Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 18 5 2006 ABC AD LIBITUM EL GLOBO DE RAJOY ZAPATERO Y LA GALLERA POPULISTA E NTRE un olé y un ole no hay más distancia que la marcada por la querencia de quien, por jalear a los artistas, añade la interjección a los cantes y a los bailes. La dificultad está en decirlos- -olé u ole- -a tiempo, cuando lo exige la cadencia del palo y lo aconseja el sentido del garbo. Ahí está el problema de Mariano Rajoy y, por extensión, ésa es la carga que, en todos los frentes, arrastra el PP. Como si vinieran de los hielos del casquete polar europeo no consiguen nunca colocar un olé, o un ole, donde es debido, donde subraye sin anular, realce sin eclipsar y complemente el sentido y la emoción de, digamos, una bulería. Rajoy, justamente preM. MARTÍN ocupado por la unidad FERRAND de España, ha gastado buena parte del tiempo cumplido de esta legislatura, y muchísimas de sus escasas energías, en recoger firmas- ¡4 millones! -para reclamar la convocatoria de un referéndum, a partir de las desviaciones que señala el nuevo Estatut catalán, sobre el sentido de esa unidad. Y, ¿qué? En unos pocos minutos el Congreso echó por tierra la proposición no de ley con que el PP trataba de rematar su iniciativa. Ni tan siquiera le cupo al líder popular la oportunidad de un discurso luminoso o de un lucimiento dialéctico. El PSOE se expresó con la vulgaridad plana y rutinaria de Diego López Garrido y los demás grupos- -todos- -ni tan siquiera utilizaron la voz de sus estrellas y delegaron para el caso en los adjuntos. ¿Qué le pasa al PP- -tan solitario, tan decaído- -que no deja de pinchar sus propios globos después de dejarse los pulmones en hincharlos? Movilizar a cuatro millones de ciudadanos para que, DNI en mano, avalen con su firma una iniciativa política es algo que conlleva mérito y dificultad y que, naturalmente, tiene costes políticos y sociales. Tantos más cuanto menor sea el efecto de la acción y menos luzcan las firmas de sus partidarios. Era previsible, aunque no estuviera previsto, que el final de la operación sería tan gris y decepcionante como ha sido. De ahí el fracaso. El torpe y solitario tactismo con el que el PP ejerce la oposición, un dramático monopolio fáctico, impide el desarrollo de una estrategia que, sobre los mismos supuestos, resulte suma y compilación del sentir de una parte determinante de la población. Al modo actual, disuasorio en las maneras, hosco en la ejecución y divulgado con pregones inexistentes, el PP le otorga al PSOE licencia para una actuación libérrima. Los argumentos son fofos y la oportunidad, clave para el éxito político, no entra en las consideraciones de un partido que, a los hechos me remito, es incapaz de poner orden en sus propias filas. Lo malo no es perder una oportunidad, como acaba de hacer Rajoy; sino adelgazar la fuerza de las adhesiones y la confianza de los próximos. No basta con tener razón porque, además, ¿qué es eso de tener razón? C especial de ABC- -ha escrito que Evo Morales promeONFORTA pensar que, a pesar de todo, España te convertir en oro para el pueblo las entrañas raptacuenta con más capacidad y recursos de los que das de la tierra, sin importarle el cómo: sólo entiende aparenta la actual política exterior. Los empreel porqué. En Ecuador, el presidente Palacio se ha creísarios españoles abren mercados en cualquier confín do obligado a la práctica del nacionalismo económico globalizado mientras que Zapatero y su Gobierno pareante el empuje electoral indigenista. En Nicaragua, cen reacios a la dinámica de la mundialización. Con Chávez apoya con petróleo la candidatura presidenRepsol o el BBVA, el caso de Bolivia es llamativo. Se cial del sandinista Daniel Ortega. Castro apaverá lo que haga Kirchner con Repsol en Argendrina lo peor. tina. La ofensiva populista en el Cono Sur conAún así, con todo el poder geoestratégico del tra el libre comercio empobrecerá, aislará y tenpetróleo de Chávez, el frentismo bolivariano drá un efecto de retrogresión al tercermundis- -con su Petrosur, ALBA, Telesur y Banco del mo en la era global. Nacionalismo económico, Sur como piezas del nuevo orden- -a lo mejor se indigenismo y afán caudillista configuran la resquebraja antes de lo previsto. El actual presiconjura bolivariana, de Chávez a Evo Morales, dente peruano, Alejandro Toledo, ya ha mandacon el ejemplo pleistocénico de la dictadura miVALENTÍ do a Chávez al diablo. Un fósil de la izquierda litar comunistoide que el general Velasco impuPUIG como Alan García puede ganar las inminentes so en Perú. A Kirchner le basta con el modelo elecciones presidenciales en Perú contra el populismo Perón. De Chávez, un golpista con votos y petróleo, el indigenista de Ollanta Humala- -socio del chavismo Departamento de Estado norteamericano sospecha en caso de ganar- -y gracias en parte a los insultos que que ha alentado la clonación del espionaje castrista en le dedica Chávez. El APRA que arruinó Perú reverdeel servicio de inteligencia de Venezuela y que fomenta ce para que el electorado peruano pueda pararle los el suministro de armas a la guerrilla colombiana. Copies a Humala en casa y a Hugo Chávez en campo conmo un primo condescendiente, Zapatero no condena trario. Dice Andrés Oppenheimer en La Nación de estas audacias. Se diría que la gallera populista de IbeBuenos Aires que si un político de la región puede conroamérica divierte a un presidente del Gobierno sin testar a Chávez en su mismo lenguaje es García. aliados en Europa, tan remoto respecto a los Estados En la misma gallera, Kirchner y la izquierda de TaUnidos, ajeno a la hostilidad ancestral del indigenisbaré Vázquez que gobierna en Uruguay pugnan en el mo americano hacia España. conflicto de las industrias papeleras en el Río de la PlaTodo atisbo de construcción real de comunidad de ta. Evo y Lula ya han cruzado las espadas. La izquierlibre comercio está pereciendo ante el empuje de Cháda iberoamericana está lejos de reconstituir un bloque vez, mientras alguien como Lula da Silva no cesa de homogéneo. Una cosa son los gallos del populismo y indagar los modos y formas de la Unión Europea como otra la izquierda posibilista que representa Lula da Silparadigma posible. Al final, Lula resultaría ser el tava, aún con problemas de corrupción en su partido. pado de Washington. Ese gigante que es Brasil se lo Chile es un país bien encarrilado. Al otro lado del hemimerece. Tras el fiasco de la cumbre Europa- Iberoaméciclo, todo el espectro de centro- derecha no está en la rica en Viena, unos andan echando gasolina al fuego y mejor de sus opciones. En Colombia se prevé que Uriotros buscan salvarse de la quema. Lo de Evo Morales be gane las elecciones y en México Felipe Calderón, del supera los precedentes de deslizamiento a la izquierPAN, sube en las encuestas. Óscar Arias aporta sensada: pasa por Bruselas como el Ché Guevara y llama a tez en Costa Rica. Siempre hacen falta reformistas. China aliado ideológico, en presunta nostalgia del Livpuig abc. es bro Rojo Desde La Paz, Carmen de Carlos- -enviada