Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 5 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR MIGUEL ÁNGEL MORATINOS Y JOSÉ ANTONIO ALONSO AFGANISTÁN: AÑO III DE UN DESAFÍO Sin seguridad no hay desarrollo, pero sin un Afganistán desarrollado tampoco hay seguridad. España apuesta por la paz mundial mediante acciones respetuosas con la legalidad internacional H OY inauguramos, junto a nuestros amigos afganos, un seminario internacional sobre la presencia de España en Afganistán, organizado porlos Ministeriosde Asuntos Exteriores y Cooperación y de Defensa, el Real Instituto Elcano y Casa Asia. Será una buena ocasión para reflexionar en torno a la situación de dicho país, que, por primera vez en muchos años, vislumbra un horizonte de esperanza y normalización institucional. Se analizará también el compromiso de la comunidad internacional con su reconstrucción y la labor que España viene desarrollando allí desde el principio. Los dos ministros hemos viajado recientementeaAfganistán, hemos comprobadolas grandes necesidades que tiene planteadas y el enorme esfuerzo que nuestro personal militar, diplomático y de cooperación está desplegando para devolver la paz y la estabilidad a aquel país. Algunos datos son muy elocuentes: en Qala- I- Naw, donde se encuentra el Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) dirigido por España, uno de cada cinco niños muere antesde alcanzar los 5 años; la esperanza de vida no supera los 45 y cada 30 minutos muere una mujer a causa de la gestación y el parto; en toda la provincia de Badghis, con una extensión de más de 20.000 kilómetros cuadrados, no hay ni un solo kilómetro de carretera asfaltado y la ciudad carecía de electricidad hasta que se inauguró una pequeña central construida por España. España está en Afganistán porque lo exige la conciencia moral de los españoles y también por su propia seguridad. El 90 por ciento de la heroína que se consume en Europa proviene de Afganistán, cuyos ingresos por este origen representan el 60 por ciento del Producto Interior Bruto; muchas de las redes terroristas desarticuladas recientemente en Europa contaban con miembros adiestrados en campos afganos, y, durante el régimen de los talibanes, la guerra y el hambre provocaron oleadas de inmigrantes clandestinos que desde finales de los noventa llegaron a otros países, víctimas de mafias que comercian con la desesperación de nuestros semejantes. El panorama de Afganistán puede parecer descorazonador, pero también es cierto que, desde el derrocamiento del régimen de los talibanes y la intervención de la comunidad internacional, no han dejado de producirse avances. El pueblo afgano ha comenzado a sentar los cimientos de un Estado que aspira a ser democrático y próspero, a vivir en paz con sus vecinos y a sobreponerse a la devastación de veinticinco años de extremismo y violencia. En dicho camino, Afganistán ha contado siempre con el apoyo y el aliento de la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad de la ONU definió la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia y Seguridad en Afganistán (ISAF) con un claro objetivo: El mantenimiento de la seguridad, para que las autoridades afganas y el personal de las Naciones Unidas y otro personal civil internacional dedicado en particular a misioneshumanitarias y de reconstrucción puedan actuar en un entorno seguro Asimismo, los acuerdos de Bonn facilitaron la adopción de una constitución en enero de 2004, y una serie de procesos electorales durante 2004 y 2005. La Conferencia Internacional de Londres, el 31 de enero y 1 de febrero pasados, ha fijado el camino para superar el legado de conflicto, lograr un desarrollo económico, fortalecer las instituciones democráticas, eliminar la amenaza terrorista y afrontar el problema del narcotráfico. España cree en ese futuro para Afganistán. Nos hemos comprometido en la Conferencia de Londres con el Pacto de Afganistán, que para los próximos cinco años reparte tareas y responsabilidades entre el Gobierno afgano y la comunidad internacional. A este res- pecto, España asume los compromisos que le corresponden, y ha comprometido 150 millones de euros entre 2006 y 2010, lo que ha situado a nuestro país en el quinto puesto en cuanto a contribuciones anunciadas. Contribuimos de igual manera mediante nuestro contingente, integrado en una fuerza de la que forman parte unos 6.800 efectivos de 36 países, 26 de ellos de la OTAN. Actualmente, el contingente español se halla desplegado en la región oeste de Afganistán, liderando una base de apoyo en