Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 21 5 2006 ABC LA BURBUJA ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es DELINCUENTES DE GUANTE BLANCO L Código Penal vigente es arcaico para condenar los delitos de guante blanco. La Constitución Española establece en el artículo 124 que el Ministerio Fiscal tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados No basta la descalificación social de los presuntos responsables ni las detenciones preventivas ante el escándalo público; no son suficientes la divulgación minuciosa de los hechos y las circunstancias: hay que evitar el fariseísmo y LUIS IGNACIO la posibilidad de dejar que PARADA el paso del tiempo vaya echando tierra sobre el asunto. Ni siquiera es bastante un encausamiento a instancia de parte cuando se descubren delitos contra la sociedad entera que deben ser perseguidos de oficio por el Fiscal. Esas transgresiones son tan censurables o más que los delitos, a veces a mano armada, contra la propiedad, el honor o la verdad. No hay modo de luchar contra la conspiración del dinero; la única solución consiste en convertirse en uno de los conspiradores decía Martin Amis. Y hay que evitarlo. Porque cuanta más luz se arroja sobre un caso recién descubierto, más sombras aparecen; cuantas más implicaciones se denuncian, menos responsabilidades afloran; cuantos más acusadores públicos aportan pruebas, más defensores privados urden estratagemas procesales para librar de la cárcel a los conspiradores. Por eso, y al margen de la acción penal que pueda ejercerse en los últimos casos de Marbella, Afinsa y Fórum Filatélico, cada vez que se descubre una estafa, un levantamiento de bienes, una corrupción, un cohecho; cuando se destapa una prevaricación, una venalidad, un fraude urbanístico; en el momento mismo en que se divulga un delito de guante blanco, existen razones suficientes para que actúe el fiscal general del Estado, que no es el defensor del Estado o de las partes, sino el defensor de la Justicia. E De nuevo, las fotografías que publica nuestro periódico se convierten en motivo de polémica entre los lectores. En esta ocasión se trata de una imagen publicada a gran tamaño el pasado miércoles, día 17, en la sección de Internacional, referida a los actos vandálicos provocados por la mafia de las cárceles en la ciudad brasileña de Sao Paulo. En la foto, un interno del penal de Mato Grosso exhibía, colgada de unas cuerdas, la cabeza cortada de un rehén. Al respecto, LUCAS MARTÍN LEÓN nos escribe preguntándose: ¿Era necesaria la publicación de esa fotografía? ¿Aportaba algún valor informativo a la crónica de los hechos? Simplemente, creo que no. Si esa imagen hubiera tenido ese valor informativo la hubieran publicado los demás diarios españoles. Tengo acceso a los principales diarios de este país y en ninguno de ellos vi recogida esa imagen, que más que otra cosa provocaba repugnancia y asco. No es la primera vez- -añade este lector en su carta- -que en su portada o en páginas interiores publican este tipo de fotografías, y a pesar de ser lector habitual suyo me siento tentado esos días a tirar el periódico y no seguir leyéndolo En la misma línea, para MANUEL MUÑIZ RODRÍGUEZ la publicación de imágenes como ésta está en la línea de los más vendidos periódicos sensacionalistas, pero no en la de un diario serio y centenario como ABC En otro orden de cosas, para ANTONIO PINTOS el artículo El timo de la estampita de Juan Manuel de Prada, publicado el sábado 13 de mayo, es una muestra más del general desconocimiento mostrado estos días por multitud de medios periodísticos acerca del coleccionismo filatélico. Se está confundiendo la inversión realizada por muchas personas en los bienes tangibles con el coleccionismo filatélico que practicamos muchos. Dice Prada que un familiar espetó a su padre ¿Pero tú por qué coleccionas sellos? ¿Es que todavía no te has enterado de que carecen de valor? Le diré a Prada que yo y muchos miles de personas coleccionamos sellos por muchos motivos: pasar el rato, investigar el funcionamiento del correo, hacer amigos... Por multitud de razones que no tienen nada que ver con un supuesto enriquecimiento rápido ni con un afán de avaricia que nos haya nublado el entendimiento. Y seguramente iguales o parecidas razones le pueden contar los coleccionistas de cromos, chapas, monedas... También a una columna de Prada se refiere FEDERICO R. DE RIVERA, quien felicita al articulista por su artículo Morir dignamente del 15 de mayo. Y es que va a resultar que Juan Manuel nos va a