Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 5 2006 35 La investigación policial apunta a que el accidente del autobús en la A- 1 se debió a un error humano Un jurado compuesto por seis mujeres y cinco hombres juzgará de nuevo el caso Costa Polvoranca Los Príncipes de Asturias celebraron ayer el segundo aniversario de su boda como un día normal, trabajando e insinuaron que no tienen prisa en volver a ser padres Más de dos y menos de cinco, pero sin prisa TEXTO: ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS FUENLABRADA. Don Felipe y Doña Letizia calificaron ayer de muy intensos los dos años que han transcurrido desde su boda, un aniversario que transcurrió como un día normal, trabajando aunque por la noche los Príncipes de Asturias tenían previsto celebrarlo en privado, como todas las parejas En una conversación informal con un grupo de periodistas durante la visita oficial de ocho horas que ayer realizaron al municipio madrileño de Fuenlabrada, Don Felipe se refirió a todos los acontecimientos que se han sucedido vertiginosamente en estos dos últimos años y lo que vendrá agregó, expresión que dio pie a comentarios y bromas sobre si podían estar esperando ya otro bebé. Pero Doña Letizia aclaró inmediatamente que aunque el deseo de la pareja sigue siendo tener más de dos y menos de cinco hijos como ya anun- ció el Heredero de la Corona en la petición de mano, de momento estad tranquilos pues no hay prisas Dedicada a los niños La Princesa agregó que desde que nació su hija, la Infanta Leonor, su vida está dedicada a los niños y comentó cómo había disfrutado el encuentro que había mantenido en la mañana de ayer con escolares de tres años del centro infantil Dulce Chacón, de Fuenlabrada. Los pequeños plantearon a Sus Altezas Reales todas sus ocurrencias sobre la Infanta, como si le gustan las lentejas, si la cuida una cangura o si le han salido ya los dientes, y les regalaron un libro titulado Adivina cuánto te quiero para que se lo lean a su hija. En el encuentro, también dijo Doña Letizia que la Infanta, que está a punto de cumplir siete meses, es muy grandona y buena Don Felipe se enganchó uno de sus gemelos en el pelo de una de las jóvenes que quería saludar a los Príncipes reivindicar la importancia del municipalismo enumerando las carencias de la localidad: Permitidme, Altezas, que con todo respeto y pensando en las necesidades de mis vecinos aproveche la presencia de la presidenta de nuestra Comunidad para pedirle ayuda dijo, ante las sonrisas de los presentes, incluidos los Príncipes, y el arqueo de cejas de Esperanza Aguirre. Robles pidió más escuelas infantiles, programas para paliar el fracaso escolar, centros de mayores y un Plan Integral de Movilidad que agilice los accesos a Fuenlabrada. Aguirre, al menos en su discurso, no recogió el guante. El propio alcalde había comentado los días previos a la visita su convencimiento de que todos los vecinos de Fuenlabrada se volcarían con la visi- FOTOS: ANGEL DE ANTONIO ta. La mayor parte de los cientos de fuenlabreños que se congregaron en los distintos puntos del recorrido de ayer aclamaron a los Príncipes, pero a las puertas del Centro Cultural Tomás y Valiente se concentraron una treintena de republicanos. Quienes no entendían de polémicas fueron Saúl, Raúl y David, tres chavales de nueve años que leían en la biblioteca del Tomás y Valiente cuando llegaron los Príncipes. Me ha preguntado de qué iba el cuento que leía y dónde estudiaba recordaba Saúl. La Princesa me ha dicho que a ella también le gustan mucho los cuentos añadía Raúl. ¡Anda que el Príncipe, vaya pedazo de mano que tenía! concluía David dibujando en el aire una gran silueta. Los Príncipes conversan con dos niños en el colegio Dulce Chacón