Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 23 5 2006 ABC Nacional Zapatero ciñe el diálogo con ETA sólo al fin de la violencia para ganar el apoyo de Rajoy El jefe del Gobierno y el líder del PP constataron sus diferencias en dos conversaciones, el sábado y el lunes de tensión, el PP acusa al presidente de no informarle del contenido de su anuncio y aquél dice al PSOE que lo sabían quienes lo tenían que saber GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, intenta apaciguar las discrepancias con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, sobre el proceso de diálogo que pretende abrir en junio con ETA con la garantía de que será para el fin de la violencia y sólo para el fin de la violencia según aseguró ayer ante la ejecutiva del PSOE y trasladó posteriormente a la opinión pública el portavoz del partido, José Blanco, que incidió en esa precisión por tres veces. La declaración de Blanco, escrita del puño y letra de Zapatero, es más sintomática por cuanto se produjo después de la segunda conversación que el presidente del Gobierno ha mantenido con el líder de la oposición en los últimos tres días, en un ambiente marcado por la tensión que provoca su diferente percepción sobre la oportunidad de abrir ese proceso y la sinceridad de la declaración del alto el fuego permanente declarado por ETA, del que mañana se cumplen dos meses. b En un clima ro elegido- -un acto del PSE- irritó a Rajoy porque, según fuentes populares, el sábado no le adelantó lo que iba a decir. Iba a comparecer en el Congreso y resulta que comparece en un mitin concluyeron fuentes del PP, que destacaron que esta deslealtad se produjo cuando ambos habían pactado ya que Rajoy se limitaría a hacer una referencia mínima al terrorismo durante el debate del estado de la Nación y que la posterior comparecencia del presidente del Gobierno se produciría en un formato sin votación. Esta versión choca con la del propio Zapatero, quien aseguró ayer ante la ejecutiva del PSOE que su anuncio en Baracaldo, como podéis imaginar, lo sabían todos los que lo tenían que saber frase que todos interpretaron referida al presidente del PP. La reacción que el comportamiento de Zapatero ha provocado en el PP, adelantada ayer por ABC en el sentido de que no avalará que el Gobierno hable con ETA hasta que abandone las armas, motivó honda preocupación en el presidente del Gobierno, que en la mañana de ayer volvió a conversar con Rajoy, quien le comunicó su intención de ratificarse en esa postura a través de Ángel Acebes, como así ocurrió. Zapatero, para intentar rebajar una tensión que perjudica a la unidad de los demócratas que juzga imprescindible elaboró con Blanco la declara- Desencuentro hasta en las versiones A pesar del absoluto mutismo que Gobierno y PP han mantenido al respecto, ABC ha podido confirmar que Zapatero y Rajoy hablaron extensamente el sábado por la mañana, la víspera de que el presidente del Gobierno anunciara en Baracaldo su propósito de comunicar en junio al Congreso el inicio del diálogo con la banda terrorista. En esta primera conversación, según las fuentes consultadas, Rajoy le reiteró a Zapatero que el PP le apoyará única y exclusivamente para constatar que ETA deja las armas y ambos expusieron análisis dispares sobre la trascendencia de la entrevista con la cúpula de la banda publicada en Gara ya que mientras el presidente intentó restarle importancia alegando que era para consumo interno el líder de la oposición sostuvo que demuestra que ETA no va a cambiar El jefe del Ejecutivo añadió, sin convencer a Rajoy, que su seguridad de que se dan las circunstancias para abrir el diálogo no se basa exclusivamente en los informes policiales ni en las manifestaciones públicas de ETA Batasuna. Con estas diferencias de criterio sobre la mesa, el contenido del anuncio realizado al día siguiente, domingo, por el presidente del Gobierno, y el fo- José Blanco, en su comparecencia de ayer tras la reunión de la ejecutiva del PSOE FRANCISCO SECO El Gobierno elude hablar de la banda en la comunicación previa al debate de la Nación J. L. L. MADRID. La comunicación previa del Gobierno para el debate sobre el estado de la nación- -remitida el pasado viernes por el Ejecutivo al Congreso y conocida ayer- -no hace ninguna referencia al diálogo con ETA. El documento, que adelanta los asuntos que serán desgranados por el presidente del Gobierno los próximos días 30 y 31 de mayo, deja clara la pretensión del Gabinete socialista de no in- troducir la lucha antiterrorista en el segundo debate de política general de la era Zapatero, habida cuenta de que el jefe del Ejecutivo anunció una sesión monográfica para junio. La exclusión de este asunto no será óbice para que los portavoces de los grupos parlamentarios puedan referirse al proceso de paz durante sus intervenciones. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, ya ha adelantado que así lo hará. La comunicación previa centra el debate en los logros del Gobierno socialista durante los dos primeros años de legislatura, que son- -tal y como detalla el escrito- -impulsar el crecimiento económico, extender los derechos civiles, poner en marcha políticas sociales, incrementar la seguridad, generalizar el diálogo institucional y reformar los estatutos de autonomía de las comunidades que lo desean. El documento deja claro que en el terreno económico el balance del último año ha sido excelente En cuanto a las reformas estatutarias, la comunicación señala que el procedimiento establecido está funcionando más allá de cualquier disonancia en referencia a la oposición del PP a algunas de ellas.