Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional OPERACIÓN ATRIO LOS AFECTADOS LUNES 22 5 2006 ABC Turno de preguntas de los afectados en la asamblea informativa celebrada el jueves en Daimiel Mientras en Daimiel muchos vecinos comienzan a despertar a la realidad de que ya no disponen de sus ahorros, en la localidad toledana de Dosbarrios el escándalo filatélico puede tener secuelas electorales: quien iba a optar a la alcaldía por el PP es delegado de Afinsa en el pueblo Adiós al sueño de las estampitas en Daimiel y Dosbarrios TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTOS: JAIME GARCÍA CIUDAD REAL TOLEDO. En Daimiel ya hay indicios para pensar que la sima filatélica será una bomba de relojería en dos tiempos. La primera espoleta saltó con la intervención judicial, después de que a lo largo de los años el pufo creciera a la vista de todo el mundo (Administraciones incluidas) sin que nadie moviese un dedo; y la segunda (cuyos resortes aún no se han activado del todo) puede reventar con el despertar de los damnificados. Los daimieleños han sufrido a lo largo de todos estos días (igual que los vecinos de Pedro Muñoz o de Alcázar) un peculiar síndrome de Estocolmo de conformismo incrédulo. Pero ya empiezan a bajarse de las nubes de la incertidumbre, a aterrizar en la certeza de la ausencia del talón a fin de mes. De los 18.000 habitantes del pueblo de los humedales, alrededor de 3.000 han confiado en esas inversiones tangibles que se han volatilizado. Sellos o estampitas, a fin de cuentas. La oficina de consumo del Ayuntamiento (OMIC) atiende un flujo constante de ciudadanos, más o menos indignados. ¡Qué días llevamos! suspira Concha, la funcionaria comisionada para lidiar con los vecinos. Mano izquierda no le falta en la labor de recopilar los datos de quienes habían suscrito contratos filatélicos. Esta semana ha habido asamblea de afectados, convocada por el Ayuntamiento en el Teatro Ayala, con aforo para unas cuatrocientas personas. El recinto se llenó. Comparecía el presidente de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) de Castilla- La Mancha, Pedro Romero, para informar a los asistentes sobre el estado de la cuestión. En las primeras filas se sentaron Cruces, Ana y Soledad, cuñadas, quienes relataban cómo nos han enganchado a toda la familia, pero lo peor es lo de los mayores, que habían invertido para complementar la pensión. Ahora tendremos que ayudarles a salir del agujero pechas de que algunos clientes de Fórum y Afinsa han podido servirse de estas empresas como instrumentos de blanqueo y evasión, incluso a esta escala doméstica. El desenlace de la convocatoria fue agridulce, a medio camino entre los que no se enteraron de nada (como una señora que aspiraba a sacar el dinero, marcharse a la playa y no volver a invertir en estas cosas y los que salieron ofuscados. Manuel Sánchez Bermejo, el del Mesón Villamiel, echaba humo: Pon que son unos cabrones. No creo que volvamos a oler ni un duro Emilio Muñoz asentía con la cabeza y se preguntaba por qué a mí, como asalariado, me han tenido controlada hasta la última peseta, y a estas empresas no Para Marisol Ortega es una dura jornada. Otra más, desde el 9 de mayo. Abogada con despacho en un emplazamiento privilegiado de Daimiel (justo enfrente del Ayuntamiento, en la hermosa plaza porticada) un día decidió ejercer también como agente de Fórum Filatélico en este pueblo de Ciudad Real, con notable éxito por la confianza que genera entre sus paisanos. Ahora la situación es muy desagradable, después de que esto haya venido funcionando como un reloj y sin quejas de nadie lamenta. Entre los daimieleños corren relatos para todos los gustos: el de la viuda que vendió la viña, puso el dinero en el Fórum y puede haber perdido cincuenta o sesenta millones o el del que se libró por los pelos, porque el hijo necesitó el dinero para la entrada del piso La alegría (y la tristeza) no van por barrios, sino por familias. Cuando unos fuegos artificiales encienden la noche no resulta fácil adivinar a bote pronto qué se celebra: Aquí hay mucha gente del Barça- -explica un camarero- -y se ve que algunos culés no habían invertido en sellos Doble motivo para festejar la champions Dosbarrios y la alternancia Dosbarrios es un pueblo toledano pequeño, modesto y con secular conciencia ahorradora, a sólo 71 kilómetros de Madrid. El alcalde, Juan Bautista Martínez- Raposo Bauti para los vecinos) asegura que muchos de sus paisanos aún no son conscientes de la que se les ha venido encima: Están como cuando entierras a un ser querido. Los primeros días recibes los pésames y el calor de la gente y no te das cuenta del alcance de lo que ha pasado Por eso, también aquí el Consistorio se está volcando en la labor de asesoramiento de los afectados. De los 2.400 habitantes de Dosbarrios, la mitad había confiado sus ahorros a Afinsa, la compañía que opera en la localidad. Sin embargo, ni el regidor socialista ni sus allegados engrosan el cupo de damnificados lo que, según una avispada vecina, tiene lectura política: El que lleva aquí la oficina de la filatelia es el de la derecha, el que quiere quitar a Bauti de alcalde No se trata de un comentario malsano, sino de una evidencia. Raúl Rodríguez, el delegado de Afinsa en Dosbarrios, es también concejal del PP y se disponía a encabezar la lista de su partido en las municipales de 2007. Malos tiempos para la alternancia. Apelación a la paciencia Bauti alcalde de Dosbarrios Las palabras del experto en consumo resultaron claras en dos vertientes: en la necesidad de unión de los afectados para las reclamaciones judiciales por economía procesal y, sobre todo, en la apelación a la paciencia. Esto va para muy, muy largo alertó al público expectante. Hubo murmullos desalentados cuando expuso que, tras la liquidación de bienes de las sociedades implicadas, primero cobrará Hacienda, después los trabajadores que se han quedado en la calle y sólo en última instancia los inversores. En el turno de preguntas, se registró una apreciable incidencia de las inquietudes fiscales, en medio de las sos- Tres mil daimieleños pueden estar afectados por la presunta estafa, y algunos de ellos ya han perdido la calma Al malestar por la estafa se suman las inquietudes fiscales de quienes no habían declarado el dinero