Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 5 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR JESÚS TRILLO- FIGUEROA LAS CLAVES DE EL CÓDIGO DA ¿Qué es en lo que cree Brown? En términos generales es la versión feminista de la new age conocida como culto a la diosa Para sus adeptos es el auténtico cristianismo, puesto que Jesús tan sólo era un hombre, profeta de la vieja religión de la madre tierra VINCI (Y II) L Código da Vinci también tiene una clave política, que conecta con el pensamiento hegemónico y que explica bien la extraordinaria campaña de lanzamiento que ha tenido el estreno de su película. Lo que ha sucedido es que Dan Brown, como sucedió con Rodríguez Zapatero, se dejó seducir por el feminismo radical. Por esta razón, al igual que nuestro presidente, también se declara feminista. Tras publicar el libro, manifestaba en la cadena de televisión norteamericana ABC: Después de varios viajes a Europa y dos años de investigación en torno a María Magdalena y la religión de la diosa, me convencí de que todo era cierto; soy un creyente ¿Qué es en lo que cree Brown? En términos generales es la versión feminista de la new age, conocida como culto a la diosa. Para sus adeptos es el auténtico cristianismo; puesto que Jesús- -que según Dan Brown fue el primer feminista -tan sólo era un hombre, profeta de la vieja religión de la madre tierra, que fue la religión de la era primitiva, en la que no existían los cultos masculinos, violentos y excluyentes y en donde el pacifismo, derivado del gobierno de las mujeres, dominaba el mundo. Se trata de reinventar la hipótesis del matriarcado originario, que la tradición marxista había establecido a través de Engels. Para ellos, el matriarcado era la situación social existente unos 4.000 años antes de Cristo, asimilable al comunismo primitivo: en aquel tiempo no existía ni Estado, ni la explotación del hombre por el hombre; era el tiempo de la libertad y de la plena felicidad sexual. Esta teoría fue también entusiásticamente recogida por las contestatarias feministas del mayo del 68 francés. Pero lo cierto es que la investigación antropológica contemporánea ha desechado la realidad de semejante historia. En todo este asunto, el rigor histórico y científico es lo de menos, lo importante es interpretar las cosas de acuerdo a las teorías feministas: La diosa nos libera haciéndonos comprender una verdad creativa e innovadora como postula su adepta Monique Wirting. En base a esta comprensión, Brown nos relata una historia de la Iglesia como la institución que nació para ocultar el verdadero cristianismo, y que representa el instrumento más represivo de la concepción patriarcal; es decir, aquella visión de la historia como una continua opresión y explotación de la mujer por parte del hombre. De acuerdo con el nuevo evangelio de Brown, no fue a Pedro a quien Jesús encomendó crear la iglesia cristiana, fue a María Magdalena Esta versión de la Magdalena tiene su oráculo en E las obras de Margaret Starbird, que hace de Magdalena la diosa, el grial de la religión feminista, y cuya visión de la historia de la mujer obedece al estereotipo de la ideología hegemónica: la historia del cristianismo oficial ha sido la de una organización misógina al servicio de la causa machista. La realidad es muy distinta. En el mundo antiguo de Grecia y Roma, la mujer era jurídicamente inferior, casi un esclavo. Fue el cristianismo quien no hacía distinción entre varón y mujer pues todos somos hijos del mismo Dios, como dice la carta a los Corintios. María Magdalena es precisamente la prueba de ello. Porque ella fue la primera a la que se apareció Cristo resucitado. A pesar de que fuera una mujer, y, para colmo, de quien se cuenta que había sido prostituta, cosa que según Starbird se inventó la Iglesia para desprestigiarla, cuando lo que realmente hizo fue canonizarla. Pero es que- -aún no se han enterado- -Él no vino a llamar a los justos, sino a los pecadores. Claro está que esto resulta reaccionario en un mundo en el que no se puede ni siquiera sugerir la existencia de conciencia y de culpa, menos aún en materia de conducta sexual. Curiosamente, el primer movimiento de liberación de la mujer que se produce en Roma es precisamente el de las cristianas que deciden no casarse y vivir la castidad, cosa incomprensible para las familias romanas; o bien optan por defender su derecho a autodeterminarse en cuanto a la fe, llegando hasta el martirio. Este clima social- intelectual que preconiza el cristianismo reconvierte por primera vez a la mujer en ser autónomo, digno de decidir por sí mismo sobre su futuro. Los padres de la Iglesia son clarísimos al respecto. Por eso los primeros canonizados son mujeres como Inés, Ágata o Cecilia. Fue la recepción del Derecho Romano a partir de la Edad Moderna la que volvió a dar un tratamiento de inferioridad a la mujer, que culminó el Código Civil de Napoleón, producto de la revolución francesa. El feminismo radical tiene pendiente un ajuste de cuentas con el catolicismo. Una portavoz cualificada como Shere Hite requería hace poco al nuevo Papa para que en adelante se refiera a Dios en masculino y en femenino, y fuera consciente de que en materia de sexo y de mujeres la Iglesia debía de cambiar radicalmente. Todavía no se han enterado que el verdadero cambio empezó hace 2.000 años, como sucedió con la vida de María Magdalena. Abogado del Estado REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO PLAN ÁFRICA Y CUERNO QUEMADO Penélope Cruz y Pedro Almodóvar barren en Europa y América, presentando una Mancha manchega a la luz del Gran cine, pero los inmigrantes, ETA y el puesto de España en América se perciben en tonos negro azabache. Avalancha de inmigrantes genera alarma en Canarias titula El Universal venezolano. En París, Liberation destaca un resignado no hay solución inmediata de Moratinos. En Londres, el Times describe la situación de un Gobierno desbordado y una avalancha que se cuela a través de unas leyes muy liberales en materia de inmigración Por su parte, el Daily Express titula a toda página: Próxima parada, Inglaterra estimando que, tras las Canarias, la inmigración africana pondrá rumbo a Londres. Madrid dice que también se trata de un problema europeo afirma el Daily Telegraph. En Viena, Der Standard se pregunta si pudiera tener éxito el Plan África gubernamental. En Marruecos, Atlas- Vista tira por tierra tal alternativa, recordando que Argelia y otros países africanos no quieren saber nada del proyecto franco- español de gran conferencia euroafricana. Sobre el puesto de España en América, es prudente leer el editorial de portada del Economist británico: Batalla por el alma de América A su juicio, América Latina se encuentra en una encrucijada, víctima de los modelos enfrentados de populistas revolucionarios y reformistas más o menos afortunados. España se percibe ausente en esa gran batalla de ideas, cuando no se la asocia al bando que suscita más reservas en la escena internacional. En Lima, El Comercio no dice otra cosa en un editorial titulado: El fantasma nacionalista amenaza América Latina En Bolivia, las relaciones de Evo Morales, Hugo Chávez y Fidel Castro comienzan a provocar un cierto rechazo nacional, que El Deber resume de manera muy brutal, de este modo: Antes que matarlo, como hizo con la mayoría de sus camaradas de Sierra Maestra, Castro nos envió al emblemático Che Guevara, hombre incómodo para Fidel. Lo mandó desamparado, para que lo matáramos nosotros. Y hoy nos manda un nuevo ejército, con quién sabe qué verdaderas intenciones, además de quitarle el trabajo a nuestra propia gente En París, La Tribune publica una crónica de Reuter sobre ETA y Batasuna, hablando de independencia y solución federal que huelen a cuerno quemado en Francia.