Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MIÉRCOLES 17 5 2006 ABC Toros Un novillo presuntamente ilegal SAN ISIDRO Monumental de las Ventas. Martes, 16 de mayo de 2006. Séptima de feria. Casi lleno. Novillos de Guadaira, cornalones y destartalados, el 4 con cuajo de toro, mansearon en los caballos; sin clase en general, destacó el 2 Francisco Javier, de grana y oro. Siete pinchazos y dos avisos (silencio) En el cuarto, bajonazo (silencio) Marco Antonio Gómez, de verde botella y oro. Estocada baja (ovación) En el quinto, pinchazo y estocada desprendida y atravesada (silencio) Javier Blanco, de grana y oro. Pinchazo y estocada baja (silencio) En el sexto, estocada desprendida (silencio) Se guardó un minuto de silencio por el LXXXVI aniversario de la muerte de Joselito el Gallo tón derecho, que derribó estrepitosamente cuando le taparon la salida. Pero sacó casta. Casta buena. Marco Antonio Gómez, hombretón de metro noventa como poco, mantuvo la calma ante la frenética lidia que su cuadrilla- -en especial un tal Ballesteros- -le endilgó con el capote. Gómez corrió con notable aire la mano derecha sin que obtuviese el beneplácito rotundo y mayoritario de los tendidos. Su talla se notó menos en principio. Pero al final esa estética que la naturaleza otorga a los espigados toreros acaba malamente. O fríamente. Aunque hoy por hoy a los novilleros se les mide en San Isidro como a toreros rodados. Desgraciadamente, ni a Francisco Javier, ni Marco Antonio Gómez, ni Javier Blanco les ayudó ayer el ambiente. Ni la novillada de Guadaira en la medida en que se esperaba para proceder de sangre tan cotizada. Desgraciadamente, se juntó todo, el escaso rodaje, el peso de la tarde, las contadas cualidades calidades de los jóvenes aspirantes... Desgraciadamente las estocadas se les cayeron. Degraciadamente. Blanco se arrimó, fue volteado, quiso y quiso con voluntad, denuedo, con un novillo geniudo, y con otro con estampa de vaca vieja, de ir y venir sin maldad ni poder. Debutaba en la capital del Reino y justificó el debut. Un tanto a la antigua usanza. Ganas no faltaron. ZABALA DE LA SERNA MADRID. Desembarcó en los corrales venteños como desembarcan los subsaharianos en las noches canarias, a sabiendas que aquí, mal que bien, los acogerán como ilegales. A Dominante un novillo por edad, y sólo por edad, lo habían rechazado el pasado domingo en la Maestranza por exceso de peso. Quizá en el trayecto de Sevilla a Madrid perdió los kilos que suelen perder los toros en sus desplazamientos por carretera para quedarse justo, justo, justo por debajo del límite de los que permite el Reglamento: la tablilla anunció sus cuajados 538 kilos, dos menos del tope de los que establece la Ley taurina. Casualidad o perfecto control de la situación por un calculador nutricionista: Si de Sevilla a Madrid hay x kilómetros, y un toro pierde tantos kilos por kilómetro sin agua, seguro que lo adelgazamos como a esas gordas de anuncios de fajas mágicas Suponiendo, y de ahí el presuntamente, tan manido en los telediarios para no pillarse los dedos- ¿a los terroristas de la cúpula de ETA detenidos en el 92 en Bidart les han quitado ya el presuntos o ahora con el alto el fuego han reingresado en la presunción de inocencia? suponiendo, decía, que adelgazase los gramos sobrantes, el supuesto delito se comete a la hora de embarcarlo más que al desembarcarlo. Lo que pasa es que, a pesar de que en la última reforma regla- Francisco Javier intenta zafarse de los tremendos pitones del primer novillo mentaria se subió el tope de peso de los novillos a 540 kilos, desde hace años en Las Ventas se hace la vista gorda cuando surge la infracción. Total, que se jodan los chavales, ¿no? A mí me parece, para resumir y no hacerles más largo el cuento, que Dominante a ojo de mal cubero, seguía siendo (presuntamente) ilegal después de su dieta en el camión. La tablilla, la tablilla. Fíese usted de la tablilla. Y de la báscula. Dominante hubiera cumplido cuatro años en diciembre, pero por presencia, trapío, cuajo y seriedad era un toro. Un toro metido dentro de una novillada de Guadaira destartalada de pitones, astifinos pitones, la feria del árbol sobre hechuras poco armoniosas. Al fin y al cabo, antiguamente- -no sé si todavía se escribe en los carteles- -el BOTÁN ganado de las novilladas se subrayaba de cara al público como desecho de tienta Los utreros de Guadaira, procedencia directa de Jandilla, mansearon feamente en los caballos, haciendo sonar los estribos, quitándose el palo. Lo que sí tuvieron fue movilidad. Movilidad más que clase. De todos destacó el segundo por el pi- Sufrimiento con la espada Francisco Javier sufrió una eternidad con la espada con el cornalón primero, un novillo justo de fuerza, que hizo hilo y gazapeó lo suyo. Francisco Javier, que había abierto en marzo la Puerta Grande, se quedó muy lejos de reeditar nada. A él le correspondió Dominante un toro, el toro de los 538 kilos, que gracias a Dios no sacó malas ideas, que hubiese sido el remate del despropósito presuntamente ilegal. Entre los cuernos de uno y el volumen de otro- -vaya forma de enlotar- aquello parecía Cenicientos... Marco Antonio Gómez cerró su actuación con un desabrido quinto, otro que dio, como unos cuantos, un volatín quebrantador, más del físico que del desagradecido carácter. A Dominante un novillo por edad, y sólo por edad, lo habían rechazado el pasado domingo en la Maestranza por exceso de peso El cartel de hoy César Rincón Morante de la Puebla Serafín Marín Núñez del Cuvillo Representante: Joaquín Núñez del Cuvillo. Divisa: blanca, verde y roja. Antigüedad: 13 de mayo de 1991. Procedencia: Domecq y Núñez. Nacimiento: Bogotá (Colombia) 5- 9- 1965. Alternativa: Bogotá, 8- 12- 1982. Padrino: Antoñete. Testigo: Manzanares. Toros de Vistahermosa. Nacimiento: La Puebla del Río (Sevilla) 2- 10- 1979. Alternativa: Burgos, 26- 6- 1997. Padrino: Rincón. Testigo: Cepeda. Toros de Juan Pedro Domecq. Nacimiento: Barcelona, 5- 5- 1983. Alternativa: Barcelona, 4.8.2002. Padrino: El Califa. Testigo: Alfonso Romero. Toros de Villamarta.