Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 SÁBADO 20 5 2006 ABC Economía El periodo mínimo de acceso a una pensión se amplía en dos años y medio, hasta los 15 En la actualidad se cotiza por 12,5 años al computarse también las pagas extraordinarias b El documento en el que trabajan Gobierno, empresarios y sindicatos eleva de 60 a 61 años la edad de acceso a la jubilación parcial, que endurece los requisitos MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. Pese a que aún no se ha cerrado el acuerdo, Gobierno, empresarios y sindicatos ultiman la nueva reforma del sistema de pensiones, cuyo objetivo es garantizar la viabilidad financiera del sistema. Por este motivo al inicio del borrador se concreta que las medidas persiguen garantizar una adecuada relación entre ingresos y gastos Entre los cambios destaca la ampliación del período de cómputo mínimo para acceder a la pensión de jubilación. Hasta ahora, la normativa especificaba 15 años, en los cuales también computaban las 30 pagas extraordinarias por las que el trabajador cotizaba, lo que de facto significaba que eran 12,5 años de cotización. La reforma eleva a 15 años reales el requisito, sin tener en cuenta dichas pagas. El borrador, titulado Medidas a incluir en el acuerdo social sobre pensiones de 20 páginas y fecha del 17 de mayo, centra su primera parte en buscar la garantía de la adecuada relación entre ingresos y gastos del sistema Y para ello, fija la separación definitiva del pago de los complementos a mínimos (de carácter no contributivo, que antes eran financiados íntegramente con las cotizaciones de la Seguridad Social) con cuenta a los Presupuestos Generales del Estado, un proceso que se inició con la puesta en marcha del Pacto de Toledo en 1998. Medidas a incluir en el acuerdo sobre pensiones Garantía entre ingresos y gastos. Separación definitiva de la financiación de los complementos a mínimos de las pensiones contributivas. Los primeros se financiarán íntegramente de los impuestos. Mejora de las pensiones no contributivas. Incremento de las pensiones mínimas, pensión mínima deorfandad, complementos mínimos por viudedad para menores de 60 años y beneficios fiscales por hijo a cargo en el IRPF y de las prestaciones de los niveles contributivo y no contributivo de las prestaciones de Seguridad Social. Pensión de jubilación. Se aumenta el periodo mínimo de cotización de 4.700 días a 5.475 días (15 años) Pensión por incapacidad permanente. Su cuantía se definirá de acuerdo con la base reguladora y con el periodo de cotización acreditado. Se establece un importe mínimo para la pensión de incapacidad permanente. Se aprobará una nueva lista de enfermedades profesionales y se modificará el sistema de calificación, notificación y registro de enfermedades. Pensión de viudedad. Los beneficiarios se derivan de matrimonio (se exigirá un periodo mínimo de vínculo conyugal de dos años) o pareja de hecho (con constatación de convivencia mutua, estable y notoria durante un amplio periodo) con hijos en común con derecho a pensión de orfandad y demostrada dependencia económica. También de divorcios, donde para la distribución de la pensión se modificará la normativa a fin de que se garantice el 50 de la pensión del último cónyuge. Pensión de orfandad. Se le atribuye el 70 a la pensión de viudedad, en los supuestos de menores rentas; mejora progresiva de la pensión mínima de orfandad de menores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 65 Incapacidad temporal. Si estando de baja temporal el trabajador finaliza su contrato, el afectado seguirá percibiendo la prestación hasta el alta médica, pasando después al desempleo. Se revisará toda la regulación jurídica de esta prestación así como las entidades encargadas de su gestión y determinación. Jubilación parcial. La edad de acceso pasa de 60 a 61 años, adecuándose en los seis años siguientes a la aprobación de la medida, a razón de 2 meses por cada año transcurrido. El trabajador deberá acreditar una antigüedad en la empresa de 6 años y haber cotizado 18 años. La reducción de la jornada habitual también será gradual del 75 al 25 en cuatro años. Jubilación anticipada. A los trabajadores que acrediten entre 30 y 34 años de cotización se les aplicará un coeficiente reductor del 7,5 por cada año que falte para cumplir los 65 años. Se mejorará el coeficiente de las jubilaciones anticipadas que tuvieron lugar antes de 2002. Cotización durante el cobro del subsidio de desempleo para mayores de 52 años. Incentivos a la prolongación voluntaria de la vida laboral. Quienes se jubilen con 66 o más años de edad real si tienen derecho a percibir la pensión máxima recibirán una cantidad a tanto alzado equivalente al 2 del total anual de