Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 5 06 SIETE DE SIETE (Viene de la página anterior) ne se ha comprometido uno de los más insignes escritores iberoamericanos, gran representante del realismo mágico y premio Nobel- -quien sepa leer, lea entrelíneas- -a realizar encuentros con jóvenes narradores españoles y americanos, en este festival. UNA AUSENCIA QUE PESA tora del encuentro que se ceMaría Luisa Armendáriz, direclebra en el Centro Banamex, ha destacado el programa infantil de fomento de la lectura. Lo importante es ofrecerles un trato de calidad. Esta actividad trascenderá las fechas del festival y los seminarios se impartirán a partir de septiembre próximo en los propios centros educativos, lo que servirá para dar a conocer el Festival de la Palabra entre la población escolar Ante tanto esfuerzo, tantos logros, se echó en falta, una vez más, la participación de las instituciones culturales españolas. No lo digo por mí, joven aprendiz de ruiseñor como decía Lope de Vega, pero me resultó sangrante que Nélida Piñón, galardonada con una de las mayores distinciones de las letras españolas no fuese agasajada por la Embajada española y su departamento de Cultura, que lo tiene, como era debido. Desconozco los protocolos, pero creo que debería estar presente, así como el Instituto Cervantes, que ni siquiera tiene centro en un país como México, que acogió, gracias a las labores diplomáticas y humanitarias del escritor mexicano Alfonso Reyes, a exiliados como Concha Méndez, Manuel Altolaguirre o Luis Cernuda. Sé que César Antonio Molina sabrá tomar nota de esta carencia, hombre como es de sensibilidad e inteligencia, aunque esto suponga que los pesebreros habituales de la cultura española se apunten, ya con todo hecho, a tan trabajosa labor una vez no tengan que trabajar. Los dirigentes políticos españoles deben ser conscientes de que el abandono de estas labores culturales desde hace casi un siglo, con excepciones puntuales, ante la práctica inexistencia de planes de la AECI, Agencia Española de Colaboración Internacional, y otras entidades, nos llevan a una nueva pérdida de América, parte fundamental de nuestro ser cultural, y a dejarlo en brazos de colonizaciones anglosajonas nada inocentes en la permanencia de pasados discursos antiimperialistas españoles. En manos de todos está la posibilidad de crear algo más duradero e importante que nosotros mismos. Palabra. Jemima, ex de Imran Khan, rica de toda la vida, con su padre, James Goldsmith AP La caridad bien entendida Pasarela ROSA BELMONTE ay que ver lo que han cambiado las obras de caridad y las señoronas que las llevan a cabo. Podría pensarse que Kate Moss, como la española de la canción, no da un beso de amor a cualquiera. Bueno, me desmiento, lo cierto es que ha besado la boca inmunda de Pete Doherty (que tiene dientes de inglés) La suya debería formar parte de El gran libro de las sonrisas británicas que enseñan en Los Simpson a los niños con miedo al dentista. Hasta Aznar de Che es más atractivo, pese a lo perverso de la combinación. Pero al beso. Un señor magnate cuyo interior bucal desconozco había pagado por un pico de la modelo otro pico en efectivo, pero lo cedió. A ver, a ver, mira, se lo vas a dar a Jemima Goldsmith. No me cabe duda que no hubo desprendimiento en la cesión, que seguro que el tipo disfrutó más con el espectáculo (placer voluptuoso de ese que hablan ahora) Ay, guarrete. Nada como deleitarse con Kate apartando el pelo de la cara a Jemima y besándola durante más de un minuto. Seguro que también Kate agradeció el cambio (si no lo había solicitado ella, vete tú a saber) A ésta, como a la española de la canción, no le interesa besar por frivolidad. Que no ha sido por vicio sino por beneficio. O a beneficio de la Hoping Foundation y a favor de los niños palestinos refugiados, que nunca sabrán que la leche que les dieron fue gracias a un intercambio salivar de dos chicas cañón. Si Maupassant decía H Hugh Grant, ¿se casará con Jemima? REUTERS que un beso legal nunca vale tanto como uno robado, lo cierto es que uno bien cobrado y con tan buen fin quizá sepa mejor. Jemima Goldsmith no es especialmente guapa pero sí muy vistosa y, sobre todo, rica de toda la vida y con una historia familiar y personal digna de película (de Ja- Me parece un magnífico primer marido dijo Sir James Goldsmith cuando su hija Jemima se casó con Imran Khan. Parece que el segundo será Hugh Grant