Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LUNES 22 5 2006 ABC SPANISH IS NOT MY LANGUAGE osé María Gil Robles es uno de los poquísimos representantes del Partido Popular Europeo (PPE) que se tomó siempre muy en serio la E de las siglas: la E de europeísta. Durante su período como presidente del Parlamento Europeo provocó el estupor de sus compañeros del PP por la indomable coherencia con que siempre defendió el interés general de Europa por encima de particularismos. Aún hoy me temo que siga siendo un incomprendido en su partido. Pues Gil Robles nos contaba una anécdota ocurrida hace ya años, pero que hoy está más de actualidad que nunca. El ex presidente de Esquerra Republicana, ALBERTO Heribert Barrera, en SOTILLO los tiempos en los que era eurodiputado tuvo la ocurrencia de dirigirse a un grupo de representantes en un inglés macarrónico que ni los británicos entendían. Tomó entonces la palabra un eurodiputado británico para decirle en perfecto español: Creo que será mejor que utilicemos su lengua... yo le entiendo mejor en español Lo que provocó las furias de nuestro sedicente compatriota, que replicó en inglés y castellano que en español no, que nunca, que spanish is not my language La anécdota se desarrolló en otras, como la del eurodiputado del Bloque Gallego que dijo que iba a hablar ante la Cámara en portugués. Lo que hizo después fue hablar en gallego causando el pavor del intérprete luso, que no le entendía nada. Al final, tuvo que ser la intérprete de español la que hiciese el esfuerzo de traducirle, con la advertencia de que nunca más volvería a hacerlo. Lo sorprendente, sin embargo, no es que ocurrieran, sino que estos casos de leve majadería progresaran hasta convertirse en categoría: en perfecta resumen de nuestra actual aportación a la refundación de la Unión Europea. En estos tiempos de crisis, a España tendría que corresponderle aportar ideas e iniciativas para salir del marasmo. Pero entre los envenenamientos en familia de la vecina Francia y nuestros coros y danzas nacionalistas, Angela Merkel es la única que se siente con ánimos para sacar a Europa del pantano. Aunque- -por el interés español también- -nuestro país no debería permitir que la tarea recaiga sólo en los hombros de la canciller germana. Los proyectos de España y Alemania para Europa siempre han sido compatibles y mutuamente enriquecedores. Pero para que así sea- -y para la defensa del interés nacional- -conviene que haya proyecto. Lo que no conviene es que el único plan sea el traslado del barullo de realidades nacionales al proyecto europeo. También en el Partido Socialista hay europeístas, que saben perfectamente que la regionalización (o realismo nacional) de los Estados es la vía rápida para dinamitar la Unión Europea. Y que si queremos ser constructivos, lo prioritario es empezar por poner fin al antieuropeísta galimatías nacional. La asignatura de Filología Hispánica cumple 28 años en la Universidad de Kabul con más de 70 alumnos matriculados. Ni los muyahidín, ni los talibanes pudieron con una carrera que empezaron los cubanos durante la ocupación soviética J Aprender español en Kabul TEXTO Y FOTO: MIKEL AYESTARÁN, SERVICIO ESPECIAL KABUL. Yo estoy en la clase de español porque es el segundo idioma más importante del mundo y creo que me va a abrir muchas puertas en el futuro. Además, desde la llegada de las tropas españolas a Afganistán estamos en deuda y tenemos que esforzarnos por aportar lo que podamos en la reconstrucción, haciendo de traductores, por ejemplo Yusef es uno de los nueve alumnos de tercer curso de español en la Universidad de Kabul y, a falta del último año, es capaz de mantener una conversación perfectamente. Su clase es un Afganistán en miniatura en el que azaras, pastunes, tayikos y baluchis comparten pupitre durante cinco días a la semana prestando más atención a las conjugaciones y a las preposiciones que a las rivalidades étnicas. Los cubanos fueron quienes introdujeron el español en el país durante el tiempo de la invasión soviética. Desde 1978, cada año llegaban a Kabul cuatro profesores caribeños y los estudiantes afganos tenían la oportunidad de pasar una temporada en La Habana. Fue la época dorada de la cátedra, sin duda. Los cubanos no eran ricos, pero nos dotaron de todos los medios precisos para echar a andar y aquí estamos 28 años después gracias a ellos señala el decano de Filología, Khaver Desami, quien fue uno de los afortunados que pudo desplazarse a Cuba para perfeccionar el español que ahora habla a la perfec- ción. Pero con la caída del régimen soviético llegaron las vacas flacas y el español estuvo a punto de desaparecer de las aulas. Tanto los muyahidines, primero, como los talibanes, después, relacionaban este idioma con el comunismo y por eso prohibieron a los jóvenes matricularse. Sin embargo, nunca cerramos la cátedra porque sabíamos que tarde o temprano volvería el sentido común, como así ha sido, y desde hace ya cinco años trabajamos con relativa normalidad informa Desami. Falta de medios Este curso hay setenta alumnos matriculados, de ellos quince mujeres, y seis profesores trabajan a jornada completa. El problema en estos momentos es la falta de medios humanos y materiales para poder hacer un trabajo a conciencia. Los propios alumnos reconocen que la falta de profesores nativos les impide avanzar y el no disponer de una simple televisión, un radiocasete o libros de texto adecuados, les hace más difícil la tarea de dominar el idioma. Lo más importante son los pro- Desde 1978, cada año llegaban a Kabul cuatro profesores cubanos. Algunos estudiantes afganos iban a La Habana fesores. Los nuestros son antiguos alumnos que le ponen toda la voluntad, pero no es lo mismo. Respecto a la falta de medios, lo que ocurre es que tenemos los métodos que nos dejaron los cubanos y poco más. Y los tiempos han cambiado. Esperamos que desde España las instituciones hagan un esfuerzo y se acuerden de nuestro trabajo y las ganas que tenemos de expandir su idioma señala Desami, quien añade que el último reemplazo de militares españoles donó una serie de libros que pronto empezarán a usar. El curso pasado fue uno de los más duros. Debido a esa falta de profesorado de la que se queja el decano, se tuvieron que cancelar la clases de primer curso. El argumento de la seguridad es el más importante para cualquiera al que se le plantee trabajar en el país: Pues entonces que permitan el acceso a becas a nuestros profesores para que puedan ir a España a mejorar. Aunque repito que no es lo mismo responde el decano. Si durante los ochenta los alumnos se iban a La Habana, ahora la universidad ha firmado un acuerdo con el PRT (siglas en inglés de Grupo de Reconstrucción Provincial) español de Qala i Nao, para enviar allí a sus alumnos de último curso y ayudar como intérpretes. Los reemplazos llegan cada cuatro meses desde España y a cada uno de ellos le acompañan cuatro estudiantes de Kabul. Alumnos del primer curso con el decano, Desami. Las mujeres han vuelto a las aulas