Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA POLÉMICA TERRITORIAL EL ESTATUTO ANDALUZ EN EL CONGRESO MARTES 23 5 2006 ABC El PP rechazará hoy otra reforma estatutaria del PSOE porque creará más problemas y no soluciones Votará no a la tramitación del nuevo Estatuto andaluz por inconstitucional y no tener consenso b El PSOE retoma su discurso terri- Las razones de la negativa del PP Varios son los argumentos del PP para no apoyar el texto que hoy se debate: 1) Es un Estatuto de segunda o de tercera por no tener el consenso de todos. 2) Tiene aspectos insconstitucionales y copia 130 enmiendas de Cataluña. 3) No garantiza el máximo de competencias dentro de la Constitución española. 4) No garantiza la igualdad de derechos de los andaluces respecto al resto de españoles. 5) No atribuye más competencias ni financiación a los ayuntamientos. 6) No aporta garantías democráticas como el hecho de que Andalucía tenga elecciones separadas de las generales. 7) No garantiza una financiación solidaria ya que apuesta por la bilateralidad en lugar de por la multilateralidad. Ayer el presidente del PP- A, Javier Arenas, revelaba al comité ejecutivo regional de su formación las claves para haber decidido votar contra de una reforma que deja indiferentes a los andaluces y tiene más de debate artificial ya que no es ni una demanda ni una preocupación que esté en la calle. torial al afirmar Zarrías, número dos de Chaves, que votar contra el Estatuto supone votar contra el futuro de Andalucía M. BENÍTEZ J. CEJUDO SEVILLA. El nuevo Estatuto de autonomía andaluz pisa hoy por primera vez Madrid. Y lo hace para llegar al Congreso de los Diputados, donde se decide su toma en consideración en un pleno al máximo nivel, sin haber logrado el consenso que obtuvo su antecesor de 1981. Pese a a que en el pleno participarán el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez, y el del PP, Mariano Rajoy, la reforma no logró el acuerdo de todas las formaciones al salir del Parlamento regional. Y es que además de dejarse en el camino al Partido Andalucista, al que ni siquiera se permite ir a Madrid al debate, el Ejecutivo de Manuel Chaves tampoco ha logrado el acuerdo con el PP. Es decir, que ya se sabe prácticamente el resultado del partido que hoy se disputa en la Cámara Baja. Dos formaciones, PSOE e IU, apoyarán la toma en consideración, mientras que el PP votará en contra de que el texto siga su curso y el PA, que no tiene representación en la Cámara Baja y que tampoco ha consensuado el texto, ni siquiera podrá intervenir. Javier Arenas, ayer, con miembros de la Ejecutiva del PP andaluz mo dirigente del PP- A, aseguró que la negativa de su formación a apoyar el texto se basa en que un Estatuto sin consenso es de segunda categoría. Pero, por encima de todo, una de las principales razones de su negativa es que tiene aspectos inconstitucionales y que hay 130 enmiendas copiadas de Cataluña en un texto que habrá que pulir. Que no se garantice el máximo de competencias, la igualdad de los andaluces con el resto de españoles, que no se atribuyan más competencias y financiación a los ayuntamientos o que no se incluyan elecciones separadas o una financiación solidaria fueron los argumentos de Arenas, quien recordó que salvo el plan Ibarretxe, la reforma andaliza es el texto que llega al Congreso con menos apoyo. De hecho no tiene el apoyo del 40 por ciento de andaluces. Además Arenas, que dijo desconocer cuál será el precio que el PSOE paga a IU por el pacto, también advirtió que cambiar la Ley electoral para que IU pueda tener más diputados sería un golpe de Estado en Andalucía y tachó de fascista que se quiera hacer ver que PSOE e IU representan al EFE Copiadas de Cataluña En cualquier caso y tras advertir a Chaves que en vez de resolver los problemas, ha creado uno nuevo el máxi- cien por cien de los andaluces. Pese a que el líder del PP insistió en que intentarán el consenso hasta el final y que espera encontrarse en Madrid interlocutores con más capacidad de acuerdo que en Andalucía, la Junta le advirtió ayer que la postura del no le coloca en el callejón sin salida para el resto de los trámites. El propio consejero de Presidencia, Gaspar Zarrías, aseguraba ayer que votar no es votar en contra del futuro de Andalucía y ponía como condición para cualquier futuro consenso que el PP vote afirmativamente a la toma en consideración del texto estatutario. En este sentido, Zarrías recordó al PP que no se vota el acuerdo o desacuerdo con el contenido, sino si debe ser discutido, negociado, matizado y mejorado en el Congreso por lo que votar en contra equivale a despreciar y dar un portazo al Parlamento de Andalucía, apostilló Zarrías. Su postura le coloca en el callejón sin salida para el resto de los trámites que tiene pasar el Estatuto y es condenarse al rincón de la historia mucho tiempo dijo. La polémica, hoy a partir de las 13 horas en el Congreso de los Diputados. SEVILLA. El golpe de timón que en el trámite de comisión y muy a última hora dio semanas atrás el PSOE en el Parlamento andaluz para apuntalar la reforma del que será nuevo Estatuto de Andalucía sirvió a los socialistas para para dos cosas: primero, garantizarse el no del PP y segundo, catalanizar el texto. De la noche a la mañana, Andalucía pasó a ser una realidad nacional -y así ha llegado definida al Congreso- a atribuirse competencias propias del Estado o, como hizo Cataluña, a estirar hasta el límite su relación de bilateralidad con la Administración del Estado. Estas son algunas de las semejanzas entre los dos Estatutos: Definición: Andalucía será reconocida como una nacionalidad definida en una realidad nacional uno de los términos acuñados por José Luis Rodríguez Zapatero como válido y presumiblemente constitucional para Cataluña. Los socialistas andaluces no han querido ser menos. El Parlamento andaluz, con la mayoría de PSOE e IU, ha aprobado un Estatuto cuyos aspectos sustanciales suponen un calco del avalado por las Cortes para Cataluña rá el control total de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, lo que puede llevar- -de hecho ya han surgido los primeros conatos- -a enfrentamientos con otras Comunidades, como es el caso de Extremadura. Descentralización del Poder Judicial. Como Cataluña, Andalucía aboga por una descentralización del Poder Judicial y, de acuerdo con la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que promueve el Gobierno central, atribuyen más competencias al TSJ andaluz en detrimento del Tribunal Supremo, que queda como unificador de doctrina. Un Consejo de Justicia andaluz podrá proveer de plazas de jueces y fiscales y hacer nombramientos. Relaciones bilaterales. Aunque en este apartado en Estatuto andaluz no es tan contundente como el catalán, si promueve una relación bilateral de la Junta con el Estado para fijar, entre otras, las cuotas de inmigración. Chaves copia el examen de Maragall ABC Laicidad en la educación. Otro de los aspectos más cuestionables del texto andaluz- -ha incluido, como el catalán un título de derechos y deberes- -es la educación. La enseñanza pública es laica- -copia el Estatuto andaluz- sin perjuicio del derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus propias convicciones Blindaje competencial. Es uno de los caballos de batalla del PP durante toda la tramitación del texto andaluz. Como el catalán, la Junta de Andalucía se atribuye competencias exclusivas del Estado y restringe, por propia iniciativa, la capacidad de la legislación básica del Estado, utilizada por la Administración como contrapeso a los abusos autonómicos. Entre las competencias exclusivas, Andalucía asumi-