Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 VIERNES 19 5 2006 ABC Deportes El mundo del fútbol reconoce al Barça como nuevo patrón El club concita unánimes elogios desde América a Europa y se augura una era de éxitos tras el alivio que proporciona la Champions ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Su nombre ha llegado a todos los rincones del universo, a todos los lugares en donde se huele a fútbol. Es la referencia, el equipo a seguir. El Barcelona encandila a cualquiera que disfrute con este deporte, a especialistas y aficionados, a menudos y a adultos, a los más de diez millones de españoles que siguieron el partido por televisión. Es el prototipo de equipo genial. Así se reconoce de forma unánime. La segunda Copa de Europa le confirma como el mejor conjunto del panorama futbolístico. París era el escenario encargado de dictar sentencia, de decidir si el conjunto de Frank Rijkaard entraba en la historia del club o se quedaba en un gran equipo. Y salió cara. Nadie duda de la potencia del cuadro azulgrana, llamado a mantenerse en la trona durante los próximos años dada la insultante juventud de sus jugadores. Fue un alivio. Ahora nadie piensa en ello, pero la derrota hubiera sido más dura que nunca. Pocos barajaban esa opción, mas estaba ahí. Y más cuando a quince minutos para el final seguía el Arsenal con ventaja. Sin embargo, la casta del equipo le llevó en volandas para remontar a lo grande un duelo en el que estaba herido, pero no muerto. La eufórica celebración de Rijkaard bajo la lluvia, poco dado el preparador holandés a expresar sus emociones en público, demostraba el gran peso que se quitaba de encima. La presión era grande, el entorno azulgrana sigue siendo insaciable. La Liga sabía a poco en Barcelona. La afición no se contenta con el título doméstico, y menos viendo la valía del grupo. Era favorito en la final, pero ya se sabe que vale de poco a la hora del partido. En cualquier caso, antepuso las ganas y el hambre por triunfar, insaciable, para que Carles Puyol alzara el trofeo y se destara una euforia sin control. Las agotadoras celebraciones de las últimas semanas en la ciudad están más que justificadas. Hace tres años, la entidad deambulaba por la miseria, festejando la entrada en Europa (para la Copa de la UEFA, que no para la Champions y con una situación económica débil, más que complicada. Y no se vislumbra el fin del proyecto de Joan Laporta, que en este sentido sí que ha cumplido con su promesa electoral. No es el final del trayecto, sino una parada más. Todos queremos seguir ganando y manteniendo este espíritu ganador y de ilusión, y, si se acaba, nosotros, los técnicos, nos tenemos que encargar de recuperarlo explicaba ayer Txiki Begiristain, responsable de la parcela deportiva. Se ha repetido continuamente durante las jornadas previas a la final. Una Champions es muy poco para un club como el Barça decía Deco. Ahora ya tiene dos, ya deja de estar en el pelotón de equipos supuestamente menores pero que tenían una Copa de Europa en sus vitrinas. Este éxito no es un punto final, pero sabes de la importancia de quitarse un peso de encima de 14 años argumentaba Begiristain, ganador precisamente en Wembley. Es la intuición del secretario técnico azulgrana: Creo que ganamos por inercia, aun sin hacer un gran partido. El Arsenal es un equipo durísimo y lo demuestra, pero este Barça empieza a ganar por inercia y eso quiere decir que hay mucha calidad y equilibrio El nuevo Dream Team Para la prensa no hay duda. Arranca una nueva era. El legado del Barcelona no tiene fecha de caducidad, al menos no se intuye. La final fue un auténtico clásico escrito con esplendor por el Barcelona. Es un nuevo Dream Team está construyendo un imperio futbolístico destacaban en China. En Inglaterra, más allá de las críticas hacia el árbitro, se rindieron ante el campeón, al igual que en Francia, aunque desde allí lamentaran el fracaso de Wenger y Henry. En Portugal hablaban de justicia histórica y en Italia recordaban que, junto al Milán, el Barça estaba llamado al triunfo final. Es un sentimiento unánime. Y lo mejor aún está por llegar, aseguran desde la directiva del club. Ya dijo Joan Laporta que retoques, los justos. Pero uno de ellos puede ser determinante. Si a este Barça se le añade el complemento de Thierry Henry, los rivales tienen otro motivo más para preocuparse. Sería una perla más para un collar despampanante, que brilla por sí solo en la actualidad. Ronaldinho marcó sin freno los ritmos de samba durante la rúa Rijkaard: Creo que este equipo no ha llegado a su último paso Se desató la euforia en el Camp Nou, donde unas 60.000 personas disfrutaron hasta la medianoche de un espectáculo en el que brilló especialmente la música. Pero al final el acto tuvo que concluir antes de lo previsto debido a unos problemas técnicos que impidieron que muchos jugadores azulgrana se dirigieran a los aficionados azulgrana. Entre los que sí pudieron tomar el micrófono estuvo Rijkaard, quien aseguró que creo que este equipo no ha llegado a su último paso El capitán Puyol también se dirigió a la afición: Estamos muy contentos de veros tan felices. Esta Copa es para vosotros Para Ronaldinho, estamos viviendo el momento que más soñábamos desde que llegué al Barcelona. Sólo quiero festejar con ustedes, disfrutar esta fiesta y agredecerles el ánimo que nos han dado esta temporada El último que pudo hacer oir su voz fue Xavi Hernández este equipo ya ha conseguido una Copa de Europa y queremos más porque cuando Belletti tomaba el micrófocono el sistema de audio falló y ya no hubo más intervenciones de jugadores. Luego ya sólo quedó tiempo para agradecer el buen hacer de quienes dejan el equipo: Larsson y Gabri. Rijkkard pudo homenajear a su ayudante Henk Ten Cate, quien hoy anunciará que deja el Barcelona para fichar por el Ajax. su puesto lo ocupará Johan Neeskens.