Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid DOMINGO 21 5 2006 ABC El Ayuntamiento inspeccionará las condiciones de 244 gimnasios ABC MADRID. El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha una campaña de inspección en mayo y junio en la que 40 inspectores visitarán 244 gimnasios repartidos por los 21 distritos de la ciudad, para comprobar que cumplen la normativa legal, informa Efe. Los inspectores vigilarán que estos locales cumplan aspectos fundamentales para el consumidor, como el derecho a la información, el respeto de los derechos económicos, el cumplimiento de las condiciones contractuales, el derecho a reclamar, y la garantía y calidad de los productos que venden estos establecimientos. Tanto los servicios prestados en un gimnasio como los productos que se ofrecen en ellos deben cumplir los requisitos legales que están regulados en la normativa general de consumo. Entre estos requisitos figuran que el establecimiento reúna determinadas condiciones de seguridad e higiene, que posea la licencia urbanística municipal o que exhiba el cartel identificativo de las actividades que desarrolla, y conste el aforo de personas y el horario de apertura y cierre del local. Asimismo, los gimnasios deben disponer del contrato obligatorio de seguro de responsabilidad civil y de riesgos de incendio, tienen que contar con la autorización sanitaria correspondiente- -al prestar servicios como masajes terapéuticos o asesoramiento médico- -y no pueden exhibir publicidad u ofertas engañosas, entre otros requisitos. Una vez finalizada la campaña y a la vista de los resultados obtenidos, se comprobará el grado de cumplimiento de la normativa por parte de este sector y, si corresponde, se iniciarán las actuaciones sancionadoras correspondientes ante las irregularidades cometidas por los titulares de estos establecimientos. Dos hombres, heridos graves tras ser acuchillados en Ventas y Villaverde La Policía detiene a un marroquí con antecedentes por el segundo suceso b Uno de los agredidos, vecino del barrio de Fuente del Berro, se encuentra en estado muy grave en el Hospital de La Princesa; tuvo que ser operado de urgencia C. HIDALGO MADRID. El buen tiempo, el inesperado calor, hizo también subir la temperatura del termómetro delictivo en la capital la madrugada de ayer. Dos varones resultaron heridos en sendas agresiones cometidas en los distritos de Salamanca y Villaverde en apenas cuatro horas. El protagonista involuntario del más grave de los incidentes es José Francisco Figueira Pérez, español de 51 años, quien fue acuchillado tres veces cuando regresaba a su casa. Ocurrió a las seis y diez de la mañana en la intersección de la calle de Alcalá con la de Bocángel (Salamanca) El hombre fue atacado, según comentaron dos testigos, por dos hombres, que huyeron en dirección al paseo del Marqués de Zafra. La víctima es vecino de la cercana calle del Marqués de Mondéjar, en el barrio de Fuente del Berro, justo enfrente de la Plaza de Toros de Las Ventas. El Samur traslada al herido en Ventas a una ambulancia calá, hasta donde había alcanzado caminar, buscando ayuda, antes de desplomarse en el suelo. Un gran reguero de sangre le rodeaba. Llevaba puestas unas sandalias y lucía una coleta en el pelo. Entró en parada cardiorrespiratoria, y los sanitarios del Samur le trasladaron urgentemente al Hospital de La Princesa, donde ingresó en estado grave, informaron fuentes de Emergencias Madrid. Sin embargo, su situación fue empeorando, y, pasadas las nueve y media de la mañana, era intervenido quirúrgicamente. Su estado era muy grave. AYUNTAMIENTO Daños en la vena femoral El móvil del robo parece que pierde fuerza teniendo en cuenta que, al parecer, a José Francisco no le habrían sustraído nada. Por eso se investiga una reyerta. Además, los atacantes debían de ir a por él, puesto que así lo indican lo certero y la limpieza de las heridas recibidas. La víctima recibió tres puñaladas en un lateral del muslo izquierdo y en la ingle derecha. Ésta última era una cuchillada penetrante que le afectó a la femoral. Cuando los efectivos del SamurProtección Civil llegaron al lugar de los hechos, hallaron a José Francisco tirado en la calzada de la calle de Al- Tres cruces de navajas en menos de 24 horas MADRID. Los dos acuchillamientos de ayer se suman al que ocurrió, menos de 24 horas antes, en el barrio de Lavapiés (distrito Centro) Sucedió poco antes de las once de la mañana, cuando un ciudadano chino fue asaltado por otro marroquí que pretendía robarle sus pertenencias. Sin embargo, el cazador fue cazado. El chino no se lo pensó dos veces y corrió detrás del marroquí, hasta darle una cuchillada en el abdomen a la altura del número 8 de la calle de Miguel Servet, en la puerta de un locutorio. Las reyertas con armas blancas de por medio siguen siendo una constante, especialmente, entre la comunidad inmigrante en Madrid. Los enfrentamientos entre ciudadanos chinos y marroquíes en el barrio de Lavapiés son también la nota común en los problemas de convivencia de la zona. En lo que respecta a los homicidios, son ya 29 los que se han perpetrado en la región en lo que va de año, frente a los 23 que se había cometido el año pasado por estas mismas fechas. Durante el mes de mayo se ha producido- -o descubierto- -un total de seis asesinatos. Reyerta en Francisco del Pino Eran las dos y veinte de la madrugada cuando, en la calle de Francisco del Pino, a la altura del número 22 (Villaverde) se producía otra agresión. Una llamada de auxilio alertaba de que un joven, Benjamín Salazar Santiago, español de 23 años, caía herido de dos cuchilladas, una en el omoplato izquierdo y otra en el dedo meñique de la mano derecha, cuando intentaba defenderse de su agresor en plena reyerta callejera. El Samur- Protección Civil, que vivió una noche bastante complicada, le trasladó con rapidez al hospital más cercano, el Doce de Octubre, donde Benjamín ingresó con pronóstico reservado. Poco después, la Sección Especial de Reacción y Apoyo de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional- -unidad conocida popularmente como la de los Centauros -detenía al marroquí El Houssaine Berri, de 36 años, como presunto autor de la agresión. Está en situación legal en España, pero tiene varios antecedentes.