Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 5 2006 Cultura 61 JAZZ World Saxophone Quartet Concierto de World Saxophone Quartet. Lugar: San Juan Evangelista. Fecha: 19- V TEATRO Memorias de Adriano Autora: Marguerite Yourcenar. Adaptación: Jean Launay. Traducción: Nuria Furió. Dirección: Maurizio Scaparro. Escenografía: Roberto Francia. Vestuario: Barbara Iacurti (basado en el diseño original de Pedro Cano) Iluminación: Juan Gallego Manuel Gutiérrez. Música: Giancarlo Chiaramello y Gregorio Paniagua. Coreografía: Joan Boix. Intérpretes: José Sancho, Joan Boix, Lola Moltó, Juan Mandil, Juli Antoni García, Fran González, Estela Plantón y Ana Conca. Lugar: Teatro Albéniz. Madrid. HENDRIX REINVENTADO LUIS MARTÍN ímida, aunque razonable entrada de público, que vino a corroborar que el jazz cuenta con una parroquia fiel y cada vez más abundante. El detalle lo aprovechan ahora en Madrid toda clase de oportunistas del negocio musical, pero quede bien claro que no es ésta una apreciación que deba aplicarse al San Juan, especialista como es en poner en marcha numerosos ciclos y conciertos a mayor gloria del género más vivo de la música popular. Ahora, para inaugurar Contrastes ha contado, sin ir más lejos, con el World Saxophone Quartet y la noticia no puede sino ser recibida con el más sincero entusiasmo; esta formación es el equivalente más aproximado en culta música contemporánea de propuestas como las de Karlheinz Stockhausen o Christoph Penderecki. Los cuatro integrantes del World Saxophone- -el tenor David Murray, los altos Jorge Sylvester y Oliver Lake y el barítono Hamiet Bluiett- -ponen sus impulsos y sensibilidad al servicio de la música de avanzada, abren puertas al conocimiento y a la emoción, tienen voluntad de sonido unitario, disponen de una inequívoca conciencia de grupo. Así han funcionado desde aquel primer esbozo del World Saxophone, hace ahora 30 años, y así sigue siendo ahora. Esta vez, además, con un programa que evoca la poderosa imaginación bluesística de Jimi Hendrix, aunque, las más de las veces, la ilustración sonora no descubra la melodía y nos quedemos sin conocer el título que versionan. Ya sucedió una vez con Duke Ellington, pero esta vez el juego de las adivinanzas ha resultado todavía más difícil. No importa. De hecho, si el jazz tiene sentido es por hazañas como las que acomete esta gente. Saben que no todo tiene que ser evocación de lo que ya existió y desintegran la vieja melodía estática para reinventarla en tonalidad libre y moldearla y modularla a su antojo. Jazz lejos de lo mental; próximo, en cambio, al divertimento. Jamaladeen Tacuma desde el bajo eléctrico, y un proteico Lee Pearson en la batería, colaboran en hacer que todo sea más digerible. Poderosa la pegada del free- funk en los arreglos de algo que se parece a Fire o a Foxy lady (quizás, son las dos canciones juntas) y excelente el acalambramiento del tenor de David Murray en el arranque de Woodoo chile Jazz repleto de ansias de comunicación, de humor, de creación ante el público. T LA CARNE DEL TIEMPO JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN H ace dieciocho años que Mauricio Scaparro estrenó en Roma este montaje sobre la novela de Marguerite Yourcenar, un soliloquio reflexivo sobre la memoria, el poder, el amor, la belleza, la guerra y el inclemente paso del tiempo que lleva a cabo Publio Elio Adriano, emperador romano del siglo II de nuestra era que también fue dios como era costumbre entre quienes regían el imperio. Yourcenar digamos que estilizó su personalidad al margen del rigor documental aunque guardando cuidadosamente las apariencias sociales y políticas, y un cierto aire de verosimilitud histórica. Literariamente, Memorias de Adriano es un magistral texto en el que la voz de este personaje adquiere