Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 DOMINGO 21 5 2006 ABC Deportes FLAVIO BRIATORE Patrón del equipo campeón del mundo de Fórmula 1 Sólo el futuro dirá por qué se va Alonso de Renault Es el hombre que descubrió a Michael Schumacher y a Fernando Alonso, el mandamás del equipo campeón del mundo y un personaje admirado en todos los ambientes por su habilidad para vivir rodeado de lujos y de mujeres bellísimas TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS FOTO: ABC La primera impresión que desprende Flavio Briatore (Verzuolo, Italia, 56 años) es la de haber vivido deprisa, al límite. Lo dice su currículo, tres mundiales de F- 1, un reguero de empresas e historias en su palmarés, un hijo con una modelo y amoríos con otras top Lo dice su chequera de multimillonario, su gusto por el lujo, su facilidad para las influencias y su instinto para los negocios. Un tratante ambicioso que apostó por el diamante, Fernando Alonso, y se quedó con sus derechos. Ahora el campeón vuela, pero Briatore parece resistente a los golpes. El patrón de Renault charló con ABC sobre su estatus en la F- 1. ¿Qué hace un hombre como usted en la Fórmula 1? -Fue un poco la casualidad, la vida, no lo busqué. Gestionar un equipo de Fórmula 1 no es diferente a gestionar una tienda. Gestiono un grupo de seres humanos cuya principal cualidad y diferencia respecto a otros ambientes es que son muy competitivos. Todos ofrecen el máximo en busca de los resultados. LA FÓRMULA 1 Es como cualquier otro trabajo. Gestionar un equipo de Fórmula 1 no es diferente a gestionar una tienda DESCUBRIDOR DE TALENTOS Cuando decidí poner a Alonso en un volante en 2003 todos se volvieron contra mí. ¿Cómo haces esa burrada si tienes a Button? me decían los periodistas -Dicho así, parece como cualquier otro trabajo. -Sí, considero a la Fórmula 1 como cualquier otro trabajo. Es una gestión con personas. Hay factores diversos que influyen, la competición, los resultados, el estrés, la presión. Hay que negociar con los ingenieros, con las autoridades deportivas, con los pilotos, con el reglamento... Hay que buscar, prime- El compendio del éxito TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Admirado por ellas, envidiado por ellos, Flavio Briatore es el compendio del éxito. En los negocios, en el deporte y con las mujeres. Con esa chulería que la elegancia italiana transforma en clase, ya era gerente de un restaurante con veinte abriles. Trabajó después en la bolsa de Milán y en 1974 conoció a Luciano Benetton, el hombre que le dio la ocasión de triunfar. Flavio se encargó en 1977 de la expansión de Benetton en Estados Unidos. Su agresividad comercial le permitió levantar ochocientas tiendas. Era un ganador. Un hombre de talento que necesita retos para explotar su capacidad. Y la F- 1 se cruzó en su vida en 1988. Luciano le invitó a un gran premio y se subió al bóli- do. En 1989 fue nombrado director comercial del Benetton. Comenzó otra carrera de éxitos, con Schumacher como campeón en 1994 y 1995. En el año 2000, Renault compró el Benetton. Allí nació la tercera época victoriosa de este italiano que ya no era sólo un empresario. Como Luciano, sabía elegir a los grandes. Flavio observó en Alonso un ganador y le ascendió a piloto del equipo en 2003. Muchos le criticaron. Hoy están escondidos. Sobresaliente también por su savoir vivre Briatore ha sido pareja de Naomi Campbell, de Adriana Volpe y de Heidi Klum, madre de su hijo, Leni. Dice que la F- 1 fascina por el glamour que él representa. La diferencia es que Flavio es la F- 1. Trabaja en ella, encuentra talentos y después, disfruta. ¡Qué envidia! ro, lo mejor para la F- 1 en general y después, lógicamente, para la sociedad a la que represento. ¿Cómo se estructura un equipo de Fórmula 1? -Es una empresa completa. Está la parte tecnológica, el marketing la deportiva, la imagen, la comunicación. Es una hacienda que ocupa a mil personas, más o menos, y trabajan para Fernando y Fisichella. Y estas mil personas deben entregar un producto, la máquina, en perfectas condiciones para luchar por la victoria en una carrera. Sencillo. ¿A qué le da más importancia en esa vertebración? -A la organización y a la transparencia. Y luego es importante culminar el trabajo con el piloto. Hay que proporcionarle un equipo competente en carrera, que sea ganador. Si el coche es bueno, debemos tener un piloto con talento. Pero siempre partiendo de una buena organización. -Y se llega así a la pregunta de la F- 1. ¿Qué es más decisivo, el piloto o el coche? -Depende. Vimos el pasado domingo a Rossi. Si la moto no funciona, no funciona Valentino. El coche es fundamental. Y después, aparte de la máquina, el piloto es fundamental para hacer la diferencia. El piloto resulta decisivo para hacer bueno el coche, cuando habla con los ingenieros, da indicaciones, corrige. El factor humano es básico en la F- 1. -Usted elige coche a piloto. -Lo vimos el año pasado. Michael Schumacher, gran campeón, no tuvo una máquina a su altura. Es lo que buscamos en Renault, proporcionar a Fernando y Fisichella una máquina competitiva. ¿Qué es Renault, un equipo de F- 1, un pretexto para vender coches, una idea? -Es un grupo de personas que creamos este equipo, que se puede llamar Renault o de otra forma, y que en poquísimo tiempo hemos conseguido resultados fantásticos, hemos crecido juntos, Fernando, Fisico nosotros. Somos jóvenes y procuramos olvidar el estrés. Somos un equipo donde la gente se divierte. -Renault parece menos sofisticado tecnológicamente que otros, McLaren, Ferrari, Honda, pero más concreto en sus objetivos. -La gente a veces se olvida a lo que nos dedicamos. Construimos coches para ganar carreras. No nos disipamos en motores o coches para ir a la Luna. Cuando se habla de la tecnología McLaren yo me pregunto ¿y dónde están los resultados? Se ve que esconden muy bien la tecnología. En Renault sabemos lo que hay que hacer: ganar carreras. -Los sabios dicen que ya se pueden desarmar los sesos los ingenieros, que al final todo depende de los neumáticos. -Correcto. Es una variante que no depende de nosotros y es muy importante. Bridgestone ha hecho un trabajo fantástico con Ferrari, pero las gomas no dependen de Renault. Eso sí, cuando tú haces bien tu trabajo, tienes posibilidades de que también los neumáticos encajen.