediata derogación de la ley de Partidos M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El portavoz de Batasuna Pernando Barrena instó ayer al PSOE a presentar, de forma inmediata una iniciativa en el Congreso para la derogación de la ley de Partidos. Barrena rechazó cualquier otra medida intermedia o subterfugio en referencia a la propuesta del PSOE para fundar un nuevo partido legal que sustituya a Batasuna y que le permita a la izquierda abertzale concurrir a las próximas de 2007. La portavoz del Ejecutivo vasco, Miren Azkarate, coincidió con Barrena en reclamar al Gobierno la derogación de la ley de Partidos y consideró que manejar nuevos tiempos con instrumentos del pasado, con la ley de Partidos vigente y siendo ese el instrumento jurídico que aplican de una forma o de otra determinados jueces, también sigue siendo complicado Batasuna y el Gobierno vasco coincidieron también ayer en reclamar que el acuerdo político debe alcanzarse entre las fuerzas políticas vascas, y no depende de Zapatero. Azkarate discrepó de la pretensión del presidente del Gobierno de que los vascos decidan sobre algo ya pactado en Madrid, mientras que Otegi consideró un error transmitir que el proceso de paz se llevará desde Madrid. Azcarate dijo que el anuncio hecho por Zapatero el domingo no supone grandes novedades sobre el proceso de pacificación y que la capacidad de decisión de un pueblo es un derecho y no una reivindicación partidista