Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 5 2006 Nacional 15 CRISIS POLÍTICA POR EL ESTATUTO CATALÁN Mas se comprometió con Zapatero a no pactar con el PP y favorecer su aislamiento CiU hace extensivo su apoyo al PSOE en los Presupuestos Generales las manos libres a Maragall para decidir sobre su futuro pero, a diferencia de otras ocasiones, ahora sí hay un posible sucesor: José Montilla MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Mucho dio de sí la entrevista que, a finales de enero, mantuvieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de CiU, Artur Mas. Tanto que, en sólo unas horas, se perfiló no sólo el nuevo Estatuto, sino también el futuro panorama político español, estrechamente ligado al catalán. Como se sabe, Mas y Zapatero sentaron las bases de un futuro acuerdo CiU- PSOE que permitiera a los socialistas desligarse de ERC, su incómodo aliado. Pero es que, además, los nacionalistas se comprometieron con el jefe del Ejecutivo a no pactar con el PP en Cataluña, algo que ya ocurrió en anteriores legislaturas, de forma que los populares quedarían totalmente aislados del juego de las alianzas políticas. Por dos veces, el presidente del PP catalán, Josep Piqué, ha ofrecido recientemente a Mas un pacto en Cataluña. Y por dos veces, los nacionalistas han rechazado esa propuesta, que incluía la entrada de los populares en el Gobierno catalán. Una oferta real, pero también envenenada, porque gracias a la negativa de CiU, Piqué ha logrado poner en evidencia esa sociovergencia que comenzó a fraguarse en esa reunión Mas- Zapatero, que se ha acelerado con la expulsión de ERC del Gobierno catalán y que podría precipitarse después del referéndum sobre el Estatuto que se celebrará el 18 de junio. Será entonces cuando los socialistas decidan sobre un posible relevo de Pasqual Maragall como candidato a la Generalitat. Como ya informó ABC, una de las condiciones de CiU para pactar con los socialistas es la sustitución de Maragall como cabeza de lista. El PSOE, que trabaja desde hace tiempo en este sentido, ha decidido dejar las manos libres a Maragall para decidir su sucesión, pero a diferencia de anteriores comicios, ahora existe un firme candidato a ese relevo, el ministro de Industria, José Montilla, que cuenta con el apoyo del PSC y del PSOE. Sería bueno que Maragall clarificase si será o no candidato a las próximas elecciones dijo ayer el secretario general de CiU, Josep Duran Lleida, quien asimismo dijo que su formación está dispuesta a dialogar lo que haga falta con el PSOE en Madrid siempre que los resultados permitan conseguir nuestros objetivos y nuestros compromisos electorales Duran puso como ejemplo la reforma fiscal impulsada por el Gobierno y apoyada por CiU: una muestra de ese relevo de los apoyos parlamentarios que podría hab El PSOE deja una querella por injurias y calumnias contra el PSC por su eslogan El PP utilizará tu no contra Cataluña Reprobación parlamentaria Pero las acciones legales de los populares no acaban aquí. El diputado del PP catalán Daniel Sirera ha presentado una moción para que el Parlamento autonómico repruebe al Gobierno catalán por haber utilizado recursos públicos para llevar a cabo una campaña institucional sobre el nuevo Estatuto en beneficio de determinadas opciones políticas Sirera pide a la Generalitat que retire toda la publicidad institucional sobre los contenidos del texto que sigue en las calles por considerar ilegal su exhibición. cerse extensivo, según CiU, también a los Presupuestos Generales del Estado. Todo avanza, por tanto, a esa sociovergencia que ERC insiste en denunciar y que el PP ve como una amenaza, pues cortaría de raíz cualquier posibilidad de influir en la política catalana. Una situación adecuada a la estrategia socialista de provocar el aislamiento del PP a toda costa, tal como se ha puesto de manifiesto en la agresiva campaña que el PSC ha preparado de cara al referéndum, con el propio José Montilla ejerciendo de púgil en sus intervenciones públicas. Todavía no ha empezado oficialmente la precampaña, pero la política catalana ya ha entrado en una fase de judicialización, después de que los populares hayan presentado