Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 5 2006 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE FRANCIA 95 Bautista se luce y pierde el triunfo por un apagón eléctrico de su Aprilia Pudo arrancar la moto y ser cuarto, mientras Luthi aprovechó el suceso para regresar al éxito T. G. -M. Le Mans había vivido seis éxitos españoles en el último trienio y ayer se vengó sin elegancia. Incluso con acritud. Álvaro Bautista se quedó sin la victoria que se había ganado en la pista porque una avería electrónica apagó el motor de su Aprilia en la última vuelta, cuando era líder. El triunfo se le gripó, como su motor, a falta de dos kilómetros de meta. Menos mal que pudo volver a arrancar su máquina para obtener una cuarta plaza que le permitió confirmar el liderato del Mundial de 125, con una ventaja de 21 puntos sobre Kallio, segundo en la prueba. Álvaro pagó en carrera el problema detectado en el entrenamiento matinal. El equipo tuvo que cambiar a toda marcha el sistema electrónico de su Aprilia. A la hora de la verdad, la moto no funcionó bien, pero el líder cubrió la carencia de velocidad con el pilotaje de clase que atesora. Superaba a sus rivales en las curvas y soportaba el acoso en las rectas. Su primer mérito fue la elección de neumáticos. A expensas de la lluvia, Aspar investigó las gomas que ponía Kallio- -rayadas- -y Bautista arriesgó con la colocación de ruedas de tiempo seco. Fue un acierto. Aunque el toledano sufrió al principio, a medida que transcurrieron las vueltas pudo alcanzar al finlandés y a Lai, que también montó neumáticos rayados. Ambos habían organizado una fuga que Álvaro, acompañado por Luthi, eliminó. El español y el vigente campeón del mundo terminaron por descolgar a Kallio y a Lai para jugarse el himno en el podio. Una pelea que Bautista había decantado a su favor hasta que su montura apagó la luz. Kallio descontó siete puntos Así se marchitó una primera posición que habría supuesto el único éxito de Aprilia en un circuito perfecto para las Honda y las KTM, como se demostró en todas las cilindradas. Así murió la posibilidad del único triunfo español en Le Mans, después de tres años de abuso. El suizo, portador del número uno, se encontró con una victoria inesperada, que le servirá para silenciar las críticas después de un estreno decepcionante en el campeonato. Bautista, empero, consolidó esa regularidad que define su andadura. Había conseguido cuatro podios consecutivos en cuatro carreras y se disponía a celebrar el quinto. Ha ganado en dos ocasiones y amenazaba con descorchar su tercera botella. El fallo de su máquina significó una cuarta posición, la peor de la temporada. Pablo Nieto era quinto, después de una magnífica remontada. Junto a Luthi, el gran beneficiado del incidente era Kallio. Ya se resignaba a ser tercero y perder otros nueve puntos frente al español y se encontró con el segundo cajón y siete puntos para descontar ante su gran rival por el cetro. El campeonato es cosa de dos. Lo mejor de Bautista es que suma y sigue aunque la suerte se apague. Rossi (derecha) adelantó a Pedrosa (izquierda) pero rompió el motor AFP Dani: Estoy contento, porque he tenido suerte y terminé tercero Humilde como siempre, el triple campeón del mundo español dio otra lección de objetividad: Estoy contento con el resultado porque esta vez he tenido suerte. Estamos en el podio, lo que es bueno para mí y mi equipo, y la carrera ha sido en seco Pedrosa no pudo aguantar el ritmo de Rossi: Valentino ganaba unas décimas en cada vuelta y yo intentaba no perderlo, pero la distancia era cada vez mayor y también he tenido que estar atento y controlar la distancia con los de atrás. Cuando me he puesto primero sabía que los demás me estaban alcanzando y que sólo sería el líder durante dos o tres giros Álvaro espera resarcirse en la casa de Aprilia Ha sido una pena, porque la carrera era nuestra manifestaba Álvaro Bautista después del fallo eléctrico de su moto. Un problema que espera no sufrir el 4 de junio en la casa de de Aprilia el circuito de Mugello, sede del próximo Gran Premio de Italia, donde espera regresar al primer cajón. Allí, en su casa, otro hombre de Aspar, Mattia Pasini, intentará escapar de su propia presión para conseguir el primer triunfo del año. Llegó al equipo español como una figura y se ha encontrado con un piloto estelar, Bautista. Los éxitos del español han significado un exceso de tensión en el italiano, que ayer volvió a caerse. Jorge Martínez le pide calma, pero es imposible pararlo. Lorenzo, ganador de las dos primeras carreras, se cayó en un adelantamiento imposible y ya es quinto en el Mundial EPA