Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA NUEVA AVALANCHA DE INMIGRANTES MIÉRCOLES 17 5 2006 ABC ZP EMPIEZA A DAR MIEDO os chicos de Zapatero en Madrid quieren quitarse de encima la pesadilla de Maragall, del pacto de Tinell y del tripartito. Voluntarios que son. Les pone tan nerviosos el inmenso fracaso catalán que se dedican a especular con cambios de poder en el PSC y con nuevas e inconcretas alianzas en el Gobierno catalán (obviamente presidido por el PSC) Una fuga hacia delante. Los analistas y propagandistas de Zapatero deberían calmarse un poco. No es recomendable obviar la realidad nunca, pero, sobre todo, cuando se trata de hechos tan trascendentales como el Referéndum del EstaCÉSAR ALONSO tuto o las elecciones auDE LOS RÍOS tonómicas que convocará y presidirá Maragall. No Montilla. ¿Por qué estos chicos del PSOE se aturullan tanto, se tapan los ojos y dicen tantas insensateces en vez de hablar de lo que tienen que hablar, esto es, de que cuáles pueden ser los resultados del Referéndum... La respuesta es clara: son conscientes de que el Referéndum es una gran prueba no sólo para Pascual Maragall, sino también para Zapatero, que fue quien lo planteó y lo sacó adelante como el primer acto de su nuevo modelo de Estado. En este sentido, las perspectivas son terribles; las encuestas dan resultados humillantes para el sí al Estatuto, no sólo en relación con los cinco millones de ciudadanos censados, sino en relación con la posible participación. Desde luego, no va a poder hablarse de un triunfo popular como debería corresponder al nacimiento de una nación Tenebroso para Cataluña, a Zapatero le alcanzarán los resultados. Él ha sido el autor del Estatuto... Después llegarán las elecciones autonómicas de Maragall, no de Montilla. Sobre ellas pesarán, obviamente, los resultados del Estatuto y, puestos a hacer predicciones, cabe decir que ERC seguirá siendo la clave del futuro gobierno catalán. Por esa razón, al día siguiente de prescindir de la colaboración de los republicanos, Maragall estaba ya apostando por una reedición del tripartito. Con los ojos en blanco y la voz aguardentosa vino a decir que el govern de izquierdas había sido la- mayor- ocasión- que- vieron- los- siglos- enCataluña. En estos dos primeros años Zapatero ha puesto en marcha los mecanismos que van a convertir su legislatura en la más oprobiosa de la democracia... y la más peligrosa desde el punto de vista de la paz nacional Ahora van a ir llegando las pruebas. Implacables. Sin duda, la más brutal va a ser la que venga del País Vasco. La entrevista de Gara que ha dado a conocer ABC, ha sido un aldabonazo para muchos ilusos. Se preguntan por el sentido tan poco común de Zapatero. Comienzan a tener miedo. L La mayoría de los inmigrantes que buscan nuestras costas lo que anhelan es una salida a su desesperación Los males estructurales de África, convertida en una olla a presión y la bonanza europea como solución más rápida empujan a miles de subsaharianos. No importa el precio que paguen por ello Crónica de una avalancha anunciada TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA ENVIADO ESPECIAL EL AAIÚN (SAHARA OCCID. España y Marruecos han conseguido reducir el número de embarcaciones que en los últimos años había disparado las entradas de inmigrantes clandestinos desde las costas del reino alauí y del Sahara Occidental hacia el sur de la península ibérica y Canarias. Dos pasos han sido fundamentales. Por parte española, la instalación del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) que permite a las Fuerzas de Seguridad detectar con más frecuencia la salida y navegación de las pateras antes de que lleguen a su destino. Por parte marroquí, una mayor concienciación del problema y un mayor ahínco a la hora de hacerle frente, sobre todo desde que las relaciones bilaterales mejoraron con el cambio de Gobierno propiciado por las elecciones de marzo de 2004. Pero a pocos escapa que el embudo que se estaba originando en Marruecos iba a estallar por alguna otra parte del continente. Cuando en el pasado otoño Rabat puso fin de forma dramática a la crisis de las vallas de Ceuta y Melilla con el abandono en el desierto de centenares de inmigrantes, algunos de ellos intentaron la vía marítima desde costas argelinas. Las mafias y los cabecillas de los propios subsaharianos intentaron fletar expediciones desde las playas de Orán, a poco más de un centenar de kilómetros de Almería, según supo ABC de fuentes cercanas a los emigrantes. Pero todo apunta a que el celo de las autoridades argelinas en su litoral impidió abrir esa nue- va vía, mucho menos peligrosa y más rápida que la que emplean en la actualidad los cayucos. Los testimonios recogidos por este corresponsal en Nuadibú el pasado mes de marzo apuntan a que los jóvenes seguirán intentando llegar a territorio europeo a cualquier precio, incluso su propia vida. Insisten en que lo que les empuja fuera de sus países no son simples caprichos aventureros de fin de semana. En aquella primera avalancha de embarcaciones que zarpaban desde las playas de Nuadibú salieron algunos de los subsaharianos que fueron repatriados desde Marruecos a sus países durante la crisis de las vallas, pocos meses antes. Aquella dramática experiencia no bastó para que abandonaran la idea de emigrar sin papeles. La bonanza de Occidente, solución El Gobierno español se apresuró entonces a enviar a Mauritania a los números dos de Exteriores, Bernardino León, e Interior, Antonio Camacho, que anunciaron que se iban a poner en marcha patrullas conjuntas entre aguas de la república islámica y el archipiélago canario. Da Es una cuestión entre morir arrodillados ante la cruda realidad africana o hacerlo ahogados buscando una vida mejor en Europa la impresión de que Madrid se mueve a golpe de avalancha de cayucos y que el ritmo de llegada de éstos marca las actuaciones gubernamentales. Nada se volvió a saber de aquellas patrullas hasta que hace unos días las autoridades españolas le volvieron a ver las orejas al lobo con Canarias desbordada. Ese lobo es casi todo un continente a la búsqueda de una válvula de escape a sus numerosos problemas. Muchos de sus habitantes ven en la bonanza de Occidente una solución. En Mauritania todos sabían que lo que está ocurriendo estos días iba a volver a ocurrir. No sólo las autoridades no cuentan con medios para hacer frente a la presión migratoria, sino que el día en que se logre impermeabilizar las costas de este país las mafias se irán con los desesperados inmigrantes a otra parte. Esa otra parte comienza a ser cada vez con más frecuencia Senegal. Si Nuadibú es la primera ciudad mauritana después del Sahara Occidental, que controla Marruecos, San Luis de Senegal está bañado por las primeras aguas atlánticas senegalesas, justo en la frontera sur mauritana. Más abajo vienen Guinea Bissau y Guinea Conakry, desde donde ya hay testimonios, según confirmó Cruz Roja, de que ya han partido algunas expediciones. Y enfrente están las islas de Cabo Verde. No importan los kilómetros, ni los días de travesía, ni los peligros. Para ellos es una cuestión entre morir arrodillados ante la cruda realidad africana o ahogados intentando buscar una vida mejor en Europa.