Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 5 2006 Madrid 45 Aladino (izq) y Virgilio, la licencia número uno y el taxista con más años de profesión Una placa recuerda la primera parada de sillas de mano Con antecedentes como las sillas de mano o los simones, los taxis tal y como los conocemos comenzaron a transitar las calles de Madrid en 1909. Ayer se celebró el primer Día dedicado a este servicio público De las mulas de alquiler al eurotaxi TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOGRAFÍAS: IGNACIO GIL Y ERNESTO AGUDO MADRID. Virgilio Ortiz se ha pasado 42 años de su vida al volante de un taxi. Bueno, de muchos taxis: tantos años dan para mucho. Ayer, recibía emocionado el homenaje del Ayuntamiento durante el Día dedicado a este colectivo, el primero que se celebra en la ciudad en honor a sus 20.000 trabajadores que, con 16.000 licencias, recogen a 500.000 viajeros al año y realizan 100 millones de carreras, facturando 665 millones de euros anuales. Nadie sabe por qué se eligió precisamente la fecha de ayer, 18 de mayo, para celebrar el Día del Taxi. Ni siquiera una de las personas que más sabe del sector, Javier Leralta, autor del libro Historia del taxi y comisario de la exposición que ayer se abrió en la Plaza de la Villa, y en la que pueden verse desde ejemplares antiguos de sillas de mano a los patos -Citröen C 11, los taxis de la década de los 50- La exposición habla del origen de este servicio público, con antecedentes como las mulas de alquiler del siglo XVI- -cuyo precio no podía superar, por orden del alcalde de Casa y Corte, de los 60 maravedíes diarios en 1569- Otro antecedente está en las sillas de mano- -cuya primera parada fija estuvo en la plaza de Herradores, como recuerda desde ayer una placa descubierta por el alcalde Ruiz- Gallardón y los representantes del gremio- Hay también referencias a los co- ches simón cuyo nombre proviene de su introductor, Simón González. Y de los coches diligentes que puso a funcionar Carlos IV en 1792, y que tenían prohibido utilizar carboneros, aceiteros y tocineros porque hay que llevar trajes limpios y tampoco podían transportar a enfermos, muertos ni borrachos Noventa y seis años de vida Pero los taxis, tal y como ahora los conocemos, nacieron algo después: el 27 de marzo de 1909 lo recogía ABC. Los llamaban laudaulets y se advertía en el artículo que los autos no llevan cortinillas por si alguien decidía cometer algún desliz en su interior. Desde entonces, ha llovido muchísimo en Madrid. Virgilio Ortiz recuerda- -superada la emoción que le entrecortó la voz al recoger su premio- -sustos de sus más de 40 años en las calles, como los dos atracos que sufrí y los dos partos que atendí Los recuerdos le asaltan en este Madrid que tanto ha cambiado: cuando empezó no había semáforos en la ciudad y no mucho después los frenos de los coches no eran muy eficientes, así que teníamos que arrimarnos al bordillo para frenar Ahora se trabaja más cómodo: Hay aire acondicionado; antes, era climatizado caliente o frío, según el clima que hiciera bromea. Virgilio tuvo el gesto torero de dedicar su premio a quien le había aguantado y esperado durante todos estos años de duro trabajo: su esposa. A su lado, también recibió un homenaje Aladino García, poseedor de la licencia número 1 de los taxis de Madrid. La compró hace 41 años por un precio que no se puede decir y con ella ha peleado durante años, hasta que se jubiló, aunque sigue manteniendo su propiedad. El alcalde Ruiz- Gallardón agradeció en especial a los taxistas su paciencia y las incomodidades que me consta habéis tenido a causa de las obras que ha promovido en la ciudad. Imaginad cómo va a estar cuando no quede una sola grúa les pidió. Un comentario re- Una placa descubierta ayer en la plaza de Herradores recuerda la primera parada de sillas de mano El alcalde agradeció a este gremio su paciencia y generosidad con las obras en la ciudad cibido entre sonrisas. El alcalde recordó la respuesta espontánea y humana de tantos taxistas que el 11- M se prestaron a trasladar gratuitamente a los familiares de las víctimas de hospital en hospital, y de allí al gran tanatorio en que se convirtió Ifema. Por su parte, el presidente de la Asociación Gremial, Eladio Núñez, en su nombre y en el del resto de asociaciones convocadas- -como la Federación Profesional del Taxi, Radio Taxi y la Sociedad Cooperativa Madrileña Independiente- -calificó los taxis de Madrid como los mejores del mundo Ayer, para celebrar su Día, cien vehículos- -de riguroso incógnito- -no cobraban las carreras, y en la T- 4 los taxistas regalaban prensa y refrescos. Mientras, en la Plaza de la Villa muchos madrileños se paraban a contemplar los viejos milquinientos transportados por la nostalgia a otros tiempos. Y leían curiosidades en antiguos bandos relacionados con el taxi: el de agosto de 1956, el bando del silencio del alcalde Mayalde, contra las bocinas. O el de 26 de julio de 1966, recogiendo una protesta espontánea de taxistas contra la gorra obligatoria. O lo que ocurrió con la flota de 3.219 taxis durante la Guerra Civil. Curiosidades de un colectivo siempre en marcha en una ciudad que ha cambiado en este tiempo hasta no parecerse a sí misma.