Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 JUEVES 18 5 2006 ABC Gente McCartney y Mills, el final de un matrimonio La pareja confirmó ayer una noticia que ambos intentaron esconder en todo momento. Para el ex beatle podría suponer un divorcio millonario TEXTO: MARCELO JUSTO SERVICIO ESPECIAL FOTO: AP Las revelaciones de Gisele Bundchen. La ex novia de Leonardo DiCaprio afirma en una entrevista que publica la revista Vogue que sólo se ha acostado con cinco hombres, pero otro medio recuerda que ha tenido diez novios oficiales por lo que es bastante posible que no cuadre lo que ha dicho la top model mor ya no lo hay y ahora solo queda por discutir la fortuna. El ex beatle Sir Paul Mc Cartney y su segunda esposa, la modelo Heather Mills, anunciaron su separación después de cuatro años de matrimonio que, a decir de confidentes y amigos, se había convertido en un campo de batalla. En caso de divorcio, Mills podría recibir unas 250 millones de euros de los casi 1.300 millones a que asciende la fortuna del ex beatle. En un comunicado, la pareja insinuó que la prensa era responsable de la separación. Es muy difícil mantener con tanta atención pública una relación normal. En medio de la presión cotidiana que nos rodea, hemos decidido, con gran tristeza, separarnos Esta versión de una separación amigable no coincidía del todo con la que un amigo de la pareja dio al vespertino londinense Evening Standard Los dos se estaban llevando tan mal que ya no podían dormir en la misma casa Lejos quedaron los días en que McCartney le cantaba por el teléfono móvil canciones de amor que acababa de componerle, la boda en un majestuoso castillo irlandés en 2002 o la felicidad por el nacimiento de su hija Beatrice Milly en octubre de 2003. Como en toda separación, la prensa atribuyó responsabidades desde que empezaron a Sihuboa surgir las supuestas desavenencias entre ambos. Así como Yoko Ono era la malvada de la historia entre John Lennon y los Beatles, el rumor público dominante pintaba a Heather Mills como una oscura manipuladora de las emociones de un hombre que luchaba por recuperarse de la muerte de su primera esposa, Linda McCartney, en 1998. Los detractores de la modelo aseguran que hasta el accidente que tuvo en 1993 (fue atropellada por una moto) en el que Mills perdió la pierna se convirtió en un vehículo para promover su carrera. De ser así, a Sir Paul McCartney le espera una feroz batalla legal si decide proceder con el divorcio. En juego está la inmensa fortuna de su carrera musical a la que se le añadió, como si le faltara algo, los más de 200 millones de euros que heredó de la compañía de comida vegetariana de Linda. Hace casi cuatro décadas, en una de sus canciones más famosas, el ex beatle- -que cumplirá 63 años el mes próximo- -celebraba el amor con una pregunta: ¿Me seguirás necesitando, me seguirás alimentando, cuando tenga 64 años? En el optimismo de aquella década de all you need is love la respuesta era afirmativa. Hoy y hasta nuevo aviso, Heather le ha dicho no Paul McCartney y Heather Mills, en la sede de Naciones Unidas en 2002