Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 5 2006 Sociedad 57 China coloca la última piedra del mayor proyecto hidroeléctrico del mundo Los trabajadores festejaron el fin de las obras de la gigantesca presa ceremonia, retransmitida en directo por la televisión, marcó el final de la obra civil de la presa de las Tres Gargantas, tras doce años de intensos trabajos P. D. PEKÍN. Después de 13 años de obras faraónicas, China puso ayer la última piedra de su nueva Gran Muralla la presa de las Tres Gargantas, el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo, erigido contra las aguas del Yangtsé. Durante una sencilla ceremonia retransmitida en directo por la televisión pública, los trabajadores llevaron a cabo un último vertido de hormigón en la cúspide de esta inmensa presa. Puedo anunciar al pueblo chino que la presa de las Tres Gargantas está terminada declaró Li Yong an, gerente de la empresa constructora. Estoy orgulloso dijo ante los trabajadores, antes de que sonaran los primeros acordes del himno nacional. Los constructores festejaron en el dique con una ceremonia simple y tiraron- -como es costumbre en China- -petardos para alejar a los malos espíritus. Cosa que puede ser necesaria, ya que los defensores del medio ambiente vieron ayer no sólo confirmados, sino superados, sus peores temores. La contaminación es peor de lo que imaginábamos al principio de la construcción señaló la líder ecologista Dai Qing en referencia a la basura, los restos de ciudades y pueblos, las fábricas abandonadas, los vertederos, tanques e incluso cementerios que quedaron sumergidos en el reservorio de agua de 660 kilómetros de largo. El agua ya no es potable en la mayoría de las zonas, especialmente cerca de las ciudades explica Dai Qing, para quien el argumento esgrimido por las autoridades según el cual el dique conseguirá evitar terribles inundaciones no responde a la realidad. b Una sencilla Los jóvenes investigadores piden dignidad en su trabajo b Cientos de científicos se mani- festaron en Madrid para volver a pedir que se reconozca su labor y que sus becas se transformen en contratos laborales EP MADRID. Por la dignidad de la investigación fue el lema bajo el cual marcharon ayer, por la Carrera de San Jerónimo en Madrid, cientos de jóvenes investigadores españoles, 500 según fuentes policiales y 2.000 según los organizadores. El fin era pedir al Gobierno una política laboral y educativa que mejore y dignifique la labor de los jóvenes científicos. El portavoz de la Federación de Jóvenes Investigadores Precarios (FJI- Precarios) Emilio Castro Otero, explicó que la principal reivindicación de la manifestación es pedir la transformación de becas en contratos laborales y que se acabe con esta política de parches De este modo, se refirió a las soluciones momentáneas que no satisfacen a nadie con las que responde el Ejecutivo cuando se producen manifestaciones como éstas. Además, enumeró otras dos demandas adicionales. En primer lugar, señaló la necesidad de que se reconozca su trabajo como productivo ya que consideró que, con su labor, contribuyen al desarrollo económico y a la prosperidad del país y en segundo lugar, pidió que se lleve a cabo desde las instituciones una política científica a largo plazo en la que el personal investigador y los recursos humanos tengan el peso específico que deberían tener Por su parte, Gustavo Sarmiento, de la Asociación de Personal No Contratado, indicó que la primera medida que se debería tomar desde el Ejecutivo socialista para mejorar la situación de los investigadores es reconocer en sí la figura del becario de investigación Un grupo de constructores celebra, ayer, el final de las obras EPA La presa, en cifras Longitud: 2.309,5 metros 27 millones de metros cúbicos de hormigón. Desnivel: unos 120 metros entre el embalse río arriba y el nivel río abajo, que a su vez está a 64 metros por encima del nivel del mar. Altura del salto: Entre 80,6 y 113 m. Embalse: 660 kilómetros. Capacidad: 39.300 millones de m 3, Producción de electricidad: 84.700 millones de kilovatios hora. Ahorro de carbón: entre 400 y 500 millones de toneladas. Inversión: 27. 000 millones de dólares según estimaciones oficiales. Entre 40.000 y 50.000 millones según fuentes occidentales.