Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid JUEVES 18 5 2006 ABC Justicia Ruth Porta declara hoy como imputada M. D. M. La portavoz adjunta del Grupo Socialista en la Asamblea, Ruth Porta, declarará hoy como imputada en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, por un supuesto delito de injurias y calumnias. El PP se querelló contra Porta por vincular a toda la cúpula de ese partido en Madrid en una trama urbanísticas en Majadahonda. Su declaración se produce después de que un juez archivara definitivamente lo que los socialistas llamaron caso Majadahonda Atraco en Arapiles Feijoo Magallanes Gta. Quevedo nardo Fuen Bravo Murillo Entran tres delincuentes, portando armas de fuego falsas, en el interior de la sucursal del SCH de Arapiles, 8. Otros dos se quedan fuera 1. Arap iles Interior de la oficina bancaria San B er Lugar del suceso carra l Vigilante Reducen al vigilante de seguridad, al que le quitan su arma, y le disparan una vez, pero la bala da en la hebilla de su pantalón. También le dan culatazos con una pistola Hebilla 2. Cinturón Casa de Campo IU denuncia el daño a la Puerta del Rey S. M. Izquierda Unida responsabiliza a la Dirección General de Patrimonio, de la Comunidad de Madrid, de no haber vigilado y protegido convenientemente la Puerta del Rey, de la Casa de Campo, que el martes resultó dañada y junto a la que se realizan, desde hace meses, incesantes trabajos relacionados con la mejora de la M- 30. Inés Sabanés, portavoz de esta coalición en el Ayuntamiento madrileño, visitó ayer la zona afectada junto con el miembro de Ecologistas en Acción que denunció los destrozos. Ambos tuvieron un encontronazo con los responsables de la empresa que realiza las obras, ya que éstos pretendían impedir el acceso de la representante política. 3. Se oyen gritos y ruido de muebles. Cogen 9.000 euros de ventanilla. A uno de los atracadores se le cae el arma al suelo, momento en que un cliente aprovecha para darle una patada y mandarla al despacho del director LAS ARMAS DEL ATRACO Revólver 38 mm sustraído al guardia de seguridad Proyectil 4. Los delincuentes huyen con sus secuaces en un coche FERNANDO RUBIO Tres pistolas simuladas Un vigilante del SCH se salva tras recibir un tiro en la hebilla durante un atraco Los ladrones dispararon al empleado con su propia arma reglamentaria suramericanos, huyeron con 9.000 euros; a uno de ellos se le cayó un arma de fogueo y un cliente la lanzó al despacho del director de una patada CARLOS HIDALGO MADRID. Fue la suerte, nada más que eso, lo que puede explicar que Carlos, un vigilante de seguridad de 46 años no muriera ayer durante un violento atraco registrado en el distrito de Chamberí. Le descerrajaron un tiro en el vientre con su propia arma reglamentaria; sin embargo, el proyectil chocó con la hebilla de su cinturón y fue desviado. Sólo tiene un hematoma. Los hechos ocurrieron en torno a las nueve y diez de la mañana, cuando la sucursal del Santander Central Hispano (SCH) del número 8 de la calle de Arapiles apenas llevaba un rato abierta. En el interior se encontraban nueve empleados y una decena de clientes. La habitual monotonía de una mañab Los cinco ladrones, Sucesos Siete heridos leves en un incendio en Vallecas S. M. Cuatro personas resultaron ayer intoxicadas y otras tres heridas de carácter leve, entre ellas dos bomberos y dos polícías municipales, en un incendio que se declaró en el segundo piso del número 13 de la calle de Riojanos, en el distrito de Puente de Vallecas. El incendio, que comenzó sobre las cuatro y media de la tarde, originó una densa columna de humo que se divisaba desde distintos puntos del distrito, carbonizó dos habitaciones de la vivienda y alcanzó el hueco de la escalera y un piso colindante. Cuando los bomberos llegaron, la familia que residía en la vivienda ya había salido por su propio pie na cualquiera de diario se rompió cuando irrumpieron en la sala tres hombres, de origen suramericano, portando lo que, en principio, parecían armas convencionales. Carlos, el vigilante, de la empresa Prosegur, fue el primer blanco de la violencia de los malhechores. Le intimidaron con sus armas, que resultaron ser falsas, momento en el que se produjo un forcejeo. Uno de los delincuentes consiguió arrebatarle el arma reglamentaria al vigilante, un revólver del calibre 38, el utilizado habitualmente en el sector de la seguridad privada. En ese momento, el atracador no se lo piensa dos veces y descerraja un disparo sobre Carlos. Sin embargo, la bala le dio en la hebilla del cinturón que llevaba, por lo que rebotó, y no le alcanzó. Además, recibió varios golpes en la cabeza con la culata de una de las armas. Gritos de histeria En el interior del establecimiento, todo ocurría muy rápido, pero no hacían más que repetirse las escenas de pánico, sobre todo de los clientes, que asistían a la acción de los ladrones. Se oía mucho jaleo, los gritos de una chica y el ruido de cómo movían los muebles explicó el conserje de la finca colindante con la del banco asaltado. A algunas de las personas que se encontraban en la sucursal se las obligó a tirarse al suelo, indicaron otros testigos. A uno de los delincuentes se le cayó al suelo una de las pistolas simuladas. Uno de los clientes le dio un puntapié, y el arma falsa terminó en el despacho del director de la sede bancaria, indicaron otras fuentes consultadas. Los ladrones apenas estuvieron tres o cuatro minutos dentro. Rápidamente, cogieron 9.000 euros de la ventanilla y se marcharon a toda velocidad en un vehículo junto a los dos secuaces que les esperaban fuera del local. Eso sí, no sin antes dejar la que es su más reconocible seña de identidad una falsa bomba lapa en la entrada del banco, para retener a los afectados el mayor tiempo posible y retardar el aviso a la Policía. Una persona que quiso entrar en el banco y no sabía lo ocurrido se la llevó por delante al querer acceder en el local indicaron las fuentes consultadas. El Samur atendió al vigilante de seguridad, que fue trasladado al Clínico San Carlos para que le trataran el hematoma ocasionado por la presión de la bala en la hebilla y le dieran puntos de sutura en la cabeza. Una de las personas retenidas, que iba acompañada de su novio, salió visiblemente afectada de la sucursal. A la chica, los delincuentes la habían cogido del brazo y la tiraron al suelo durante el atraco. La Policía sospecha de que una banda de suramericanos que ya ha operado de manera muy similar en Madrid, al menos, otras dos veces, se encuentra detrás del atraco de ayer. Se está analizando el cinturón del vigilante. También fue hallada una de las armas falsas dentro del establecimiento.