Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 5 2006 Toros 63 Movió los caballos- -el único que lo ha hecho en lo que llevamos de feria- -para buscar las querencias de la bestia muleta de la cara, genuflexo. Los gañafones del toro quitaban el hipo. Y Ponce sobre la derecha, sin un gesto de más ni de menos, con ese valor natural que sostiene una carrera de fondo de quince años en el frente, que lo mete en el canasto sin que trascienda el trago. Mal trago. Pues hilvanó los malos tragos, derechazo tras derechazo, obligando al indómito manso, que se resentía ante tanto poder. Hasta que en una de éstas se hartó y las bayonetas rozaron las chorreras de la camisa del torero. A todo esto todavía Ponce tenía la capacidad de componer la estética. Un trincherazo de crujirlo, y el macheteo último, palabras de victoria. Ya estaba ganada la sabia y aguerrida batalla, cuando ya con la espada en la mano quiso intentarlo, infructuosamente, por el pitón izquierdo, por si alguien le replicaba a lo peor que si la zurda, por si algún tonto. A los tontos no hay que pensarlos. Si mata a la primera, la oreja hubie- ra sido de peso. De las de Madrid. Pero el acero y Ponce no caminan en la misma dirección. Y además la tarea se convirtió en cruz de navajas. En Sevilla habría sido la Puerta del Príncipe, y ayer, un premio mayor que la ovación que oyó en el tercio. No se aburrió E. P. con el noblón y mansito cuarto- ¡vaya mansada la de Javier Pérez- Tabernero! -cerca de toriles. Lo sobó, se dio sus tiempos y pasó mucho tiempo. Justificación sobrada y hasta un punto excesiva. El único toro con posibilidades fue el sobrero de La Dehesilla. Tuvo transmisión y largos viajes, pese a ese punto de genio con que remataba por arriba al final de los muletazos. Salvador Vega corrió la mano en derechazos que apuntaron. Pero faltó ese paso adelante para traspasar la frontera y emocionar de veras, imprescindible apuesta en su situación. Cobró un volapié seco y contundente. La ovación le vale para poco. Su primero había sido un buey rajado que sólo quería tablas. Álvaro Justo pasó con dignidad la fecha de su confirmación de alternativa. Soso, noblote y sin continuidad el toro de la ceremonia, y blando y sin fuelle ni atisbo de bravura el último cartucho. Pólvora mojada. Álvaro Justo confirmó la alternativa de manos de Enrique Ponce EFE ENTREBARRERAS EL APUNTE DE HUMBERTO PARRA Me he jugado el pellejo sin cuento con un animal que quería arrancarme el corbatín ROSARIO PÉREZ MADRID. Me he jugado el pellejo sin cuento con un manso de libro manifestó Enrique Ponce al referirse a su faena con el remiendo de Pereda. Era un animal con mucho peligro, que pegaba continuamente arreones y que en cualquier instante podía arrancarme el corbatín- -explicó el valenciano- Por el pitón izquierdo no tenía ni un pase y por el derecho, dejándole la muleta en la cara, le he podido robar alguno y le he ganado la pelea. Creo que ha sido una lidia bonita de ver para el aficionado El torero de Chiva se quedaba con la sensación de saber que la gente ha valorado la verdad con la que me he colocado frente al toro, porque era difícil escaparse de esas dos puntas que portaba También consideraba que si lo hubiese matado bien, podía haber cortado una oreja, pero no fue sencillo cazarlo, puesto que no descolgaba y daba pechugazos Tampoco el cuarto le ayudó: Le faltó romper hacia delante. Al igual que el anterior, por el lado izquierdo no tenía ni un muletazo, con lo que me he quedado con las ganas de dar un natural a gusto en Madrid. A derechas, pese a que se frenaba y se quedaba corto, he tratado de alargar al máximo el viaje e incluso de desmayarme en algún pasaje Y concluyó: Lo importante es que he hecho todo lo que estaba en mi mano con una corrida que, en mi opinión, no ha valido y, para colmo, el vendaval ha complicado más las cosas. Me voy con la tranquilidad de que, después de exponer y jugármela, he estado por encima de mi lote Salvador Vega destacó varios momentos bonitos con el quinto, que no ha tenido mala condición Y se lamentó de las nulas cualidades del tercero: Echaba la cara arriba y no resultaba fácil ligar El confirmante Álvaro Justo abandonó apesadumbrado la Monumental. Era una tarde muy especial para mí, pero los toros no me han ayudado nada- -indicó el de Arganda del Rey- Esperaba más del ganado, con lo que la única opción ha sido mostrar mis ganas