Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 MIÉRCOLES 17 5 2006 ABC Deportes Una final que apuesta por el fútbol El Barcelona y el Arsenal enfrentan sus propuestas ofensivas con distintos dibujos tácticos, pero con un estilo de juego creativo en el que los de Rijkaard parten como favoritos ENRIQUE ORTEGO, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Cincuenta años después, en el mismo París, el Barcelona puede recoger el fruto que sembró el Real Madrid al ganar su primera Copa de Europa. El Sevilla abrió el miércoles pasado el camino de lo que puede ser un doblete histórico del fútbol español. Al Barça sólo le separa el Arsenal de la gloria de su segunda Copa de Europa. Pero a pesar de su papel de favorito en las apuestas y en el pronóstico generalizado, no lo va a tener nada fácil ante un equipo en estado de optimismo, que con estar en esta final y asegurarse con el cuarto puesto en la Liga su presencia en la próxima Champions ya ha cumplido con creces sus objetivos, pero que se mira ahora en el Liverpool, que la pasada temporada también representaba el papel de víctima ante el Milán, y quiere parecerse a él lo más posible. Final para la esperanza. Final para disfrutar del fútbol de ataque y combinativo. Final que podría ser un anuncio publicitario del jogo bonito porque los dos equipos, desde un sentido del juego colectivo, hacen lucir la calidad de sus individualidades. No es casualidad que ni el Barcelona ni el Arsenal hayan perdido ningún partido en esta Champions ni que el Barcelona lleve 22 goles a favor ni que el Arsenal sólo haya recibido dos y el último fuera en el mes de septiembre. Rijkaard y Wenger han conseguido que sus equipos desplieguen todo el potencial que llevan dentro con distinto dibujo táctico, pero siempre fieles a un estilo de juego creativo con el balón como instrumento indispensable. izquierdo tiene que estar corto de forma. Gilberto Silva es el faro por delante de los centrales. Nunca pierde la referencia y es el mejor aliado de todos sus compañeros. Allí donde se necesita una ayuda está el brasileño. Por delante, otra línea de cuatro con las bandas para Hleb y Reyes y el medio para Cesc y Ljunberg, con Henry como núcleo central del juego ofensivo. El Barça deberá saber manejar la superioridad inglesa en el medio campo. Con cinco hombres contra los tres que normalmente acumula el equipo azulgrana el desequilibrio puede ser brutal. Oleguer, o en su defecto Giuly, por la derecha, y Gio por la izquierda deberán echar una mano a los teóricos centrocampistas. La mejor virtud del Arsenal es su rapidez en la transición ofensiva. Roba y sale. Arriba sólo está Henry, pero llega con cinco hombres en posición de ataque por delante del balón. Es uno de los equipos que mejor que juega al espacio, a las zonas libres, casi nunca al pie. Individualidades El Barça tiene más calidad individual. Sus hombres poseen más capacidad para resolver. No sólo es Ronaldinho. Deco, Eto o... son capaces de solucionar un partido con un gol o un pase. El brasileño tendrá hoy un examen difícil por la velocidad de los defensores gunners Por su zona de influencia, izquierda en ataque, el Arsenal defiende con Eboué y Touré. Dos portentos físicos, cada uno en su estilo. Por allí también trabaja Hleb o Ljunberg. No sería extraño ver al brasileño rodeado de rivales que no le quieren dar ni un metro ni un segundo. Puede ser una de las constantes del partido. El Arsenal se mueve más en conjunto; sólo Henry se juega las acciones individualmente. Si acaso Reyes intenta sus eslalon por su facilidad para el dribling en el uno contra uno. Henry es un punta falso. Le gusta esconderse a la izquierda, detrás del lateral, para desde allí sorprender. Sus diagonales son temibles y aunque prefiere perfilarse para rematar con la derecha también resuelve con la izquierda. En espacios reducidos se siente incómodo, pero sabe salir de ellos echando mano bien de su potencia o de su habilidad. Será bonito el duelo español entre Cesc e Iniesta. Por su movilidad se enfrentarán muchas veces y de la frescura física y el momento de inspiración de ambos dependerá en gran parte la capacidad ofensiva de sus equipos. La pizarra está servida. Ahora sólo falta que los dos sean capaces de hacer lo que saben. Si el Arsenal- -como anticipa su técnico- -va a buscar al Barça como buscó al Madrid en el Bernabéu, puede ser una final para grabar. Rijkaard se interesa por Eto o, que se golpeó en el entrenamiento en Saint Dennis AP FRANK RIJKAARD Sería un gran error que mi equipo asumiera el papel de favorito porque el rival llega en forma, con buenos resultados y gran confianza Hay que disfrutar e ir al campo con alegría. Serio es el trabajo, el compañerismo y la táctica. Lo mejor sería guardar un equilibrio entre disfrutar y trabajar No hay que hablar de partidos pasados porque esos no nos dan ninguna ventaja en este encuentro Sabemos que tenemos que jugar contra un gran equipo y que Henry es un excelente jugador, pero no lo voy a cambiar todo por él ARSENE WENGER Sabemos lo que queremos hacer y cómo jugarle al Barcelona. Estoy convencido de que lo vamos a dar todo en el terreno de juego No importa demasiado lo que pase, porque si perdemos lo volveremos a intentar de nuevo la próxima vez, una y otra vez Nuestro éxito se basa en la humildad, en la fuerza, en la dureza y en la resistencia y también en el talento de los jugadores Si el equipo está bien, Henry jugará bien. Tiene mucha presión, pero está convencido de ganar esta gran final Juego colectivo El Barça se organiza tácticamente en torno a un 4- 3- 3. Rijkaard pretende que sus tres líneas estén siempre muy juntas para que la circulación del balón sea más fácil y fluida. El equipo intenta mandar siempre en el campo, llevar la iniciativa. Esta temporada ha demostrado en momentos puntuales que sabe ser paciente y que cada vez defiende con más seguridad sobre la base de que la mejor forma de defender es tener el balón. Sus hombres, dentro del dibujo táctico en el que se mueven, tienen libertad para intercambiar posiciones. Sólo Edmilson mantiene su rol de medio centro puro como escudo de los centrales. Iniesta y Deco van y vienen, se agrupan o se sueltan según sea menester. Arriba, Giuly fija más la banda derecha, pero Eto o y Ronaldinho cambian por momentos. El Arsenal ha adaptado su clásico 4- 4- 2 a un 4- 1- 4- 1 que funcionó en el Bernabéu y desde entonces es el patrón al que se ajusta Wenger. Campbell y Cole, superadas sus lesiones, han recuperado la titularidad, aunque el lateral