Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 5 2006 Sociedad 55 Religión Fechas clave en la vida de Maciel 1920. Nace el 10 de marzo en Cotija de la Paz (México) en el seno de una familia de fuerte tradición católica. 1926- 29. Guerra Cristera. Queda marcado por el movimiento guerrillero mexicano de los que morían al grito de ¡larga vida a Cristo Rey! 1936. Según sus propias palabras, recibió entonces la inspiración de fundar una congregación destinada a extender el reino de Cristo por todos los medios lícitos y buenos 1941. Se funda la Congregación de los Legionarios de Cristo. 1956. La Congregación es plenamente reconocida en el derecho universal de la Iglesia debido, sobre todo, a su trabajo en el campo de la educación. 1996. Nueve ex legionarios de Cristo acusan a su fundador de abusar sexualmente de ellos cuando eran adolescentes y en 1997 lo denuncian ante el Papa. 1998. Comienza la investigación en la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede. 2006. Benedicto XVI no abre proceso canónico contra él, pero le exige que renuncie a todo ministerio público de su actividad sacerdotal. Juan Pablo II, con Marcial Maciel en noviembre de 2004 confía plenamente en la orden religiosa, cuyo timón lleva desde enero del pasado año el padre Álvaro Corcuera Martínez del Río. El Capítulo General Ordinario reeligió al padre Maciel, pero éste declinó el cargo, pues tenía ya 84 años y deseaba pasar la responsabilidad a un sucesor. El Capítulo eligió al padre Luis Garza Medina como vicario general y un consejo general del que forman parte miembros de España, Estados Unidos, Irlanda, México y Chile. Aunque ayer fue un día muy amargo, en el Vaticano se piensa que la decisión del Papa traerá mucho bien no sólo a la Legión de Cristo, sino a toda la Iglesia, a causa de la notoriedad del caso. Aunque algunos delitos prescriben en Derecho Canónico a los 10 años, la responsabilidad moral se mantiene, y el Vaticano lleva ya casi cuatro años intentando evitar que los abusos se repitan en el futuro. AP Maciel acepta la sanción como una cruz que Dios ha permitido que sufra Los Legionarios de Cristo dicen que acogeremos siempre las disposiciones de la Santa Sede las acusaciones hechas en los últimos años contra él, Maciel recalcó su inocencia aunque optó siempre por no defenderse EFE ROMA. Marcial Maciel aceptó ayer la decisión del Papa que le exige que renuncie a todo ministerio público con total serenidad y con tranquilidad de conciencia, sabiendo que se trata de una nueva cruz que Dios ha permitido que sufra informaron los Legionarios de Cristo en un comunicado. En esa nota, esta orden religiosa precisa que acogen y acogeremos siempre las disposiciones de la Santa Sede con profundo espíritu de obediencia y fe En el comunicado, que consta de de cinco puntos, la Legión de Cristo precisa que nuestro venerado padre fundador ha recibido a lo largo de su vida (Marcial Maciel tiene 86 años) un sinnúmero de acusaciones y que en los últimos años, algunas de ellas fueron presentadas a la Santa Sede para que abriera un proceso canónico Ante las acusaciones hechas en su contra, él afirmó su inocencia y siguiendo el ejemplo de Jesucristo optó siempre por no defenderse de b Afirman que ante Una decisión decepcionante para los acusadores Quienes esperaban en México, país donde con mayor fuerza arreciaron las primeras denuncias, una condena firme de Benedicto XVI contra Maciel no estaban satisfechos después de conocer la decisión del Vaticano. Algunos de los denunciantes afirmaron que la sanción que la Santa Sede ha impuesto al fundador de los Legionarios de Cristo es decepcionante Se negoció con un criminal dijo Alberto Athié, el cura que impulsó a partir de 1995 las acusaciones contra Maciel y que abandonó el sacerdocio ante la falta de respuesta de Roma. En una entrevista de radio, Alberto Athié afirmó ayer que la decisión le produce una gravísima preocupación En el texto- -añadió el ex sacerdote- -esta condena es una especie de decisión del padre Maciel. Se trata de una pena que él se autoaplica a cambio de no llevar un proceso canónico Para el sacerdote y abogado canónico Antonio Roqueñí, ex magistrado del Tribunal Eclesiástico de la Archidiócesis de México, la sentencia es una simulación muy bien maquillada A juicio de Roqueñí, esta decisión se debe a que no pueden decir lo que realmente ocurrió dado el escándalo que todo eso causaría a los católicos Numerosas acusaciones A lo largo de su vida, el padre Maciel fue objeto de millares de acusaciones injustas, y por eso la presunción contaba a su favor. Cuando llegaron nuevos datos en 2004, Juan Pablo II estaba ya bastante enfermo y no pudo llegar a tomar ninguna decisión. La pesada responsabilidad pasó, como tantas otras, a las espaldas de Benedicto XVI cuando fue elegido Papa el 19 de abril del 2005. Un cardenal miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe manifestó al vaticanista americano John Allen que si bien las acusaciones eran veraces, resulta mucho menos claro que el padre Maciel fuese consciente de la gravedad de los hechos. Fuentes vaticanas reiteraban ayer que, al margen de esos errores, el padre Maciel ha hecho un bien inmenso a la Iglesia y que tanto los Legionarios de Cristo como Regnum Christi son dos grandes manantiales de evangelización en un mundo occidental bastante sordo a la palabra de Cristo. ninguna manera precisó el comunicado, que en ningún momento se refiere a que las acusaciones contra su fundador fueron de supuestos abusos sexuales y fueron, además, presentadas por antiguos miembros de la congregación. Tras subrayar que, considerando su avanzada edad y su precario estado de salud, el Papa ha decidido no realizar el proceso canónico y le exige una vida reservada de oración y penitencia, renunciando a todo ministerio público, la Legión de Cristo señala que Maciel lo ha aceptado con obediencia. Compromiso renovado Él, con el espíritu de obediencia a la Iglesia que siempre lo ha caracterizado, ha aceptado este comunicado con fe, con total serenidad y con tranquilidad de conciencia, sabiendo que se trata de una nueva cruz que Dios, el Padre de Misericordia, ha permitido que sufra y de la que obtendrá muchas gracias para la Legión de Cristo y para el Movimiento Regnum Christi añadió el comunicado. Los Legionarios de Cristo renovaron el compromiso de trabajar con toda intensidad para realizar nuestro carisma de la caridad y extender el Reino de Cristo sirviendo a la Iglesia