la pensión; si no se alcanza la pensión máxima, se incrementa un 2 sobre la base reguladora. les. Esta medida se llevará a cabo a lo largo de cinco años, aumentándose a razón de 77 días por cada seis meses desde que entre en vigor la reforma, hasta alcanzar los 5.475 días. Incapacidad permanente Una de las prestaciones a las que se dedica especial atención, ante la preocupación que existe por el incremento de gasto de esta modalidad, es la pensión por incapacidad permanente. Su cuantía se fijará según la base reguladora y los años cotizados por el trabajador, considerándose cotizados los años que le restan al beneficiario desde la fecha en que se dio de baja hasta cumplir los 65 años para jubilarse. Esta prestación Mejora de las pensiones mínimas Precisamente, a las prestaciones no contributivas está dedicado el segundo capítulo del borrador al que ha tenido acceso ABC. Gobierno y agentes sociales continúan en la mejora de las pensiones mínimas, con incrementos sobre todo en la pensión mínima de orfandad, además de incluir una extensión paulatina de la garantía de los complementos a mínimos a los pensionistas con incapacidad permanente total menores de 60 años. También se prevén beneficios fiscales por hijo a cargo en el IRPF. Por lo que respecta a la pensión de jubilación, y con el objetivo de incrementar la correspondencia entre cotizaciones y prestaciones tal y como recomendó el Parlamento en la renovación del Pacto de Toledo en 2003, se concreta que el periodo mínimo de cotización para generar la pensión de jubilación se definirá en 5.475 días (15 años) efectivos de cotización, frente a los 4.700 días de cotización efectiva actua- contará con un importe mínimo. Además se establecerá un importe fijo para el complemento de gran invalidez, con independencia de la pensión de incapacidad permanente absoluta. Dicho complemento será el resultado de sumar al 50 de la base mínima de cotización, el 25 de la base de cotización. Y está prevista la elaboración de un nuevo catálogo de enfermedades profesionales, adecuando la lista vigente a la realidad productiva actual. Sin duda, el capítulo con más novedades es el dedicado a las pensiones de viudedad. En la introducción a este apartado se hace referencia a los cambios sufridos por la sociedad española en los últimos años, recordando que en el siglo pa- sado las mujeres casadas no podían trabajar ni existía el divorcio. Por este motivo, se quiere que esta prestación recupere su carácter de renta de sustitución y se reserve para las situaciones en las que el trabajador fallecido contribuía al sostenimiento de la familia. Como elemento novedoso, se incluyen a las parejas de hecho y se tiene en cuenta a las viudas os de un divorciado a. Los beneficiarios deberán tener un periodo de vínculo conyugal de dos años o la existencia de hijos en común con derecho a pensión de orfandad. Para las parejas de hecho, se precisará la constatación de convivencia mutua, estable y notoria durante un periodo amplio. Y en caso de hijos, se exigirá Braun aprovecha la debilidad de la Generalitat para anunciar el cierre de su fábrica, según CC. OO. J. C. VALERO BARCELONA. Semana de crisis en el sector de la gama blanca y pequeño electrodoméstico. Al despido de 86 empleados de la planta de lavadoras de Domar en Martorelles (Barcelona) se unió ayer el anuncio de que Braun cerrará su única fábrica en España y despedirá a sus 690 trabajadores para trasladar la producción de unos nueve millones de planchas de vapor y batidoras a Europa del Este. La compañía justifica la irrevoca- ble medida en que cada vez se hace más difícil competir en el mundo de los electrodomésticos. La mayoría de la plantilla de Braun son mujeres y llevan muchos años en la compañía. A los 690 afectados directos se suman otros 2.000 empleos indirectos, dado que muchos proveedores de Braun son exclusivos, según informó UGT. El cierre de la planta española de Braun, que gestiona desde 1960, se producirá en el horizonte del año 2008, dado que la compañía reconoce no tener en estos momentos ninguna otra fábrica donde deslocalizar la producción. Es una barbaridad y nunca había visto un anuncio de cierre total con dos años y medio de antelación asegura Vicenç Rocosa, secretario general de la Federación del Metal de CC. OO. El dirigente sindical opina que la alemana Braun, propiedad de la norteamericana Gillette, que a su vez forma parte del también grupo estadounidense Procter Gamble, aprovecha la debilidad del gobierno catalán para cerrar una factoría que considera altamente productiva y especializada La Generalitat se reunirá el próximo miércoles con la dirección de la multinacional para que informe de su decisión y explique a las autoridades laborales los motivos