Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad SÁBADO 20 5 2006 ABC FORO INTERNACIONAL DE MUJERES Unas 400 participantes; 27 países representados; voces de los cinco continentes. Las cifras redondas de la Conferencia Mundial del Foro Internacional de las Mujeres vaticinan un balance óptimo para un evento con meridiano objetivo: compartir experiencias y perfilar estrategias que faciliten el ascenso de las féminas al poder. Concepción Dancausa fue la encargada ayer de dar la bienvenida a las congregadas, todas ellas líderes políticas, abanderadas de las artes o pioneras empresarias. Con el mensaje de ánimo de la presidenta de la Asamblea de Madrid para reducir la brecha que aún existe con los hombres arrancaron dos jornadas de intercambio, diálogo y debates. SHUKRIA BARAKZAI DAWI Diputada del Parlamento afgano y directora del periódico Aina- E- Zan (Espejo de las mujeres) Las mujeres afganas no podían escoger un marido, ahora eligen a su presidente La diputada afgana participó ayer en el Foro Internacional de las Mujeres, que ha reunido liderazgos femeninos de 27 países y 5 continentes para discutir su ascenso al poder TEXTO: JÚNIA N. GAMA FOTO: AP MADRID. Los talibanes azotaron a Shukria en una tarde de mayo de 1999 por estar fuera de casa sin una compañía masculina. Ella decidió luchar y creó una escuela clandestina para mujeres. En 2001 fundó el periódico AinaE- Zan y ahora es miembro del Parlamento afgano. Shukria estuvo ayer en Madrid hablando sobre el papel de las mujeres en sus países y de las dificultades con las que se encuentran. ¿Cuáles fueron los cambios para las mujeres después del régimen talibán? -El mayor cambio es que hoy estoy aquí. Hace cinco años no me permitían ir al médico sin un miembro masculino de la familia, pero hoy puedo hacer un discurso. Los cambios están reflejados en las elecciones, en la participación popular, en la Constitución moderna y en la democracia. A las mujeres no se les permitía escoger un marido, y ahora pueden elegir un presidente y los miembros de su Parlamento. Yo creo que el cambio más importante es el de la igualdad, que es por lo que luchamos. ¿Cree que la seguridad de las mujeres ha mejorado? -La falta de seguridad es un gran reto para Afganistán, porque tiene una relación directa con la mafia, con el terrorismo internacional, con la pobreza y con la tradición. Pero en mi opinión, Afganistán es un país que se está haciendo mejor día a día, especialmente para las mujeres. ¿Qué piensa sobre las opiniones de Hirsi Ali, la parlamentaria ex musulmana que afirma no ser posi- ble la coexistencia del Islam y de los Derechos Humanos? -El problema es la explicación del Islam. Las personas se pierden explicando. El Islam de verdad es la religión de la paz y de la igualdad. Algunas veces los políticos transmiten el mensaje equivocado, incitando a la violencia e invitando a las personas a que se maten entre sí. Existe una conexión direc- Shukria Barakzai habla con afganos sobre la mujer y el Islam ta entre el Islam y los Derechos Humanos, pero en algunos países la tradición encubre la religión. ¿Cómo se explica que muchos musulmanes sean radicales? -Se puede ver el Islam a través de có- AP mo uno se viste o puedes verlo a partir de lo que uno hace como musulmán. Los fanáticos se muestran como musulmanes maravillosos y, físicamente, lo son, pero en sus acciones están haciendo algo contra el Islam. Una cosa GEMMA HUSSEY Directora de la Fundación Europea para la Mujer en Irlanda Existe un techo de cristal invisible Entre conferenciantes como In am Al- Mufti, senadora jordana, o Kim Campbell, secretaria general del Club de Madrid, destaca esta abanderada del movimiento feminista irlandés TEXTO: P. G. MAHAMUD FOTO: ERNESTO AGUDO Ultima un aldabonazo a la UE para que vire sus políticas sociales hacia las familias. Lo ha bautizado El coste y los beneficios de cerrar la brecha de género y es la ponencia que la ex- senadora y ex- ministra de la República de Irlanda pronunciará hoy en el foro. ¿Cuál es el mayor problema común de las mujeres? -La existencia de un techo de cristal invisible en su ascenso al poder. Y éste radica en un problema de actitud, no sólo de los hombres sino también de las mujeres. Para ellas es difícil hallar un equilibrio entre los hijos y el trabajo, pero esto ya lo han resuelto con éxito en Suecia, por ejemplo. En los países nórdicos, un espejo en el que debieran mirarse todos los países del mundo, los gobiernos tienen un 50 de mujeres. En consecuencia, la percepción social sobre ellas ha cambiado. ¿Aboga por la discriminación positiva? -Sí. Aunque sólo sea en un principio, establecer una especie de sistema de cuotas que favorezca la presencia de la mujer, no sólo en la política sino también en los negocios, me parece muy recomendable. ¿En qué países de la Unión se han de redoblar hoy los esfuerzos? -Bulgaria, Rumanía, Moldavia, Eslovaquia. La UE debe definitiva y urgentemente ayudar a la Europa del Este. Tras estos años de transición, las mu-