Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 5 2006 77 Economía El grupo belga KBC decide a partir de mañana si vende el Banco Urquijo a la Caja del Mediterráneo Las cajas reafirman su modelo, amenazado por las reformas de los estatutos autonómicos La Generalitat dio el primer aviso cuando trató de acaparar toda la regulación de estas entidades b Las cajas de ahorros también Excesivas regulaciones Una de las quejas principales que asumen la totalidad de las cajas de ahorros es la excesiva regulación a la que se ven sometidas por el Banco de España. Juan Ramón Quintás apuntaba hace unos días que llega a tal punto, que cada vez que quieren insertar un anuncio publicitario, tienen que pedir permiso a las autoridades. El presidente de la CECA espera que esta presión regulatoria levante el acelerador en un futuro próximo porque, a su juicio, ya no es tan necesaria como hace años. Las advertencias efectuadas desde el Banco de España a extremar las precauciones en la concesión de créditos hipotecarios, fuente principal del negocio de las cajas, así como a llevar a cabo una paulatina desinversión de las participaciones industriales, son otros de los focos en los que estas entidades tendrán que hacer una reflexión. Las cajas han tomado en los últimos años el relevo de los bancos en el accionariado de las empresas, pero el Banco de España ve peligrar la Obra Social que llevan a cabo las cajas si la economía se tuerce y esa fuente de riqueza tan importante actualmente se va a pique. Quintás acaba de ser reelegido como presidente de la CECA de los órganos de gobierno (los colectivos que lo conforman y las proporciones de representación) Si las autonomías asumieran esas competencias, se corre el peligro de que en cada región exista un modelo distinto de cajas, con diferentes representaciones e incluso regulaciones disABC tienen que adaptarse a una previsible subida de tipos continua, que conllevaría una desaceleración de los créditos hipotecarios M. PORTILLA MADRID. El proceso de reforma de estatutos autonómicos, iniciado con el de Cataluña, y las consiguientes modificaciones legislativas que se produzcan en la legislación básica estatal en los próximos años, hacen razonable pronosticar una segunda generación de leyes autonómicas sobre las cajas de ahorros, tal y como lo anunció recientemente ante la asamblea general de estas entidades Juan Ramón Quintás, reelegido el pasado viernes como presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) Quintás afronta este segundo mandato con la firme intención de consolidar y perfeccionar el modelo institucional de las cajas con los cambios que sean imprescindibles. Al mismo tiempo, las cajas tendrán que afrontar un nuevo panorama económico derivado de la previsible subida continuada de los tipos de interés y, como consecuencia, la desaceleración de los créditos hipotecarios, que han supuesto el principal impulso financiero de estas entidades en los últimos años. La alarma saltó en Cataluña Durante la elaboración del Estatuto de Cataluña, se produjo un primer toque de alarma ante el peligro que suponía romper con el modelo institucional de las cajas, dado que la Generalitat pretendía adjudicarse la competencia exclusiva de regular todo lo relativo a las cajas catalanas. Actualmente, el Ejecutivo central asume unas competencias básicas que definen el modelo de las cajas en cuanto a la composición, principalmente, El FMI, después de analizar la gestión de las cajas, sólo propone que hagan meros retoques regulatorios tintas sobre la inversión que se debe destinar a Obra Social. Quintás defendía ante la asamblea de la CECA el modelo actual, indicando que el éxito de las cajas ha atraído el interés incluso del Fondo Monetario Internacional, que ha analizado la solidez y excelente gestión de las cajas españolas El presidente de la CECA afirmaba que el FMI, en su informe final, lejos de cuestionar nuestro modelo, propone meros retoques regulatorios Hay que esperar también a conocer cuál será finalmente la decisión que tome la Comisión Nacional del Mercado de Valores sobre el buen gobierno de las cajas. Por ahora, la CNMV ha aceptado las reivindicaciones expresadas por las cajas respecto a quedar exentas de momento en la aplicación de las recomendaciones sobre el Código de Buen Gobierno para Sociedades Cotizadas, dada su peculiar estructura corporativa. En un informe enviado por la CECA a la CNMV se argumentaba que no existe conflicto entre propiedad y gestión, al tiempo que precisaba que hay un completo y consolidado cuerpo de normas imperativas que ya regulan el gobierno interno de estas entidades (Pasa a la página siguiente)