resucitar la entereza en el vivir y en el morir que siempre ha caracterizado al buen y seco castellano. Con su sentido de dignidad afronta la realidad como es y alaba al que, para vivir, manifiesta su heroísmo... mientras reprocha cobardía al que se va por la gatera ante la presencia del sufrimiento en su vida Sobre este artículo, JUAN MARÍA MARTÍNEZ OTERO afirma: Leo cada semana sus columnas. Quería agradecerle lo que hace. Somos muchas las personas anónimas que trabajamos cada día lo mejor que podemos para sacar adelante a nuestras familias y hacer más justa la sociedad, por educar a nuestros hijos en la sobriedad, la religión, el respeto hacia los demás y hacia sí mismos. Es de agradecer el esfuerzo que hacen unos pocos por defender la dignidad de la persona y los valores de la que ha sido nuestra cultura... y de la que quieren hacernos abdicar Para CLOTILDE ESTÉVEZ, ¡qué gran escritor es José Jiménez Lozano! Si esta sociedad no estuviera tan degradada sería conocido y reconocido por todo el mundo, pero estamos condenados a saber de la vida y no milagros de gentes mediocres cuyo único demérito es el relacionado con sus aventuras particulares, ya sean matrimonios, divorcios o uniones paramatrimoniales. O bien están dedicados a la mediocre política que en la actualidad campa por los que creen que son sus dominios para hacer y deshacer a golpe de boletines oficiales, estatales o autonómicos. ¿Será porque cada nación tiene los gobernantes que se merece? Acabo de leer la Tercera titulada Los monos de René Descartes del 13 de mayo, y no tengo palabras para elogiarlo adecuadamente. ¡Qué magistral lección de ética, de pensamiento racional y de humanismo nos da! Lamenta ANA MARÍA BRAVO algunos errores que aparecen en el periódico. Así, el lunes 15 de mayo, en la sección de Deportes, tenemos un ejemplo de la confusión del complemento directo con el indirecto, añadiendo una preposición a las que parece que sus colaboradores son muy aficionados. Así queda: La vela española pierde a uno de sus equipos... en lugar de La vela española pierde uno de sus equipos... Por una falta de ortografía, aparecida en la sección Nacional el pasado jueves en una información parlamentaria titulada Detenidos en el palco nos escribe JOSÉ LAGUNA: Cuánto me duele leer atropeyo en mi maestro ABC de toda la vida También a un error frecuente se refiere JUAN MORENO PALOMO, en este caso en el título de la crónica sobre la inauguración del Festival de Cannes, publicada en la sección de Cultura el pasado jueves: Vini, vidi Da Vinci para abrir Can- nes El título merece un rotundo cero en latín. Sin entrar en el cansancio que causa ver tantas veces el veni, vidi, vici atribuido a César, el titular incurre en los dos errores típicos que se cometen casi siempre al citar la frase de marras: se utiliza vini en lugar del correcto veni y vinci (con una n de más) en lugar de vici Suspenso indiscutible por tanto Aunque nuestro lector tiene razón en cuanto a la mala utilización de vini por veni en el caso de Vinci se trataba de una licencia para hacer un juego de palabras aprovechando el estreno de la película El Código Da Vinci como la mayoría de los lectores pudieron advertir. ALBERTO GÁLVEZ RUIZ, como lector del ABCD las artes y las letras, aprecia el buen trabajo de sus profesionales en crítica de literatura. No obstante, como todo en la vida, hay críticos excelentes y otros con menor grado de excelencia. Sé que sería muy rebuscado que hubiera críticos de críticos. Pero sería muy conveniente. Lo que se espera de una crítica literaria es la transparencia, la facilidad de lectura y que el vulgo sepa enseguida sacar una opinión favorable o no de la novela. La claridad, el estilo bien redactado, las frases cortas y bien ordenadas son cualidades todas ellas deseadas para una buena novela. ¿Por qué no para una buena crítica? Pásenle esta humilde crítica a su crítico Juan Ángel Juristo Por la Tribuna Abierta publicada en la sección de Opinión el 13 de mayo bajo el título ¿Han triunfado con el léxico? y firmada por Víctor Manuel Arbeloa, IRINA MORENO JIMÉNEZ- PAJARERO quiere felicitar a ABC y al autor. Desde hace meses he echado en falta que alguien denunciase el léxico fantasma que han creado los terroristas vascos. En mi caso, la batalla del léxico la han perdido los trampeadores. Soy consciente de cómo mediante sus circunloquios léxicos nos engañan para que acabemos utilizando su lenguaje propagandístico, haciéndolo nuestro. Creo que nuestros políticos lamentablemente sí cayeron en su juego lectores abc. es