Herat, dirigiendo el mencionado PRT de Qala- I- Naw (Badhis) y aportando seguridad a otros cuatro PRT en la misma zona. En el PRT de Badghis España ha desplegado una importante presencia, formada por un componente militar, encargado de labores de seguridad y estabilidad, y un componente civil, con personal diplomático y de cooperación, encargado de la estabilidad y la reconstrucción. En este ámbito, la Agencia Española de Cooperación Internacional está desarrollando un Programa de Infraestructuras de Emergencia, la rehabilitación de las infraestructuras de salud y la conducción de agua potable. Por otro lado, los militares españoles han llevado a cabo diversos proyectos de impacto rápido para mejorar de forma inmediata las condiciones de vida de una población entre la quehan distribuido cerca de veinte toneladas de ayuda humanitaria. La reconstrucción y estabilización de Afganistán es un proyecto a largo plazo que requiere el apoyo sostenido de la comunidad internacional. Sin seguridad no hay desarrollo, pero sin un Afganistán desarrollado tampoco hay seguridad. España apuesta decididamente por la paz y la estabilidad mundiales mediante acciones respetuosas con la legalidad internacional, defiende un multilateralismo eficaz y aboga por la solidaridad y el diálogo entre las distintas civilizaciones. En este sentido, Afganistán, objeto de atención preferente de la comunidad internacional, con su cultura basada en el islam, debe ser un lugar de encuentro para poner en práctica los principios de la Alianza de Civilizaciones que propugnamos. La misión en Afganistán es paradigma de un esfuerzo coordinado en materia de seguridad, cooperación y desarrollo. Esta tarea se realiza al amparo de las resoluciones de ONU, y para reconstruir los pilares de la seguridad y el imperio de la ley. Por ello, España seguirá asumiendo su parte de responsabilidad en el logro de un Afganistán en paz, próspero y democrático, capaz de proyectar estabilidad a los afganos y a la comunidad internacional. Ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO SU CASA QUEDA CONFISCADA... Financial Times publica un informe devastador sobre los estragos, ilegalidades y corrupciones inmobiliarias y municipales. Gabinetes de abogados londinenses van a presentar, ante el Tribunal europeo de Derechos Humanos, denuncias contra municipios y regiones españolas, acusadas de violar los derechos humanos y la propiedad privada en nombre de propietarios que se consideran expoliados por los proyectos urbanísticos de municipios y regiones, principalmente en Valencia y Alicante. Inmaculada Rosas declara a Financial Times: El sistema legal está en bancarrota Hubert van Bel, propietario que presentará una querella ante el Consejo de Europa, afirma: Se trata de una suerte de robo legalizado Check Svoboda, diplomático y querellante, dice: La legislación española justifica la confiscación de la propiedad Financial Times termina su reportaje, fulminante para la imagen de España, afirmando que los escándalos en curso minan la confianza en la democracia local y causan mucha miseria a decenas de millares de españoles y propietarios extranjeros En el terreno de las confiscaciones, los intereses españoles en Bolivia también están en el corazón de otras tormentas. En La Paz, La Prensa atiza muy mayoritariamente las pasiones ultranacionalistas. La revolución ha comenzado escribe un editorialista de La Prensa, aplaudiendo la radicalización de Evo Morales. En el mismo tono, El Diario publica: Nos conviene ahuyentar a inversores que nos engañan con contratos leoninos y nos despojan de nuestros recursos nacionales En ese clima, La Jornada advierte de que comienzan a percibirse señales poco alentadoras que debieran invitar a Evo a hacer previsiones urgentes En Buenos Aires, en México, en Lima, Clarín, El Universal, El Comercio insisten en la gravedad de la tensión hispano- boliviana. En Europa, en Berlín, Die Welt subraya la evidencia: Las Canarias se han convertido en la nueva puerta de Europa dejando en suspenso la capacidad del Gobierno español para contener las avalanchas venideras. Le Monde, en París, y Handelsblatt, en Dusseldorf, publican crónicas informativas sobre la inmigración subsahariana, de las que desprenden muchas dudas de fondo. En otro frente de incertidumbres, El Comercio, en Perú, comenta extensamente las nuevas dudas gubernamentales sobre las verdaderas intenciones de ETA El Comercio se limita a informar con mucha pulcritud, dejando al atribulado lector con la duda de fondo: ¿Quién negociará qué y cuándo, en qué condiciones.