Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 5 2006 29 Romano Prodi supera el difícil voto de investidura con la ayuda de los senadores vitalicios Las nuevas revelaciones del caso Clearstream amplían las sospechas en torno a Villepin Un español al frente del Comité de expertos ABC MADRID. El español Fernando Mariño Menéndez preside el Comité de la Tortura, de la ONU, que ayer hizo público su informe sobre el centro de detención de Guantánamo. Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad Carlos III, Mariño Menéndez ha sido un activo defensor de los derechos humanos ante diversos tribunales. Doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia, tiene el diploma de la Academia de Derecho Internacional de La Haya. La Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes fue adoptada el 10 de diciembre de 1984 por la Asamblea General de Naciones Unidas. Su texto entró en vigor el 26 de junio de 1987. En virtud del artículo 17 de la Convención se creó el Comité contra la Tortura, que entró en funciones el 1 de enero de 1988. El Comité está compuesto por diez expertos de gran integridad moral y reconocida competencia en materia de derechos humanos. Los expertos, que deben ser nacionales de los Estados Partes, son elegidos por éstos en votación secreta. Centroamérica se suma a la protesta de México contra las medidas de EE. UU. Desencuentro de Bush y Fox a ambos márgenes de su frontera común Fox declara en Mexicali que los muros no son la solución y George W. Bush dice en Yuma: Que México vigile el lado que le corresponde MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL TIJUANA. Las pendulares relaciones entre México y Estados Unidos han vuelto a pasar del todo a la nada. Después de haber fracasado en el Senado estadounidense una iniciativa para amnistiar a cerca de doce millones de inmigrantes irregulares, la misma Cámara Alta aprobó esta semana una enmienda que autoriza la construcción o refuerzo de casi 600 kilómetros de muros en su frontera sur y otros 800 kilómetros de barreras físicas para vehículos. Además, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunciaba el despliegue de seis mil elementos de la Guardia Nacional en su nueva estrategia de control fronterizo. Las reacciones al sur del río Bravo o Grande han sido tan inmediatas como airadas. Oficialmente, el Gobierno mexicano se ha limitado a entregar a su homólogo del norte una nota diplomática en la que expresa su preocupación por la construcción de muros y el despliegue militar en la frontera. Pero el presidente de la República, Vicente Fox, de visita en Baja California, exigió a Estados Unidos b El presidente que no menosprecie a los mexicanos ni les falte al respeto. Al mismo tiempo, los cancilleres de Nicaragua, Costa Rica, Honduras y Guatemala se solidarizaban con la misiva enviada por la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana ytambién con las bien fundamentadas preocupaciones de México. En la fronteriza ciudad de Mexicali, Fox se dirigió a los de enfrente para reclamarles que sean muy respetuosos con México y con la dignidad de los mexicanos; que no nos hagan de menos, que no discriminen y no violen los derechos de nuestros paisanos En un discurso ante trabajadores de una fábrica de aparatos de sonido que vino a inaugurar, Fox reiteró que los muros no son la solución para ese asunto y la Guardia Nacional tampoco lo es. Compartimos la necesidad de seguridad en la frontera y de contar con un sistema para que la migración se dé con orden, con legalidad y con respeto pleno a la dignidad de las personas. Somos socios, somos amigos y podemos trabajar juntos En ese sentido, Fox añadiría que la cons- trucción de barreras no garantiza la seguridad en la región y no es la respuesta para alcanzar fronteras seguras, modernas, eficientes y rápidas En compensación, Fox pudo celebrar que dentro de las reformas migratorias que se debaten en el Senado estadounidense se aprobase una propuesta para que los inmigrantes con más de cuatro años de residencia en la Unión americana puedan regularizar su estatus migratorio. Dieciocho mil en 2008 Mientras, en la cinematográfica localidad de Yuma, cerca de Sonora, el presidente estadounidense respondía a las protestas por la construcción de un nuevo muro diciendo que el Gobierno de México tiene la obligación de vigilar el lado que le corresponde de la frontera George Bush insistió en que los seis mil efectivos de la Guardia Nacional serán reemplazados paulatinamente por nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza, que en el año 2008 llegarán a un total de 8.000 individuos. Para aumentar más la tensión, el conductor de un automóvil resultó muerto a tiros este jueves por agentes de protección fronteriza y de aduanas en pleno Puerto de Entrada de San Ysidro, el paso fronterizo más activo del mundo, entre Tijuana y San Diego, después de que una persona denunciara que había visto a presuntos inmigrantes irregulares abordar el vehículo. un encarcelamiento indefinido sin causas ni juicios. Sólo diez prisioneros han sido presentados ante un tribunal militar. El resultado de esta desesperación han sido hasta ahora treinta y nueve intentos de suicidio, entre los que se incluyen los cuatro del pasado jueves. Tres de los presos trataron de acabar con su vida a base de una sobredosis de medicamentos que, a pesar de ser suministrados con cuentagotas, habían guardado cuidadosamente hasta que creyeron tener suficiente para acabar con su vida. No lo lograron, la vigilancia es constante. Un conductor resultó muerto por disparos de agentes fronterizos en el paso entre Tijuana y San Diego Huir como cadáver Por la tarde, los soldados que custodian esta prisión de máxima seguridad tuvieron que irrumpir en una de las áreas comunes en la que un preso se preparaba para ahorcarse. Fue entonces cuando el resto de los reos les atacaron con todo lo que encontraron a mano- -ventiladores, cables eléctricos, etcétera- -para que su compañero lograse su objetivo de escapar en forma de cádaver. El comandante Robert Durand aseguró que sus hombres controlaron la situación rápidamente con mínima fuerza quitándole hierro al incidente que inaugura la historia de los motines en la prisión de Guantánamo. Ninguno de los suicidas logró morir en el intento. Unos emigrantes del estado de Jalisco tratan de cruzar el río Grande hacia EE. UU. con la ayuda de los llamados coyotes AP