densidad dramática y perfiles contemporáneos gracias a la inteligente progresión de ideas y matices urdida por la escritora francesa. Este Adriano evidencia sus humanas pasiones, sus rencores, su alma de guerrero, su sensibilidad y su amor por Antinoo, el bello muchacho que murió ahogado en el Nilo y que fue deificado después por el emperador que le dedicó numerosas estatuas. Con José Sancho al frente del reparto, Scaparro llevó esta versión española del montaje al Festival de Mérida y al Grec de Barcelona en 1998 y ahora lo recupera, también con Sancho como protagonista, en una breve temporada en el Albéniz. Es un espectáculo que dura una hora y cuarto y en el que se resume lo esencial de la novela. Un monólogo casi puro, de delgada progresión teatral y en cuya ligera estructura escénica se han introducido algunos fantasmas de la memoria del emperador (él mismo de joven, su esposa Sabina, su profesor de declamación... que ilustran sus reflexiones. José Sancho lleva el peso de la función y viste con su hermosa voz al personaje, austero de gestos, sin apenas subrayados interpretativos, como dirigiéndose a un invisible auditorio. Un discurso fluido con algún momento de gran belleza, como la evocación de Antinoo, encarnado por el bailarín Joan Boix, que ejecuta muy bien una expresiva coreografía mientras Adriano, vencido por los recuerdos, siente como una losa el peso del tiempo. DANZA CND 2 Coreografías: Na Floresta (Duato Villa Lobos Tisso) Axis (Doda Varios autores) Remansos (Duato Granados) Intérpretes: Compañía Nacional de Danza 2. Dirección artística: Nacho Duato. Lugar: Teatro de Madrid. EN LÍNEA ASCENDENTE JULIO BRAVO robablemente, de entre las muchas satisfacciones que se ha llevado Nacho Duato en sus más de quince años al frente de la Compañía Nacional de Danza, una de las mayores haya sido la creación de la CND 2, hace ya más de seis años. Nacida a imagen y semejanza del conjunto junior del Nederlands Dans Theater (donde tantos años estuvo Duato) es al tiempo compañía y cantera. Esa vocación obliga a que periódicamente varíe su elenco (la mayoría de los bailarines que han pasado por sus filas bailan hoy en conjuntos importantes, como la propia Compañía Nacional de Danza) sin embargo, y gracias sin duda al trabajo desarrollado por Tony Fabre, el nivel mostrado por las diferentes generaciones ha sido siempre muy alto. Así que la satisfacción de Duato es también la de los espectadores. El espectáculo recién estrenado en el Teatro de Madrid, donde estará la compañía hasta el día 27, mantiene esa línea ascendente mostrada por el conjunto, que sólo en algunos momentos de la muy exigente Remansos (no hay que olvidar que Duato la creó para tres grandes solistas del American Ballet Theatre) da ligeras muestras de bisoñez, que en nada empañan el magnífico trabajo y la excelente calidad de los bailarines. Estos brillan de manera especial en el estreno de la noche: Axis del albanés Gentian Doda, componente de la CND. Es la suya una coreografía más que interesante. Un magnético arranque, lleno de sugerencias, da paso a una fase de mayor monotonía que remonta en un final de mayor fuste. A lo largo de toda la pieza, sin embargo, Doda presenta ideas, demuestra singularidad y emplea un vocabulario propio, algo que no siempre es habitual encontrar en los coreógrafos primerizos. Las otras dos obras del programa pertenecen a Nacho Duato y son bien conocidas del público madrileño: Na floresta pertenece a la etapa selvático- natural del coreógrafo valenciano, y está dominada por su arrebatador lirismo y su gran musicalidad. Remansos es una de las mejores coreografías de Duato (aunque el añadido que realizó para su estreno español no le beneficia) por su sensibilidad, su profundidad y ese trazo siempre acariciador de sus movimientos. P