Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 5 2006 Cultura 63 ÓPERA Murmullos del Páramo J. Estrada: Murmullos del Páramo (estreno) Int. F. Miranda, J. Estrada. Ch. Vargas, K. Murobushi, K. Ishikawa, M. Svoboda, Ll. Barber, M. Andersson, S. Scodanibbio, Neue Vocalsolisten Sttutgart. Dir. escena: S. Vela. Dir. musical: J. Estrada. Lugar: Teatro Español. Fecha: 12- 05- 06 Almodóvar, favorito para el premio Príncipe de Asturias de las Artes que se falla hoy en Oviedo Lloyd Webber, Anne- Sophie Mutter y Tadao Ando son los otros tres finalistas al galardón b El cineasta manchego, ganador de dos Oscar de Hollywood, presentará pasado mañana en el Festival de Cine de Cannes su última película, Volver ABC OVIEDO. Pedro Almodóvar podría sumarse hoy a la nómina de ganadores del premio Príncipe de Asturias de las Artes, que se falla en Oviedo. El cineasta manchego es el gran favorito para lograr el galardón, por delante de otros tres finalistas: el compositor británico Andrew Lloyd Webber, la violinista alemana Anne- Sophie Mutter y el arquitecto japonés Tadao Ando. El jurado decidirá hoy a mediodía entre estas cuatro personalidades. En total han sido cuarenta y cuatro las candidaturas presentadas para el galardón, que el año pasado se concedió a las bailarinas Maya Plisetskaya y Tamara Rojo. El jurado, que comenzó ayer sus deliberaciones, está compuesto por José Luis Álvarez, Fernando Argenta, Juan Cruz, Fernando Delgado, Isabel Falabella, Jorge Fernández Bustillo, José Luis Garci, Guillermo García- Alcalde, Jordi García Candau, Rosina Gómez- Baeza, Luis Her- Cheikha Rimitti, madre del Raï argelino, fallece a los 83 años b La cantante norteafricana falle- MURMULLOS DE MUERTE ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE ció en Paris víctima de un infarto. Conocida como La Maestra sus canciones feministas la enfrentaron a los integristas árabes LUIS MARTÍN MADRID. El pasado lunes, a los 83 años de edad, Cheikha Rimitti, más conocida como la reina del raï falleció a consecuencia de lo que los médicos han certificado como un infarto, según han revelado fuentes de su discográfica, Because Music. Con Rimitti desaparece una fuerza expresiva que carecía de equivalencias, pese a que, en los dos últimos años, sin apenas giras de conciertos, su actividad hubiese quedado reducida a la grabación del disco N Ta Goudami Khaled podía ser el rey del raï pero, en clave de mujer, ella era la genuina monarca de este canto áspero y urbano, surgido en los rincones más turbios de Orán en momentos en los que sus habitantes comenzaron a cansarse de los patronos franceses y descubrieron pasiones urgentes que sólo nacían en la vida en los márgenes. Nacida en el inicio de la década de los años 20 en Algérie, uno de los barrios más populares de Orán, Rimitti no tuvo una vida fácil. Conoció largas estancias en orfelinatos, supo lo que era ser mujer en el mundo árabe y vivió de cerca las terribles epidemias de las que, algunos años después, informaría Albert Camus en La peste Así las cosas, cuando casi no había transcurrido su adolescencia, se unió a un colectivo de músicos con los que emprendió viaje. Su oficio consistía en cantar y actuar en cabarets y en fiestas populares. Al desarrollo de estas fiestas acudían en ocasiones cantantes del prestigio de Oum Keltoum o Cheikha Fadela La Grande. De todas aprendió Rimitti las maneras de burlar la censura e introducir en las canciones mensajes alusivos a la noción del placer carnal femenino. Todo ello colaboró a que, más tarde, en la década de los 50, Rimitti adquiriese relevancia en medio de la polémica protagonizada por el movimiento de las cheikhas argelinas. Aquel fue el momento que ella aprovechó para sacar a la calle su primer disco, Charrag gatta Muchos de los músicos que participaron en aquella grabación lo fueron también de las siguientes, El Ouachma y Cheikha Bachita Hacía ya algunos años que Rimitti vivía en París, amenazada por el Frente Islámico de Liberación. No se rendía, sin embargo: en 1994, junto a Robert Fripp y Flea, grabó Sidi Manssur y en 2000 decidió volver a sus raíces, pero modernizándolas, con Nouar Tenía a mucha gente puesta a sus pies. S i se repasa el catálogo de obras del compositor mexicano Julio Estrada es fácil descubrir que la novela de Juan Rulfo, Pedro Páramo le ha proporcionado un importante motivo de inspiración desde 1988. Entre todas la obras realizadas quizá merezca resaltar Pedro Páramo, casi un ópera radiofónica composición coproducida por el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (CDMC) y RNE, germen de la actual ópera contemporánea Murmullos del Páramo ahora presentada en Madrid. Tras casi dos décadas de trabajo es indudable que ese cajón de sastre que es la ópera de nuestros días y el inframundo fantasmagórico de Rulfo, se han demostrado el terreno ideal para un transeunte por la naturaleza fosilizada del sonido como Estrada. Pero Murmullos del Páramo no es una obra compacta, aunque su continuidad se sustente en elementos inmutables. Entre ellos, la lectura de frases entresacadas de la novela, sonidos concretos es decir, grabados de propia realidad, y otros inarticulados, cercanos al bruitismo, que son el trasfondo de lo narrado y que configuran una especie de ópera tímbrica. Las dos partes de la composición son las que crean las diferencias. En la primera, Doloritas porque la escena complementa a la composición y a ese relato grabado que conduce hasta la muerte del protagonista. Es entonces cuando se introducen intervenciones tan singulares y realistas como la de Chavela Vargas cantando en directo. En la segunda, Susana San Juan porque todo tiene un bagaje más conceptual, sintético y se articula a partir de una serie de escenas de parca visualidad y neutro ambiente, que van desde la doliente mímica de un danzante de butoh hasta el paseo, siempre lento, alargado, de aquellos que con sus voces plagadas de sonidos ruidistas quieren representar el alma de la historia. Es ahí, donde a Pedro Páramo le matan los murmullos la desmesura de su final y alguna reiteración escénica, y donde la magia, el fino ensamblaje de las diversidades que Estrada lanza al aire desde todas direcciones acaba por agotar. Pese a la contundencia de un mensaje siempre recubierto de hallazgos y sabrosa intención. Pedro Almodóvar REUTERS nando, José Lladó Fernández- Urrutia, Carlos Madera, Miguel Muñiz, Benigno Pendás, Juan Ramón Pérez Las Clotas, Rodrigo Uría, Amelia Valcárcel, José Velasco y José Antonio Caicoya (secretario) Almodóvar, que el viernes presentará en Cannes su última película, Volver es uno de los nombres más destacados del cine español de las últimas décadas. Logró el Oscar a la mejor película en habla no inglesa por Todo sobre mi madre y más tarde el Oscar al mejor guión por Hable con ella