Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 DOMINGO 21 5 2006 ABC Sociedad El Papa reprocha al Gobierno su política sobre la enseñanza de la religión y el matrimonio gay Advierte al embajador que debe impartirse en iguales condiciones que otras asignaturas fundamentales b Benedicto XVI conversó en priva- do con el nuevo embajador sobre la tregua de ETA, mostrando su esperanza de que llegue a buen término según Francisco Vázquez JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. En tono sereno pero con toda claridad, Benedicto XVI reprochó ayer al Gobierno Zapatero las leyes sobre el aborto y el matrimonio homosexual, así como las modificaciones en la enseñanza de la religión. En la audiencia al nuevo embajador, Francisco Vázquez, el Papa presentó las exigencias de la Iglesia y de una buena parte de la sociedad española como una cuestión de derechos humanos. La cordialidad con que recibió a Vázquez significa aprecio a su persona y a nuestro país, pero no disminuye un ápice el descontento con la política social del Gobierno. El primer mensaje del Papa a España, contenido en el discurso que entregó al embajador, es un texto breve y claro que invita a fomentar la colaboración estrecha entre la Iglesia y las instituciones públicas de manera respetuosa y leal, desde las respectivas competencias y la respectiva autonomía Aunque el tono es exquisitamente positivo, la invitación a colaborar de manera respetuosa y leal recuerda, con elegancia, que a veces han faltado esas características. El Papa afirmó que la Iglesia está comprometida en la promoción y defensa de los derechos humanos y por eso pone todo su empeño, con los medios que le son propios, en que ninguno de esos derechos sea violado o excluido, tanto por parte de los individuos como de las instituciones El nuevo embajador ante la Santa Sede regala al Papa una imagen tallada de la Virgen del Rosario, patrona de La Coruña La segunda preocupación del Papa es el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación acorde con sus propios valores y creencias, sin discriminación o exclusión explícita o encubierta El Santo Padre manifestó su satisfacción por constatar la gran demanda de la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas españolas lo cual reconoce la importancia de dicha asignatura para el crecimiento y formación personal y cultural de los jóvenes Para remachar, el Papa recordó que en el Acuerdo entre Estado español y la Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales, se establece que la enseñanza de la religión católica se impartirá en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales Como último capítulo, Benedicto XVI mencionó la acción caritativa que forma parte de la misión de la Iglesia y alivia parte de los problemas de la sociedad que, de otro modo, recaerían sobre los hombros del Estado. El Papa recor- POOL dó que la colaboración en el campo de la asistencia y ayuda humanitaria ha conseguido muchos logros, y es de esperar que se fomente cada vez más Francisco Vázquez confirmó al Papa, de parte del presidente del Gobierno, que no habrá cambios legislativos sobre el aborto o la eutanasia en esta legislatura. Manifestó también que mi Gobierno me ha pedido que traslade a Vuestra Santidad su total e incondicional disposición de colaborar en todo lo que contribuya al mayor éxito de No suplantar u ofuscar a la familia Aclaradas esas premisas, Benedicto XVI entró en materia afirmando que la Iglesia proclama sin reservas el derecho primordial a la vida desde su concepción hasta la muerte natural, así como el derecho a nacer, a formar y vivir en familia, sin que ésta se vea suplantada u ofuscada por otras formas o instituciones diversas Era, en lenguaje claro, un reproche a la ley del aborto pero, sobre todo, a la del matrimonio homosexual, contra la que se han pronunciado en los últimos años numerosos cardenales de la Curia vaticana. El Papa añadió que el Encuentro Mundial de las Familias en Valencia, que espero con ilusión, me dará oportunidad de celebrar la belleza y la fecundidad de la familia fundada sobre el matrimonio, su altísima vocación y su imprescindible valor social Una difícil relación con algo más que un minúsculo Estado LUIS AYLLÓN MADRID. Con sus primeras medidas de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero consiguió no sólo enemistarse con la principal potencia mundial- -Estados Unidos- sino también con el Vaticano, a quien parecía considerar sencillamente como un pequeño Estado con el que no debía haber muchas complacencias. A pesar de las contundentes palabras que Juan Pablo II transmitió al Gobierno a través del ante- rior embajador, Jorge Dezcallar, el Ejecutivo de Zapatero no se dio por enterado: convocó en un par de ocasiones al Nuncio en España por cuestiones menores y cometió el error de enviar de manera intempestiva a la vicepresidenta Fernández de la Vega, a Roma, en vísperas de la manifestación contra la LOE para quejarse por la posición de los obispos españoles. En el Vaticano le dijeron que hablara de eso directamente con la Conferencia Episcopal. Con el portazo en la narices, y ante el interés que en España iba despertando la próxima visita de Benedicto XVI a Valencia, el Gobierno pareció entender que la Santa Sede era algo más que un minúsculo Estado y cambió de táctica. Utilizando los modos diplomáticos correctos, envió al ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al Vaticano, donde el cardenal Angelo Sodano le recibió con gran cordialidad. Moratinos le expresó el interés del Gobierno por la visita del Papa y la disposición a dialogar sobre la financiación de la Iglesia. Poco después, la propia De la Vega encabezó la delegación que asistió a la imposición del capelo cardenalicio al arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares. Su entrevista con Sodano se celebró ya en un clima más sereno. Tras la mejora de las formas, Roma espera ahora un cambio en el fondo de las políticas del Gobierno.