Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MIÉRCOLES 17 5 2006 ABC MADRID AL DÍA LADRILLOS MANUEL MARÍA MESEGUER La defensa de La Concha minimiza las secuelas de las víctimas de la doctora Sufren estrés postraumático por la desatención inicial, dice el informe pericial b Nadie entiende su dolor. La últi- E n ocasiones puede surgir la sospecha de que tanta alharaca en torno al terrible enladrillado de la costa tiene por objeto desviar la atención de la voracidad constructora en las grandes ciudades y más concretamente en Madrid y su región uniprovincial. Ciertamente, el alicatado de las playas existe y se extiende sin piedad tan pronto se encuentra un baldío o una duna libre, pero no se pierdan de vista el encementado actual y futuro de la villa y corte y su entorno. Las proyecciones urbanísticas barajan medio millón de nuevas viviendas para 2012 en la región, de las que 125.000 se asentarán en la capital. O sea, que nunca veremos terminada esta ciudad y no habrá un alcalde que sea capaz de ponerle una cinta de tafetán, haga un nudo con ella y pueda decir: Fuera grúas. Hasta aquí hemos llegado Las inmobiliarias parecen agobiadas con la perspectiva de la falta de espacio porque se asegura que compran sin descanso todo lo que tenga apariencia rústica en los corredores con Toledo, Guadalajara y Cuenca, por poner sólo unos ejemplos. Entre el efecto frontera y el efecto llamada pueden terminar dando al traste con la precaria sostenibilidad del actual desarrollo madrileño. A los más agoreros, que avanzan que para 2050 habrá en la región 12 millones de habitantes, el doble de los que actualmente viven en ella, hay expertos que replican atemperando tan endiablado crecimiento a cifras más asumibles. Pero hay especialistas que otean con detalle nuestro futuro y ven en España un inmenso parque temático para indios (de la India) y chinos, convertidos en turistas de masas en busca del typical spanish o como mucho made in Europe y no, por supuesto, del made in China y sus variantes. ¿Comprarán ellos las villas y apartamentos frente al mar? ¿Habitarán los resort golfísticos que alfombran los secarrales cercanos a nuestras costas mediterráneas? ¿Terminarán haciendo lo que los naturales: instalarse en Madrid y buscarse un apartamento en la playa? Por si acaso, no pierdan ustedes de vista a los promotores: allí donde ellos compren terreno, por escarpado que sea, planten ustedes cerca un geranio, aunque sea en maceta. Seguro que aciertan. ma evaluación global, este mes, fue demoledora. No hablo de dinero, sino de emociones y sentimientos dijo la perito de la acusación M. J. ÁLVAREZ MADRID. Los daños psicológicos de las víctimas directas de la espiral de violencia que desató el 3 de abril de 2003 en la Fundación Jiménez Díaz, conocida también como La Concha la doctora Noelia de Mingo Nieto de 34 años, diagnosticada de esquizofrenia paranoide, centraron ayer la quinta sesión del juicio que se celebra contra ella. Su brutal acción causó la muerte de tres personas- -la de la médico residente de cuarto Leilah El Ouamaari, la de la paciente Jacinta Gómez y la de Félix Valles, que acudió a visitar a su mujer- y dejó heridas de diversa consideración a otras siete personas. El Ministerio Fiscal solicita por estos hechos una pena de 65 años y once meses de prisión, mientras que las acusaciones particular y popular solicitan 85 años y cinco meses. Durante las dos vistas de esta semana será el turno de los peritos. En la de ayer, con menos atención mediática y de público que hace siete días, la estrategia de la defensa estuvo centrada, única y en exclusivamente, en minimizar las secuelas que padecen de los familiares de los afectados. La madre y el novio de una de las fallecidas, a su llegada a la Audiencia JAIME GARCÍA De Mingo acuchilló con tal intensidad que llegó a romper varias costillas Hasta el mango Así clavó el cuchillo que compró días previos a su espiral sangrienta la acusada Noelia de Mingo. Varias veces pronunciaron esa frase los testigos que declararon en el juicio la semana pasada, que hablaron de su saña y su fuerza brutal Ayer, de nuevo, ese extremo fue corroborado por el forense que realizó las autopsias de las víctimas y evaluó los daños de los heridos. Empleó una fuerza considerable, de tal intensidad, profundidad y con tanta agresividad que a algunos les lesionó las costillas: se las rompió indicó Taisir Tawfig. Fue el caso de Jacinta Gómez. También aludió a Leilah El Ouaamari, a la que asestó cinco puñaladas. La que le costó la vida, de 24 centímetros, le atravesó el pecho de lado a lado, con orificio de entrada y salida, afectando a ambos pulmones y al corazón Respecto al arma homicida, de entre 10 y 15 cms de hoja el inspector de policía que compareció ayer dejó entrever que el orificio que tenía la acusada en el bolsillo derecho de la bata pudo haber sido intencionado, para ocultarlo y que no sobresaliera el mango Interrogado sobre cuándo pudo hacerse el agujero en la prenda, respondió: No se sabe Vivencia continúa de los hechos En primer lugar declaró la psicóloga de la acusación particular, María Luisa Baranda, encargada de hacer el informe pericial sobre los familiares de los fallecidos. Recalcó que todos ellos sufren estrés postraumático, un trastorno que se caracteriza por la vivencia constante de los hechos, taquicardia y sudoración, que se ha cronificado. Esto no hubiera sucedido si hubieran recibido apoyo y terapia psicológica desde un primer momento por parte de la clínica aseveró. Además, añadió que la mayoría padece ansiedad generalizada, depresión y un acusado sentimiento de culpa, que fue desgranando, uno a uno en cada hijo, esposa, madre, hermano, novio... Estas afirmaciones fueron cuestionadas por una de las dos psicólogas de la aseguradora de la defensa, Begoña Arbullo. Consideró extraño que todos padecieran el mismo trastorno, ya que éste depende de la vulnerabilidad de cada sujeto y un elemento traumático es necesario pero no suficiente si bien, no pudo negar que así fuera. Otra de sus quejas fue que el estudio se realizó muy pronto (septiembre de 2003) sin que hubiera pasado el tiempo suficiente para que los afectados hubieran estabilizado su situación Baranda replicó que los afectados han sido evalua- Yo no hablo de dinero, sino de sentimientos y nadie ha entendido su dolor dice la experta de la acusación La perito de la aseguradora de la defensa reconoció que no había examinado a ningún afectado dos en reiteradas ocasiones de forma individual y conjunta; la última vez, a principios de mes, fue demoledora y las patologías persisten. La perito de la defensa indicó que nunca habían examinado a los afectados, ya que nos encargaron una opinión técnica en base al informe pericial ¿Por qué no exploraron a los pacientes si podían haberlo hecho? quiso saber la acusación. Porque no es conveniente replicó Arbullo. A la salida, Baranda manifestó: Nadie ha entendido su dolor; yo no hablo de dinero, sino de emociones y sentimientos