Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 5 2006 11 Un informe pericial vincula al líder de los socialistas valencianos con una trama político- empresarial Mas se comprometió con Zapatero a no pactar con el PP y favorecer su aislamiento político Zapatero comunicará a los partidos tras el debate de la Nación que abre el diálogo El jefe del Gobierno sitúa en 2010 el horizonte para culminar el proceso b Admite que hay razones para tener un margen de incertidumbre y afirma que, aunque no habrá precio político por la paz, caben diálogo y reformas GONZALO LÓPEZ ALBA BILBAO. Cuando las incertidumbres y el escepticismo amenazaban con obturar el portillo abierto al comienzo del proceso de paz en el País Vasco, y en la víspera de cumplirse dos meses de la entrada en vigor del alto el fuego permanente declarado por ETA, José Luis Rodríguez Zapatero ha impuesto- -frente al parecer más cauto y conservador de cualificados miembros de su Gobierno- -su criterio de que es el momento de dar un paso más, siguiendo el protocolo de actuación y los tiempos políticos prediseñados por él mismo. El presidente del Gobierno anunció ayer Bilbao, ante las 8.000 personas que participaron en la edición más concurrida y alegre de la fiesta de la rosa de los socialistas vascos, que el próximo mes- -junio- -comunicaré a las fuerzas políticas el inicio del proceso de diálogo con la banda terrorista. Según fuentes gubernamentales, su comparecencia ante el Parlamento, que quiere limitar a una breve declaración, se producirá seguramente en la segunda semana de junio, tras el debate del Estado de la Nación. les falta razón a muchos que piensan que ésta es una ambición difícil y que algunos puede que tengan prisa y otros quizá piensen que esto no debería haber arrancado Pero, frente a unos y otros, comprometió el empeño y la determinación absoluta del Gobierno para ver el fin de la violencia convencido de que la paciencia democrática, unida a la valentía, es la virtud que cambia las cosas principio que formuló con la apostilla crítica de que lo que tenemos por delante no puede ser el fruto de ningún laboratorio científico, sino de la política y de la voluntad de la sociedad tres o cuatro años es decir, con el horizonte de 2010. A partir de ahí, y tras reafirmar que la paz no tiene precio político enunció los tres principios irrenunciables que han de guiar todo el proceso: fin de la violencia, legalidad y convivencia como garantía de futuro cada uno de los cuales tiene su tiempo y debe desarrollarse por este orden. Las líneas rojas del diálogo Con estas líneas rojas tendió la mano al nacionalismo y a la izquierda abertzale Claro que tendremos diálogo político, con todos los que entiendan la política sólo en términos de ideas, para renovar un gran acuerdo de convivencia que tiene que ser el fruto del reconocimiento de la pluralidad del País Vasco hay sitio para todos en esta Euskadi, hay posibilidad para todos de hacer política y para defender todas las sensibilidades políticas, con el límite natural de que se defiendan con la palabra y el respeto democrático, y hay posibilidades de cambios y reformas si respetamos las leyes de la democracia y, claro que los ciudadanos de Euskadi van a decidir su futuro, dentro de las leyes y del respeto a cada uno de los principios del ordenamiento jurídico En este punto, sostuvo que Euskadi, por razones de historia y de porvenir, tiene su mejor sitio en la España constitucional, que reconoce todas las identidades y todos los pueblos El presidente del Gobierno, que construyó su discurso sobre la tríada de recuerdo, valentía y esperanza avanzó también su propósito de proponer- -como le ha sugerido el diputado y víctima de ETA Eduardo Madina- -la inclusión en el preámbulo de la Constitución de una referencia a las víctimas del terrorismo, como el mejor homenaje que podemos hacer que es recordarlas en el libro de la convivencia Tres o cuatro años, como mínimo En todo caso, insistió en la necesidad de conjugar pasos firmes con actuar sin prisas y sin ansiedad asegurando en consecuencia que el Gobierno se tomará el tiempo necesario para que cada paso que demos sea irreversible en la buena dirección y asegure que nunca más volveremos a ver ningún tipo de violencia El discurso del presidente del Gobierno, de tono marcadamente conciliador y esperanzado, incluyó guiños para todos. El primero, de ámbito general, fue que lo vamos a conseguir, pese a quien pese y a las dificultades que tengamos por delante pero que la paz ha de ser de todos y para todos, un esfuerzo compartido en el que nadie puede intentar ir una cabeza por delante En este marco, apuntó incluso un horizonte temporal: Esta oportunidad tendrá que ser gestionada más allá de un Gobierno y de una legislatura, al menos durante TELEPRESS Gobierno ya deja claro que seguirá adelante, cuente o no con el PP. Rajoy está decidido a plantear todos estos argumentos en el debate sobre el Estado de la Nación, el próximo día 30. De todos modos, Zapatero persiste en su idea de pactar con Rajoy la fecha en la que acudirá al Congreso de los Diputados a pedir su aval. Todavía no están cerrados ni el día ni el formato, pero previsiblemente será en la semana posterior al debate sobre la Nación y no habrá votación. Determinación absoluta En el análisis de Zapatero, según estas fuentes, los informes policiales de verificación de la tregua terrorista constituyen sólo un elemento más de la evaluación que le ha llevado a concluir que hay una alta probabilidad de que la situación se consolide. Zapatero reconoció abiertamente que hay razones para que mucha gente pueda tener un margen de incertidumbre que seguramente no Propone incluir un reconocimiento a las víctimas en el preámbulo de la Constitución