Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 5 2006 Internacional 37 Montenegro aspira hoy a recuperar la independencia que tuvo de 1360 a 1918 Para lograrlo debe obtener en el referéndum más del 55 por ciento de los votos SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. En Montenegro, algo mas de 484.000 electores tienen derecho a votar hoy el referéndum en el que decidirán si continuarán formando parte del Estado conjunto Serbia y Montenegro (SyM) o si se constituyen como Estado independiente, para pedir su reconocimiento internacional a la ONU en la Asamblea General de septiembre próximo. La caja de Pandora fue abierta en los Balcanes hace mucho, y sólo ahora sabremos si fue o no cerrada a tiempo. El referéndum de hoy es el último acto de lo que fue la ex Yugoslavia. Desintegrada en 1991 la Federación Socialista de Yugoslavia (con la independencia de Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina y Macedonia) en 1992 Serbia y Montenegro decidieron refundar la Federación de Yugoslavia. En 1997 el líder montenegrino y actual primer ministro Milo Djukanovic rompió con Milósevic proponiendo la independencia de Montenegro. Con la derrota de Milósevic en octubre de 2000, Montenegro volvió a plantear sus deseos de recuperar la independencia- -desde 1360 hasta 1918 fue, primero una región y luego un Estado independiente- frustrados por Javier Solana, quien como encargado de la política internacional de la UE negoció en 2002 e impuso en febrero de 2003 la formación de la Unión de SyM. ción nacional de fútbol serbio- montenegrina que participa en el Mundial de Alemania. La Fifa por ahora ha hecho saber que su exclusión está fuera de discusión. Bandera montenegrina en el escaparate de una tienda de Podgorica AP Sin himno ni bandera Una de las tantas peculiaridades de este nuevo Estado (sin himno, ni bandera, con fronteras internas y dos monedas diferentes) es la posibilidad de que Montenegro se independice, si así lo decide su electorado después de tres años de vida conjunta, bajo la condición de no poder heredar el derecho a personalidad jurídica internacional. La UE, a través del enviado especial de Solana, el diplomático checo Miroslav Lajcak, también impuso las reglas del referéndum: para que gane la opción independentista deben obtener más del 55 por ciento de los votos, bajo la condición de que la asistencia a las urnas sea superior al 50 por ciento del censo electoral. Esto significa que los partidarios del no es decir el sector pro- serbio, obtendría una victoria si alcanza el 45 por ciento de los votos o si la asistencia es inferior al límite impuesto. Si gana el no la Unión deberá reestructurarse. Si gana la opción independentista Serbia deberá reconstruir su Gobierno, agregando las carteras que se encontraban al nivel de la Unión, como son Política Exterior y Defensa. Será necesario también repartir las Fuerzas Armadas. Otra pregunta es qué hacer en este caso con la selec-