Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional MIÉRCOLES 17 5 2006 ABC Cae una red albano- kosovar, acusada de asaltar 67 chalés y organizada en células Utilizaban métodos militares y equipos de vigilancia para cometer sus delitos b La Policía les atribuye robos en Robo masivo en un pueblo de Lérida Fue un robo a destajo. Mientras los escasos 200 vecinos de El Vilosell dormían, una banda pasó por este pueblo leridano el pasado domingo y, entre las tres y las cuatro de la madrugada, desvalijó dieciocho locales y viviendas. Vehículos, ordenadores, bicicletas, una tragaperras, una cabina telefónica, garrafas de aceite, comida de los frigoríficos... A nada hicieron asco los cacos, que hubieran seguido su fructífero paseo de no ser porque se disparó la alarma del local social. Nadie les había detectado antes, ya que entraron silenciosamente en las viviendas tras forzar las puertas. Uno de los coches robados es el del alcalde, Josep Maria Nogué, que lleva incorporado un móvil desde el que se han efectuado llamadas a Rumanía. Un hilo para comenzar la investigación. viviendas y naves industriales en Barcelona, Cádiz, Granada y Valencia; actuaban con los habitantes de la casa en su interior C. M. MADRID. Extremadamente violentos, con métodos militares e infraestructura muy sofisticada para dar los golpes- -como inhibidores de alarmaso visores nocturnos- y con una gran movilidad para huir o cambiar de escenario De esta forma definen los investigadores de la Comisaría General de Policía Judicial del CNP a los miembros de la banda de albano- kosovares desarticulada en los últimos días en varias provincias. Se les acusa de 67 robos en viviendas y naves industriales y los 18 detenidos estaban organizados en células para repartirse el trabajo según informó ayer la Dirección General de la Policía. Elegían como territorios las grandes ciudades, donde se dedicaban básicamente a los pisos, y las áreas metropolitanas de las mismas en las que alternaban pisos y chalés. En Valencia por ejemplo cometieron varios asaltos tanto en la ciudad, como en las poblaciones de Torrente y Mislata. No tienen nada que ver con otros violentos asaltos protagonizados por bandas que aún no han sido detenidas también en la zona del Levante. La operación se ha desarrollado en los últimos días, de forma simultánea en varias ciudades. Los 18 detenidos en el servicio, coordinado por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (Udev- Central) actuaban en grupos compuestos por entre tres y seis personas y desplegaban una extremada violencia en el caso de verse acorralados o si sus víctimas les hacían frente. Las investigaciones y arrestos se han producido en puntos tan dispares como Madrid, Barcelona, Cádiz, Granada y Valencia. El grupo estaba muy especializadoen cuanto a su actuación, de modo que en cada célula había un experto en conducción de evasión, otro en apertura de cerraduras o cajas fuertes y un tercero en inhabilitación de alarmas. El cabecilla, también detenido en la operación, responde a la identidad de Gabriel W. Pasaba temporadas con cada una de las células para supervisar y coordinar su actividad delictiva. La investigación policial comenzó a relacionar unos robos con otros debido a la similud del modus operandi y a que los delincuentes contaban con sofisticados medios técnicos, como inhibidores de alarmas o visores nocturnos (algunos de los cuales han sido requisados) así como radiales, cinceles, mazas, linternas, guantes y comunicadores. También disponían de una amplia infraestructura, tanto de alojamiento como de vehículos. Estratégicamente, cambiaban de alojamiento cada cierto tiempo para eludir la acción policial. Según la Policía, la banda cuidaba mucho los detalles antes de proceder al asalto. Así, primero efectuaban un barrido en el que detectaban la existencia de alarmas, las vías de huida o si había vigilantes de seguridad. Después, actuaban siempre de noche enviando primero un vehículo lanzadera que advertía de la posible presencia de Policía. Cuando finalmente asaltaban la vivienda o la nave industrial, dos coches permanecían recorriendo la zona para cubrir a los asaltantes. El dinero obtenido lo enviaban a su país de origen a través de empresas dedicadas a tal efecto. Las primeras detenciones se produ- jeron el pasado 4 de mayo. Fueron las de los miembros de la célula que operaba en Cataluña y Valencia. Cinco días más tarde, la Policía detuvo a otros tres individuos mientras intentaban robar en un restaurante cuando estaba cerrado y en esa misma noche se arrestó a otros cuatro miembros de la banda, autores de varios robos con fuerza. Córdoba, Granada y Málaga fueron los siguientes escenarios de las detenciones. En la carretera que une estas dos últimas ciudades fueron detenidos cuatro albano- kosovares con el botín obtenido en el robo a un chalet cometido horas antes del arresto. Finalmente, en Madrid se detuvo a siete miembros más de la banda, a otros tres en Barcelona y el resto, ocho, entre Granada y Málaga. El ex asesor de Urbanismo, Juan Antonio Roca, conducido ayer a los juzgados de Marbella EFE El juez de Marbella interroga a Roca sobre papeles investigados por la Audiencia Nacional J. M. CAMACHO MÁLAGA. El ex gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, y la ex primera teniente de alcalde del Consistorio marbellí, Isabel García Marcos, encarcelados en la prisión provincial de Alhaurín de la Torre (Málaga) desde principios del mes de abril por la trama de corrupción inmobiliaria e institucional en la localidad malagueña, declararon ayer ante el juez Miguel Ángel Torres, que investiga estos hechos. García Marcos compareció en el Juzgado por segunda vez desde su ingreso en la cárcel, hace ahora 43 días, pues el pasado viernes declaró en otra causa abierta por un presunto delito urbanístico. En cuanto a Roca, ayer fue interrogado en relación con una serie de documentos, algunos de los cuales fueron hallados en los registros de la operación Malaya mientras que otros fueron remitidos al Juzgado de Marbella por la Audiencia Nacional, donde se tramita el caso Saqueo I en el que el ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento marbellí también está implicado. Según su abogado, José Aníbal Álvarez, se trata de documentos muy antiguos, de más de 15 años que no tienen trascendencia alguna El letrado aseguró también que Roca, que se encuentra animado contestó a todas las preguntas que le formuló el juez Torres. Los dos implicados en la operación Malaya llegaron al Juzgado sobre las nueve de la mañana en furgones de la Guardia Civil y fueron trasladados esposados a las dependencias judiciales. Roca se encuentra en prisión desde el pasado 1 de abril imputado por los delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, cohecho, tráfico de influencias, inductor a la prevaricación, alteración de precios en concursos y subastas públicas, malversación de caudales y delito contra la flora y la fauna, entre otros.