Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 5 06 TENDENCIAS La vie en rose El lenguaje de las flores reclama un hueco en casa El nuestro es un país de flores, aunque no tanto de comprarlas para decorar la casa. De todas formas, sin despreciar las de siempre, cada vez nos tientan con variedades más exóticas y decorativas POR PATRICIA ESPINOSA DE LOS MONTEROS FOTOS: SIGEFREDO N o es que nos esté dando un ataque Shabby Chic, sino que nos parece que, ante tanto esplendor, hay que aligerar esta primavera la casa y para ello, nada como las flores. En realidad, tendríamos que tenerlas de invitadas todo el año, pero qué menos que en esta temporada... De todas formas, si después de ver estas fotos y tomar nota de los consejos, no probamos con flores, no tendremos perdón. Grandes o pequeñas, altas o bajas, ásperas o suaves, de campo o exóticas, todas las flores nos ofrecen sus colores y su aroma en bandeja para que los disfrutemos y alegremos nuestro entorno. Pocas cosas hay que den tanta vidilla como unas flores en la mesa de trabajo, en el salón, en el cuarto de baño, en la cocina... Da igual. Su lenguaje se entiende en todas las ceremonias de la vida. Ex- presan amor, amistad, bienvenida, agradecimiento... Son el idioma perfecto, aunque los españoles, precisamente en éste, somos bastante analfabetos. Las flores aparecen en nuestros jardines y en nuestros balcones, pero pocos se animan a cortarlas- -o a comprarlas cortadas- -y disfrutarlas en casa, y mucho menos a trabajar con ellas componiendo ramos, experimentando con nuevas variedades. En blanco y verde Sally es la directora del Workshop, un taller de flores que lleva abierto dos años y medio. Viene del mundo financiero, pero cuando lo dejó, decidió montar algo diferente en Madrid. La idea era arriesgada porque aquí se compra siempre el mismo tipo de flores y ella tenía la idea clara de traer variedades exóticas o raras desde Holanda principalmente. En España- -dice- -no hay mucha cultura de flor. En Inglaterra todo el mundo las pone en su casa porque tienen jardín y las cortan, pero es que allí la jardinería es el deporte nacional Anémona en una bola de rattan como soporte. (Flower Shop) Consejos para tratarlas No las exponga al sol directo. Al traer las flores a casa, haga un corte oblicuo de 45 grados y de 2 cms de largo, siempre con cuchillo, nunca con tijera, para aumentar la superficie de absorción de agua y eliminar con el corte toda la costra de células muertas que se han quedado allí, y de posibles bacterias. Los tallos deben estar siempre muy limpios. Elimine las hojas que queden por debajo del nivel del agua para evitar bacterias y putrefacción Aléjelas de fuentes de calor, de corrientes y del frío. Les encanta salir al balcón a tomar el aire por la noche. Compre siempre flores muy frescas. En cuanto a ponerles nutrientes y vitaminas en el agua, los holandeses son muy partidarios porque evita la formación de bacterias. No mezcle flor con fruta a no ser que sea por decoración. Cambie el agua o renueve hasta arriba. Recomienda montajes naturales y poco puestos y, en cuanto a variedades, apuesta por las rosas de jardín, los maravillosos guisantes de olor, o las hojas de hosta. Respecto a los colores, recuerda algo que nunca falla: Probar con flores blancas y verdes, hay pocas variedades, pero el resultado siempre merece la pena Diego, por su parte, es uno de los propietarios de Kaloto, otra floristería diferente Su propósito es ofrecer variedades distintas y exóticas, porque está convencido de que hay que descubrir al comprador variedades fuera de lo corriente para que se anime a probar cosas nuevas. Aquí llegan flores de todo el mundo y es un espectáculo que apenas se conoce. Nosotros intentamos diferenciarnos trayendo ejemplares de Tailandia, Israel, Sudáfrica o Suramérica. Intentamos trabajarlas de otra forma y presentar los ramos libres, sin la cárcel del celofán. Más bien atados con cordones de colores o con rafia. Nuestros clientes buscan, sobre todo, especies exóticas, flor grande, como las heliconias, los anthurium barón... También las hojas verdes grandes son espectaculares y, por supuesto, y en el otro extremo, las flores chiquititas como los farolillos chinos Flower Shop, por su parte, es una galería de arte floral que abre en Madrid y en Barcelona, a la sombra del restaurante Thai Gardens, con la idea de llevar el arte y la esencia thai de la cultura al trabajo con la flor y seguir con este mismo sello de identidad. En (Pasa a la página siguiente) Aunque en España no existe todavía una cultura de decoración floral tan acentuada como en otros países, cada vez se cuida mas el detalle y la estética