Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura JUEVES 18 5 2006 ABC Moneo afirma que no participó en la modificación del jardín del Thyssen N. PULIDO A. ASTORGA MADRID. Desde que el pasado día 14 Carmen Thyssen arremetiera duramente contra Rafael Moneo, ABC ha tratado de ponerse en contacto con el arquitecto para conocer su opinión y darle la oportunidad de defenderse de las acusaciones que hizo la baronesa. Moneo, como se informó desde su estudio, estaba de viaje fuera de España y no llegaba hasta ayer. Pero, en lugar de hacer declaración alguna (no quiso atender a los medios) se limitó a enviar una carta, en la que afirma lo siguiente: Las obras de remodelación del Palacio de Villahermosa para instalar el Museo Thyssen- Bornemisza se llevaron a cabo tras una intervención previa, en los años 70, de la Banca López Quesada. Tan sólo se habían respetado los muros de la fachada y se habían excavado los sótanos tanto en el Palacio como en el jardín. En las obras de remodelación citadas se modificó la rampa de acceso a los sótanos y se repuso el jardín de acuerdo con el nuevo acceso al Museo. Ha sido este jardín, que bien recordarán los visitantes del Museo, el que ha sufrido alteraciones con la reciente ampliación del mismo, obra de los arquitectos Josep Bohigas, Manuel Baquero y Francesc Pla Palabras que corroboran lo publicado en ABC tanto el día 15, como el 16. En sucesivas informaciones, queda claro que Moneo no es el autor de la ampliación del museo: Rafael Moneo rehabilitó el Palacio de Villanueva, sede del museo, inaugurado en 1992 (15- mayo- 2006) Al día siguiente, y con el titular Moneo no participó en la ampliación se especifican los nombres de los que arquitectos que ganaron el concurso para ampliar el Thyssen y se afirma lo siguiente: La baronesa Thyssen culpó de la tala en el Museo al arquitecto Rafael Moneo. Sin embargo, Moneo no participó en las obras de ampliación, sino sólo en la reforma de Villahermosa entre 1990 y 1992 La Ciudad de México albergará la mayor biblioteca de Iberoamérica Sustituye a la anterior Biblioteca Nacional, aunque mantiene su nombre b La nueva biblioteca Vasconcelos Siglo XXI albergará 500.000 libros, aunque espera llegar a los casi dos millones de títulos en un plazo de 10 años MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Con la inauguración el pasado martes de la biblioteca José Vasconcelos, México reunirá la mayor colección de libros de Iberoamérica en un solo espacio. Días atrás eran colocados los primeros cuatro volúmenes, parte de las Obras Completas de Sor Juana Inés de la Cruz, uno de los símbolos de las letras mexicanas. A los textos de la llamada Décima Musa siguieron otros del pensador que da nombre al edificio y que, al frente de la Secretaría de Instrucción Pública, realizó una titánica labor educativa en el país durante la década de los veinte del siglo pasado. En un principio, la biblioteca Vasconcelos contará con medio millón de volúmenes, que serán incrementados en un plazo de diez años hasta integrar cerca de dos millones de títulos. El edificio cuenta con un centro de idiomas, salas de estudio, museo virtual, sala multimedia, salas de conferencias, auditorio (con capacidad para 520 personas) fonoteca y sala infantil. Las autoridades culturales estiman que la biblioteca José Vasconcelos podrá atender a unos cinco mil usuarios de manera simultánea y a un total de cuatro millones y medio de visitantes al año. La institución ocupa una superficie de terreno de más de 37.000 metros cuadrados, de los cuales once mil corresponden a la biblioteca y el resto, al jardín botánico. Hasta la fecha, se han desembolsado en su construcción mil millones de pesos (unos setenta millones de euros) En el proyecto arquitectónico, firmado por Alberto Kalach, destaca la colocación en el aire de la estantería que Sala de lectura de la biblioteca José Vasconcelos Siglo XXI soportará hasta mil toneladas de libros. La osamenta de una ballena gris, reconstruida por Gabriel Orozco, recibirá a los visitantes también suspendida desde el techo. Será una novedad que puede generar una conciencia ecológica, porque esas ballenas estuvieron a punto de extinguirse hace unos años y todavía hay mucho por hacer ha explicado el artista. La presidenta del Consejo Nacional para la Cultura (Conaculta) Sari Bermúdez, anunció que esta biblioteca es el cerebro que va a conectar a todas las bibliotecas públicas municipales y estatales del país; vamos a cubrir el cuarenta por ciento de su espacio con las nuevas tecnologías El concepto de la biblioteca Vasconcelos Siglo XXI (pues la anterior biblioteca nacional ya lleva el nombre del autor) es el de un espacio abierto, donde EFE el usuario pueda caminar libremente por los niveles del edificio en busca del libro que desee consultar entre las librerías colgantes. Según Jorge Von Ziegler, responsable de la Dirección General de Bibliotecas, cualquier usuario podrá llegar a cualquier rincón de la biblioteca y tomar el libro que necesita o ver qué libros se ofrecen La nueva Vasconcelos estará enfocada, principalmente, a las obras actualmente en circulación en el mercado, mientras que el edificio antiguo en La Ciudadela permanecerá como biblioteca de conservación. El director general de la UNESCO, Koichiro Maatsura, que visitó el edificio junto al presidente Fox, aseguró: He visitado muchas bibliotecas alrededor del mundo y ésta es sin lugar a dudas una de las más impresionantes que haya conocido