Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 5 2006 55 La Tate Modern de Londres reorganiza su colección permanente y renueva sus criterios expositivos La Comunidad de Madrid ve casi imposible adquirir el histórico teatro Albéniz Oliver Stone, con el ojo puesto en el 11- S Las costumbres promocionales se van afilando como la voz de algunos radiofonistas de éxito, y venden la piel del oso no ya antes de cazarlo, sino antes de que nazca. Todavía no ha dado a luz Oliver Stone su última película, World Trade Center pero ayer el festival nos vendió una manga de abrigo con un trozo de su pellejo: algo menos de media hora ya visible de lo que da la impresión que va a ser una de las producciones más espectaculares del año ¿que viene? con una imágenes sorprendentes en el interior de las Torres Gemelas y una acción (ficción) comandada por el sargento Nicolas Cage. Bomberos, policías, la ciudad tomada y atascada, los edificios ardiendo, la lluvia de fuego y hierros sobre el suelo, cuerpos que caen... la entrada al interior, angustia, terror... De todos modos, con Oliver Stone ha de esperarse uno cualquier cosa, o sea que no juzgaremos el oso o el abrigo por una simple manga. Antes de proyectar el pedazo de película subieron al escenario el propio Oliver Stone y sus tres protagonistas de Platoon que se proyectaba a continuación a propósito de cumplir veinte años, Tom Berenger, Charlie Sheen y Willem Dafoe; los actores escucharon en silencio y atentamente las palabras que balbuceó su director y comandante, que se mostró educado y comedido antes de su próximo abordaje a las pantallas. La Feria del Libro, un aniversario con mucha ciencia y toda la ficción Doña Sofía inaugurará la LXV muestra madrileña el próximo viernes b Conferencias, debates, activida- des de todo tipo, además de las tradicionales firmas de los autores, poblarán el Retiro entre el 26 de mayo y el 11 de junio MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Cumple sesenta y cinco fructíferos años, pero nada más lejos de la Feria del Libro de Madrid que la jubilación. De manera que si la autoridad no lo impide (que parece que no, el Ayuntamiento es patrocinador oficial por segundo año consecutivo) y la lluvia tampoco (para eso está el hada del precioso cartel de la muestra, obra de Ana Juan) a partir de este mismo viernes el Paseo de Coches del Retiro se pondrá una vez más al pie de la letra y, a la sombra de los castaños (y de unas cuantas muchachas, claro) en flor se abrirán de par en par las puertas de trescientas cuarenta y seis casetas con un total de trescientos cincuenta y cinco expositores. De ellos, ciento dieciséis son librerías y ciento ochenta y dos editores. Además de ficción (y literatura infantil y juvenil, poetas y poesía, historia e historias) la veterana muestra madrileña viene repleta de ciencia. Porque ella, la Ciencia, aprovechando que se cumple el centenario de la concesión del Nobel a Ramón y Cajal, será una de las columnas vertebrales de la Feria. Así, la conferencia inaugural será leída por el catedrático, historiador y académico José Manuel Sánchez Ron. Otros conocidos nombres como los de Juan Luis Arsuaga, José Luis Sanz, Antonio Rosas, Miguel Angel Lario, Juan Pérez Mercader y José Luis Fernández participarán en el programa titulado Conversando con científicos tendrán su propio pabellón, que en este último caso ha sido diseñado por los arquitectos Raúl del Valle González y Artemio Fichs Navarro y que parece que va a resultar impactante tanto por fuera (un diseño espectacular) como por dentro, con una multitud de actividades casi inabarcable. Por otro lado, y al igual que en 2005 fue Cataluña, en esta edición la región española invitada será Galicia, que ofrecerá todo lo más reciente acaecido en las letras gallegas. Del mismo modo, cabe resaltar que de nuevo el Gremio de Libreros de Madrid concederá el premio Feria del Libro, que en esta ocasión ha sido para la novela Suite francesa de Irene Némirovsky. En resumen, y como indicó en la presentación la concejala de las Artes madrileña, Alicia Moreno, otro año se va a cumplir y a llevar a cabo la afinidad que en la lengua castellana existe entre las palabras feria y fiesta. Eso sí, sin olvidar que además de la fiesta, las actividades paralelas y los autográfos, el fin de la Feria es comercial, como recalcó Teodoro Sacristán, director de la muestra. proyecto entre la desconfianza de todo el mundo y el propio desmoronamiento personal y profesional, con toques de ironía y mordacidad sobre actores, cineastas, críticos, políticos... Aunque, luego, da la impresión de que todo estaba urdido para que llegara ese desenlace temido o temible: al propio Moretti erigido en presidente de la nación, con un texto pretencioso y listillo, y con poco más. Al final, lo consiguió: a Berlusconi, apenas si lo roza su película, pero en cambio de él lo dice todo. Y aún nos queda el sobrero, X- Men, la decisión final que así se titulará en España, y es una excelente conclusión a las otras dos películas sobre estos superhéroes. Se complica aquí el núcleo del problema que ha atravesado la serie, es decir, la búsqueda de un vínculo entre los humanos y los mutantes, el tratamiento personal y social a los diferentes las cuestiones morales que se desprenden de ello y... pero, ¡qué me enrollo! escenas asombrosas, acción descomunal, intrigas y pasiones que levitan, estallan, desaparecen y vuelan... y Halle Berry encantadoramente canosa y pálida. Tocar madera De este modo, el Retiro (que luce todo su esplendor en la yerba en estos días, con sus veintidós mil árboles en ebullición, toquemos madera) se va a convertir en un gran aula magna en el que se conversará sobre los enigmas del Universo, la vida y desaparición de los dinosaurios, la evolución humana y, por supuesto, el lenguaje de las nuevas tecnologías. Los más pequeños también tendrán aquí mucho que decir, ya que en el pabellón infantil se va a desarrollar el programa Leer la Ciencia cuyo objetivo es que los chavales no vean en la ciencia un lobo feroz sino una disciplina que puede ser comprensible y amena. Tanto las Universidades públicas madrileñas como el Ayuntamiento EFE Madrid vuelve a ser el de Ortega La Residencia de Estudiantes acoge desde ayer y hasta el 23 de julio, como hemos informado, la exposición El Madrid de Ortega en conmemoración de los 50 años de su fallecimiento. A través de manuscritos del filósofo, primeras ediciones de sus obras o cuadros de Picasso, Braque o Dalí, la muestra expone, en palabras de su comisario, José Lagasa, un reflejo del momento intelectual junto a la influencia que Ortega y Gasset tuvo en la cultura de la primera mitad del siglo XX. En la imagen, Simone Klein, nuera del pensador, ante uno de sus retratos