Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 5 2006 31 El Senado de EE. UU. vota a favor de una triple valla de seguridad en la frontera con México El ex presidente peruano, Alberto Fujimori, obtuvo ayer la libertad provisional bajo fianza en Chile FRANCESC VENDRELL Representante Especial de la Unión Europea en Afganistán Los talibanes tienen dudas sobre el aguante de los europeos El responsable de la UE en Afganistán advierte que los grupos insurgentes están cada día mejor armados y cuentan con más fuentes de ingresos LUIS ORDÓÑEZ AP dos y perecieron un trabajador de UNICEF y otro de la ONG alemana Maltesa. En el segundo atentado con coche bomba, perpetrado en la provincia de Ghazni (centro- este de Afganistán) falleció el kamikaze y un soldado estadounidense y dos civiles resultaron heridos. El fenómeno suicida es de reciente aparición en el país, pero este año ya se han registrado una veintena de atentados de este tipo. Una escalada de violencia muy importante ya que en 2005 se produjeron diecisiete frente a los cinco de 2004. Cinco de los heridos en el atentado suicida fueron tratados en el hospital de la base logística (FSB, por sus siglas en inglés) en la que desempeña su trabajo parte del contingente español desplazado a Afganistán. Fuentes del FSB de Herat señalaron que se va a seguir adelante con el trabajo diario de apoyo al Gobierno afgano y que este tipo de acciones no van a conseguir detener el proceso de reconstrucción en el que se encuentra inmerso el país. En estos momentos dos operaciones internacionales conviven en Afganistán. Por un lado la Libertad Duradera encabezada por EE. UU. como respuesta a los atentados del 11- S y cuya misión es acabar con los talibanes y Al Qaida. Por otro lado, y bajo el amparo de la ONU, se desarrolla el trabajo de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés) donde se enmarca la actividad española en la región oeste del país con el objetivo de respaldar al Gobierno afgano. MADRID. El representante especial de la UE para Afdganistán, Francesc Vendrell, se encontraba ayer en Madrid con motivo del seminario España en Afganistán celebrado en el Ceseden y organizado por el Real Instituto Elcano. Su presencia coincidió con la jornada más sangrienta vivida en Afganistan desde el fin de la guerra en 2001. ¿Cuál es el mayor reto que se plantea en Afganistán? -En Afganistán hay cuatro o cinco retos que son de la misma importancia y que están muy interrelacionados. Está el problema de la seguridad, sobre todo en el sur del país, por los talibanes y la insurgencia; la falta de gobernabilidad en el país y el hecho de que muchos gobernadores, fuerzas de Policía y autoridades locales están ligadas ya sea a la droga, a la corrupción, o a grupos armados. La falta de desarme. Y el tema de las drogas, porque tiene la capacidad de empañar todo lo que estamos tratando de hacer y de corromper al cuerpo político. Si se lucha contra uno de estos aspectos sin luchar contra los demás, nuestros esfuerzos no tendrán resultado alguno. -Qué opina de la reconstrucción, ¿puede dejarse antes de que se termine? -Había un cierto peligro después de los acuerdos de Bonn. Pero no creo que pueda ocurrir, pues sabemos que es peligroso que las autoridades afganas queden en manos de Bin Laden. Pero sí creo que hay que acelerar el proceso de la profesionalización de la Policía, la creación de gobiernos locales que sean responsables y sepan administrar, y de instituciones judiciales. Hay que hacerlo lo antes posible, sino los afganos se van a sentir defraudados de la presencia internacional y los ciudadanos europeos se van a preguntar qué están haciendo las tropas de sus países si no hay unas mejoras tangibles en los próximos años. ¿Cree que los ataques de los talibanes irán en aumento? -Es previsible que haya un incremento de acciones ofensivas, sobre todo en el sur de Afganistán por parte de los talibanes, que quieren probar la capacidad de los europeos de permanecer en zonas peligrosas si los atacan. Saben que los norteamericanos no se retiran aunque se les ataque, pero tienen dudas sobre la capacidad de aguante de los europeos. Los talibanes están más armados que otras veces y tienen muchas más fuentes de ingresos. ¿Se tiende a equiparar los conflictos en Irak y Afganistán? -Son dos casos muy distintos. Afganistán fue una respuesta americana apoyada por el Consejo de Seguridad después de los atentados del 11- S. Hay presencia de la OTAN autorizada por el Consejo de Seguridad y, sobre todo, hay un nivel de aceptación por parte del pueblo afgano que no existe en Irak. Es importante explicar a la opi- La diferencia con Irak es que aquí existe un nivel de aceptación por parte del pueblo afgano que no se da allá nión pública lo que se está tratando de hacer, sin olvidar que puede haber, y las va a haber, situaciones peligrosas. Por eso se envían soldados y no civiles. ¿Cuál es el papel de la Unión Europea en Afganistán? -En dos meses habrá 15.000 soldados de la OTAN en Afganistán, de los que es probable que 12.000 sean de países de la Unión Europea. En ayuda financiera y ayuda a la reconstrucción, los países de la UE están entregando al Estado afgano 1.000 millones de dólares anuales. -Afganistán se queja de la falta de electricidad ¿Se invierte lo suficiente en infraestructuras? -La Comisión Europea y Alemania han estado invirtiendo en una Central eléctrica. Se está invirtiendo mucho en proyectos macros y a largo plazo y menos en proyectos como pueden ser una carretera, una esABC cuela, una clínica o pantanos. ¿Cómo calificaría el papel de España en Afganistán? -España está haciéndo un papel excelente, con mucha involucración. El PRT (equipos de reconstrucción provincial en sus siglas en inglés) español dispone de medios de construcción que otros PRT no tienen y creo que la ayuda que España ha comprometido para los próximos cinco años le sitúan como uno de los primeros contribuyentes en Afganistán. Creo que por el momento España lo está haciéndo muy bien, veremos si dentro de un año no se debe revisar un poco la forma de actuar para abarcar otros temas en los que tal vez España en este momento no está tan enfocada. ¿Mejora la situación de las mujeres? -Hay un 26 por ciento de mujeres en el Parlamento. Esto es muy poco corriente en un país musulmán, aunque no quiere decir que la situación de las mujeres esté solucionada. Hay problemas derivados de la pobreza, del islamismo, de costumbres ancestrales; pero creo que se han dado grandes pasos para la mejora de la situación de las mujeres en los últimos años.